icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | Empresas

Vitaterra y Vitabión RILes: Soluciones Orgánicas para el Agro y la Industria

Gracias a un departamento de investigación y desarrollo de avanzada, Industrial Leyda elabora abonos, bioestimulantes y un biodegradador de materia orgánica, que están revolucionando el mercado agroindustrial y de producción frutícola. Sus aplicaciones, sin embargo, podrían extenderse a nuevas funcionalidades, como fungicidas y nematicidas, y para otros usos que todavía se están investigando.captura_de_pantalla_2015-12-22_a_las_13.40.22Industrial Leyda Ltda. forma parte de Empresas Ariztía y es líder en la producción de abonos orgánicos de alta calidad, derivados de guanos de aves. Sus biofertilizantes se obtienen a través de la  estabilización de las camas de pollos y por la acción de microorganismos benéficos específicos, permitiendo reutilizar las camas donde se crían las aves en forma indefinida.
captura_de_pantalla_2015-12-22_a_las_13.40.34Se trata de una técnica que comenzó a implementar hace 7 años. Actualmente, se encuentra en proceso de obtención de patente en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) y está en vías de certificar una huella de carbono reducida para la producción de carne de pollo en Ariztía.

El proceso consiste en que, una vez lograda la estabilización del guano (son alrededor de 18.000 toneladas al mes), se extraen de zonas particulares del subproducto, cepas específicas bacterianas que son parte de la flora normal intestinal del pollo. Para realizar este procedimiento, la empresa cuenta en su campo de Melipilla con una estación experimental-comercial con bio reactores, cocedores y equipos específicos digitales para controlar los parámetros. Las cepas bacterianas tienen múltiples aplicaciones en la agricultura, la industria pecuaria y residencial.

Productos de Calidad

Vitaterra, además, tiene la línea Vitabión Bioestimulante. Es un producto líquido integrado por nutrientes solubles, con una alta concentración de microorganismos benéficos que actúan como promotores del crecimiento y biocontroladores de las plantas. Se comercializa en bidones de 20 litros y puede ser utilizado a través de fertirriego y aplicación foliar. “Favorece el desarrollo de raíces, por lo que aumenta la capacidad de captación de nutrientes en la planta. Aumenta sus defensas frente al ataque de hongos, larvas de insectos y nematodos, entre otros beneficios”, explica Jorge Freire Alcaíno, gerente de I+D de Industrial Leyda.  captura_de_pantalla_2015-12-22_a_las_13.40.41Uno de los productos elaborados por Industrial Leyda que está revolucionando la industria pecuaria, es: Vitabion RILes: 100% natural, inocuo para el hombre y el medio ambiente, fue desarrollado para el tratamiento de residuos industriales líquidos como purines de cerdos,  guanos de  ponedoras, renderings, plantas de cecinas, pozos sépticos e industrias cuyo trabajo conlleve la generación de deshechos ricos en materia orgánica que puedan ser susceptibles de originar malos olores y contaminación.

“Este producto, que viene listo para uso, en bajas dosis degrada la materia orgánica aun en ambientes anaeróbicos”, dice Jorge Freire. Actualmente, la empresa produce 35.000 litros mensuales de Vitabion. De ellos, exporta más de 18.000 litros al mes al Perú y el resto lo entrega a destacados productores nacionales que han evaluado sus beneficios.

La investigación del equipo  I+ D  de Industrial Leyda, compuesta por una ingeniero agrónomo, una ingeniero de procesos y dirigida por el médico veterinario Jorge Freire, profesional con más de 35 años en el área avícola, continúa. Ya se han producido fungicidas y nematicidas naturales, que se encuentran en vías de obtener los registros SAG respectivos, y queda un largo camino por recorrer. “Hay mucho por aprender e investigar todavía, ya que el potencial de los microorganismos es enorme y aún con vetas y aplicaciones desconocidas”, concluye el gerente de I+D de la empresa.

captura_de_pantalla_2015-12-22_a_las_13.40.48