icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Nogales

03 de abril de 2017

Visión de Francisco García Huidobro: los programas en nogales deben ser lo más livianos que sea posible

Visión de Francisco García Huidobro: los programas en nogales deben ser lo más livianos que sea posible

Con los precios de las nueces a niveles bastante menores que en años anteriores, el margen para los costos se reduce. Conversamos con uno de los consultores más reconocidos del país acerca de las tecnologías más “rendidoras” en términos económicos. Portainjertos clonales, riego, fertilización, monitoreos, equipos de cosecha, entre los puntos abordados. La visita a campo sirvió también para conocer una experiencia de complementariedad entre nogales y almendros.

El especialista en nogales Francisco García Huidobro, en su desempeño como asesor cubre 6.500 ha, según estima. Al momento de la entrevista, recién había sido contratado para asesorar a una empresa productora de nueces en Australia.

fco

Francisco García Huidobro, asesor de nogales en Chile y Australia.

–¿Por qué crees que los australianos vinieron a buscar un experto en Chile?

–Porque nos va súper bien. Somos número uno en calidad y productividad de nueces a nivel mundial. Somos más prolijos, menos industriales. Y también tenemos condiciones naturales, para qué estamos con cosas. Aquí el vigor es más bajo, entonces tenemos fruta por todos lados. En California los nogales dan una sombra muy buena para hacer un asado debajo, pero mala para la producción. También influye el mayor costo de ellos en mano de obra.

PORTAINJERTOS CLONALES CON ALTO PORCENTAJE DE ÉXITO EN REPLANTE

Sin embargo, todavía nos nutrimos en parte considerable de las innovaciones tecnológicas norteamericanas. De los portainjertos clonales californianos (ver Redagícola 69, abril 2015), VX211, RX1 y Vlach, llamados Paradox de manera genérica, solamente este último se ha difundido de manera comercial por viveros en Chile, puesto que se encuentra liberado, no paga royalty, según indica García Huidobro. El especialista destaca su utilidad en el replante:

–Hoy el gran problema es que se te muera una planta, la sacas, y que prospere una planta nueva sobre patrón Juglans regia es muy difícil. Hemos puesto dos plantas de reemplazo, hemos cambiado suelo, hemos fumigado, hemos hecho mil cosas y al final la mayoría se termina muriendo igual. Con los patrones Vlach el porcentaje de éxito es mucho mayor, sobre todo en suelos que han tenido fitóftora.

Una gran limitante en el país ha sido la dificultad técnica de propagación de estos patrones, por lo cual “la oferta anual ha sido inestable”, apunta el asesor. Eso llevó a que un vivero (Natividad) haya optado por traer plantas in vitro de California. Para tal fin, se logró que el SAG y el USDA hicieran los protocolos de autorización sin tener que pasar por cuarentena en Chile. Lo anterior abre la posibilidad contar con un material “obtenido en la fuente”; compras el original”, indica el especialista.

–¿Estamos en el inicio de una tendencia a plantar todo con portainjertos clonales?

–No sé si todo, pero el empresario que quiera hacer las cosas bien, yo te diría que sí. Además de las buenas experiencias con replante, tengo un cliente que plantó sobre un suelo muy pesado. En el sector en que usó J. regia tuvo muerte de algunas plantas; en el caso de Vlach, ninguna. Y los árboles se ven más grandes, con mayor vigor.

–Se ha oído decir que Chandler sobre Vlach resulta menos productivo.

–Es un mito, produce la misma cantidad de nueces, no he visto diferencia. Al contrario, hoy día un portainjerto con menos problemas de agallas, de nematodos, de fitóftora, siempre va a dar un plus. Ahora, si haces las cosas mal de todas maneras tendrás problemas, porque esto no es magia, pero en general vas a conseguir un mejor comportamiento cuando las condiciones no son óptimas. Además, los patrones clonales son todos iguales, por lo que el huerto tiende a tener mayor homogeneidad.

–¿Cuál de los tres clonales tiene mayor penetración en California?

–Vlach es el más antiguo, pero hoy te diría que consistentemente el RX1 se está usando para plantar nogales sobre nogales y el VX211 para replante. No obstante todos plantan sobre Paradox, entre otras razones porque tienen la enfermedad del Black line que afortunadamente no existe en Chile.

RIEGO Y FERTILIZACIÓN SON LA CLAVE PARA ACERCARSE A COSTOS DE 1 DÓLAR/HA

Francisco García Huidobro plantea que es posible sacar 10.000 kg de nuez/ha. Señala que dos de sus clientes asesorados sobrepasaron esa cifra e incluso uno puede acercarse a los 12.000 kg/ha. El tema es que su objetivo como consultor se dirige a que el cliente “gane la mayor plata posible”, para lo cual resulta clave preocuparse no solo de los rendimientos, sino también de los costos:

–Puedes producir 7.000-8.000 kilos de nueces de buena calidad gastando 7.000-8.000 dólares, por ende, el costo directo debiera ser de US$1/kg, máximo US$1,30. El grueso de los productores con los que trabajo está en esas cifras.

nogal

Todo parte por hacer las cosas bien en riego, primero, y luego en fertilización:

–No se saca nada con aplicar todo el nitrógeno (N) del mundo si se está regando mal y la planta no lo puede tomar, ni podrá aprovechar el potasio (K) si las raíces se encuentran asfixiadas con agua.

Para el control del riego aconseja un mix de herramientas de evaluación, donde incluye calicatas, sondas y bomba de Scholander cuando se cuenta con ella. La idea es confrontar entre sí los índices que entregan los equipos y lo que se observa: “nada es 100% parejo, tienes una variabilidad de suelos y árboles, por lo cual debes hacer varias mediciones para trabajar con un promedio”.

En nutrición por lo general se mueve entre 200 y 250 unidades de N, 150 a 250 de K, 30-50 de magnesio (Mg), 40 unidades de fósforo (P), 2-3 aplicaciones de zinc (Zn). Lo anterior es una referencia, porque todo depende del suelo, del estado de los árboles, la carga, el calibre y, por supuesto, del agricultor. Los resultados de análisis foliares y sondas de monitoreo nutricional a distintas profundidades completan esas observaciones para preparar el programa nutricional. El ideal es disponer del servicio de monitoreo que entrega resultados mensuales durante la temporada de noviembre a abril, lo que permite enfrentar el surgimiento de algún problema puntual; por ejemplo, de sales o acumulación de cloro.

Conductividades altas y concentraciones de cloro sobre 3 a 4 milimhos, frecuentes en la Región Metropolitana, lo llevan a preferir el uso de nitratos en esta zona. En la medida que se cuenta con agua de mejor calidad, como ocurre hacia el norte, en suelos francos o franco-arenosos de baja retención, utiliza inhibidores de nitrificación.

huertos RM

Los huertos en la Región Metropolitana suelen enfrentar altas concentraciones de cloro en el agua de riego.

En enero revisa los análisis foliares para verificar el balance de la fertilización y ver la necesidad de corregir, en febrero-marzo, la deficiencia de algún elemento que pudiera impactar en la temporada siguiente.

INTERVENIR POCO, NO APLICAR POR APLICAR

Junto con Fabricio Vercellino formó una empresa para evaluación de productos. Todos los derivados de algas que han testeado, afirma, tanto DE Ecklonia maxima como Ascophylum nodosum, generaron un beneficio económico en relación a los testigos sin tratamiento, en aspectos como porcentaje de pepa, calibre, calidad de cáscara, tolerancia a sales, tamaño y color verde de las hojas (poder fotosintético).

–Dependiendo del agricultor y los kilos de producción previstos, hago entre tres y cuatro aplicaciones de algas desde inicio de floración hasta fruto cuajado, prácticamente cada dos semanas. Mi programa es bien liviano en términos de costos –puntualiza–. Cianamidam de todas maneras, pre-brotación. Si el huerto ha tenido escamas, también un control pre-brotación y luego cobre. A diferencia de programas donde me ha tocado ver que aconsejan aplicar dos productos contra pulgones, por ejemplo, cuando basta uno, yo recomiendo el monitoreo de las plagas con el fin de no aplicar por aplicar. En un campo de 500 ha, a 30 dólares/ha son 15.000 dólares solo en producto. Por otra parte, cada vez que utilizas un insecticida, desbalanceas el sistema: si eliminas polilla, te molestan las arañitas o los pulgones. Soy partidario de intervenir lo menos posible para que el sistema se autorregule. Eventualmente también uso productos basados en auxinas y citoquininas en huertos decaídos.

Entre los productos que no recomienda se encuentran los bloqueadores solares. En su opinión, el buen manejo del riego mantiene un árbol hidratado y eso es suficiente para evitar el problema:

–Las nueces se queman porque les falta el agua. De las 6.500 ha que asesoro, en ninguna se usan bloqueadores. La nuez se acostumbra al sol. Tú miras este huerto (estamos en el campo de la Comunidad Agrícola San Pedro), ¿cuántas nueces quemadas de sol hay? Prácticamente nada. ¿Por qué? Porque riegan bien. ¿Qué es más barato, regar bien o aplicar el producto…?

FORMACIÓN DE HUERTOS Y EQUIPOS DE COSECHA

Otro aspecto relevante del manejo es la formación de los huertos:

–Apuesto por llegar a la primera producción lo antes posible. El primer año se forma un eje de 4 metros, rebajamos a 3, formamos ramas laterales. Yo, podo; hago despuntes para obligar a la planta a que crezca. Un árbol que no podas tiene menor vigor y demora más en llenar el espacio.

Para “no pasarse la vida pagando la maquinaria” a su juicio la inversión en equipos de cosecha se justifica a partir de unas 60-70 ha de superficie, incluyendo shaker, sweeper, harvester, convoyer, coloso, elevador. Si no es posible recoger del suelo, por piedras, por estar en ladera o por la presencia de camellones, el side by side es la opción. “Pero no resulta lo óptimo porque siempre dependes de la gente”. Estima que los sistemas europeos son para superficies pequeñas, de unas 5 ha, “varios de mis clientes que compraron vibradoras y recogedoras europeas las están vendiendo y se han ido a las americanas”.

En superficies intermedias la alternativa es la contratación de servicios. Una producción un poco sobre 6.000 kg de nueces significa unos 10.000 kg húmedos, calcula, cuya cosecha manual vale alrededor de $150/kg. Eso significa $1.500.000/ha, contra 700 a 800 dólares del servicio mecanizado, vale decir unos $500 a 550.000. Además de ahorrar un millón de pesos por hectárea, hay otras ventajas, indica:

–No corres el riesgo de que falte gente, la cosecha es más corta, ganas en oportunidad, las nueces no se quedan en el suelo, no se oscurecen, no se mojan con riegos, tienes menos probabilidad de ataques de hongos y disminuyes el riesgo de robo.

–A tu juicio, ¿cuál es el mayor desafío actual de la producción de nueces en Chile, desde el punto de vista de manejo?

–El problema de las sales. La calidad de la fruta termina muy afectada en una planta cuyas hojas se secan y caen por salinidad, en comparación a una con sus hojas sanas y verdes. Productores que trabajan conmigo han instalado plantas de osmosis inversa para bajar su nivel en el agua de riego. Los regantes del Mapocho son los más afectados, con conductividades de del orden de 1,4. Las plantas de tratamiento con osmosis inversa las llevan a 0,7 y las plantas se ven notoriamente mejores. El costo puede ubicarse en torno a los US$1.000/ha/año, considerando la operación y la amortización de la inversión inicial, que es del orden de US$180.000-200.000 para una planta que cubra las necesidades de 40 ha.

–Se está hablando de precios a productor del orden de dos dólares y medio por kg de nuez con cáscara, ¿cuánto afecta el negocio esta baja respecto de años anteriores?

–El problema se presenta si gastas 12.000-14.000 dólares/ha para producir 6.000-7.000 kg/ha, porque un margen de ganancia de 30 centavos/kg es pésimo. Hoy para que el negocio sea atractivo hay que ser muy cuidadoso en los costos, que son lo que uno puede manejar, porque los precios los pone el mercado. Lo que tú controlas es llegar a buenas producciones con costos aceptables.

UNA EXPERIENCIA DE NOGALES Y ALMENDROS

Eduardo Díaz, gerente agrícola de la Comunidad Agrícola San Pedro, está a cargo del huerto de nogales en Calera de Tango, Región Metropolitana, asesorado por Francisco García Huidobro. Son 36 ha de nueces que comparten superficie con 54 ha de almendros Non Pareil, Carmel y Price.

Edo Diaz

 

Eduardo Díaz, gerente agrícola de la Comunidad Agrícola San Pedro.

–¿Qué tan buena es la combinación de ambas especies?

–Son bastante complementarias. Elegimos la variedad Chandler pensando en eso, porque si hubiéramos puesto Serr, más temprana, se nos juntaría con las almendras. La cosecha de almendro va normalmente desde la última semana de febrero hasta el 30 de marzo. La cola coincide con el inicio de Chandler. Aunque se nos juntan un poquito, podemos usar las mismas maquinarias. Comercialmente hay una complementación, también, en el sentido de que normalmente las mismas empresas, en el caso nuestro Pacific Nut y Frutexa, compran ambos productos. Eso hace el paquete que uno les entrega un poquito más interesante para los comercializadores.

–¿Cómo se comparan en mano de obra?

Son muy parecidos. Se pueden mecanizar bastante, esa es una de las razones por las cuales los plantamos. Nosotros hacemos poda y cosecha muy mecanizadas.

Eduarto Díaz señala que en su caso pusieron almendros mucho antes que nogales. Cuando plantaron estos últimos, en 2009, el negocio de la nuez resultaba mucho más atractivo, aunque ahora el resultado económico favorece a la almendra.

–Pero hay que trabajar con el precio promedio, no puedes hacer proyectos pensando en la situación de un año particular –reflexiona–. En almendras, históricamente, los proyectos hechos seriamente están calculados a un valor de 3 dólares por kilo de pepa. Hoy está a 10 dólares, súper bien, sin embargo no se van a mantener en el tiempo.

Francisco García Huidobro acota que se trata de bienes sustitutos, vale decir que cuando uno se encarece, los compradores empiezan a comprar más del otro. Esto se debe a que una gran parte del consumo corresponde a repostería y confitería.

–Yo creo que los precios van a tender a estabilizarse –considera Díaz–, probablemente las almendras tenderán a los 4 dólares y creo, una humilde opinión, que los precios actuales de la nuez llegaron para quedarse.

–No sé –discrepa García Huidobro– hace 20 años se vendía cerca de US$3,50/kg. Después subió el dólar y bajaron las nueces… Hace 6 o7 años costaban 2,5 dólares y luego se dispararon a 4,5. No hace mucho estaban sobre los US$5. Van sufriendo ajustes. Chile está siendo cada vez más incidente con su oferta en los mercados, pero al mismo tiempo se incrementa el consumo en China, en India, Turquía… También crece la demanda.

Redagrícola 77, abril de 2016

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados