icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Nutrición

22 de marzo de 2017

Uso de materia orgánica y mocroorganismos en el manejo integrado de la nutrición

Muchos de los grandes retos de la agricultura están relacionados con la producción de alimentos en cantidad y calidad pero también con desafíos tan importantes como mantener la calidad de los suelos en el tiempo. La optimización del uso de los recursos y el mantenimiento de la calidad del suelo es un reto fundamental para la sustentabilidad de la actividad agrícola y para los productores. En este artículo, la microbióloga colombiana María Mercedes Martínez (Ph. D.) explica cómo mantener o mejorar la calidad del suelo en un contexto de cambio climático y agotamiento de los recursos a través del desarrollo de manejos que permitan a la agricultura soportar los cambios ambientales y a la vez mantener la calidad del recurso suelo.

Hay dos grandes problemas a los que nos vemos enfrentados como especie y el más urgente de los dos es lo que se conoce con el cambio climático. La materia orgánica en el suelo también se ve afectada por el cambio global del clima y así mismo las poblaciones de microorganismos del suelo, los que –por ejemplo- se ven afectados por el cambio de temperatura y el aumento de CO2. Esto último porque todos respiran y el cambio incide en su respiración. 

La asociación Norteamericana de ciencias del suelo en un artículo publicado en la revista Crop Science (53:103-1010, junio 2012), incluye los siguientes aspectos entre los retos que deberá superar la agricultura en el período de 2025 a 2050:

Adaptación al cambio climático: producción de alimentos y calidad de estos

Resistencia a estrés biótico – pérdida de suelo

Biorecursos: protección de germoplasma

Biocombustibles: azúcar, celulosa, almidón. Optimizar el uso de biomasa con bajo imput

Optimización de los recursos manteniendo la fertilidad y calidad del suelo

Sistemas novedosos de manejo agrícola que soporten cambios ambientales, conservando la calidad el recurso suelo, diversidad, eficiencia y producción.

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.21.50 

Muchos de estos retos están relacionados con la producción de alimentos en cantidad y calidad pero también con problemas tan importantes como la manera de mantenener la calidad de los suelos en el tiempo. La optimización del uso de los recursos y el mantenimiento de la calidad del suelo es un reto fundamental para la sustentabilidad de la actividad agrícola y para los productores. ¿Cómo se puede lograr mantener o mejorar la calidad del suelo? Según María Mercedes Martínez, desarrollando manejos novedosos que permitan a la agricultura soportar los cambios ambientales pero además mantener la calidad del suelo.

¿QUE SE ENTIENDE POR CALIDAD DE SUELO?

Un suelo equilibrado, de calidad y sano se expresa en plantas sanas. En el gráfico 1 se observan los cuatro componentes principales del sistema suelo. Aire, agua, componente mineral y una pequeña parte que es la fracción orgánica del suelo. Esta última no supera el 5% en la mayoría de los casos, excepto en suelos en que el porcentaje de MO alcanza el 30%, los que se presentan en pocos lugares. Esa fracción orgánica pese a que es tan pequeña soporta la vida de todos los organismos que se encuentran en el suelo.

En el sistema suelo se encuentran diferentes horizontes pero la MO se va estructurando -en su fracción completa- en la parte superior donde comienza su proceso de mineralización, el que libera los nutrientes que están en la MO. Como vimos la MO puede estar constituida por distintos residuos o materiales –vegetales o animales- pero los componentes de cada uno de esos materiales pueden ser completamente diferentes. Un residuo de naranja de la agroindustria, por ejemplo, una cáscara de huevo o una papa pueden contener carbono en similares cantidades pero la forma en que se encuentra ese carbono es diferente y no solo el carbono viene ligado a la MO sino que también nitrógeno, fósforo y cada uno de los diferentes nutrientes. Lo más importante es saber qué tipo de materia orgánica se tiene en el suelo y qué fracciones puedo llegar a tener aportando residuos o nuevas forma de MO. Puedo tener una MO compostada o puedo tener una MO húmica, altamente fraccionada, y todas van contener carbono, nitrógeno, fósforo y otros elementos, pero dependerá de la forma en que ese carbono se va a hacer más o menos disponible en el suelo lo que va a facilitar la acción de los microorganismos. 

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.21.56

ACTIVIDAD MICROBIANA DEL SUELO

Si tomamos una muestra de los primeros centímetros de suelo para hacer un análisis, normalmente se recoge de los 0-20 o 0-40. En esos primeros centímetros del suelo se encuentra la mayor actividad microbiana ya que los microorganismos se concentran allí donde justamente se produce el fraccionamiento de la MO. Claro que se puede encontrar materiales orgánicos a mayor profundidad y así mismo microorganismos pero los primeros centímetros son aquellos donde hay una mayor actividad microbiana.

Esa actividad microbiana hace que se desarrolle y se estimule un proceso que es muy importante, esto es la rizogénesis. Esto significa generación de raíces, lo que buscamos para tener plantas de calidad y productivas es desarrollar raíces.

Raíces que no funcionan como un ente separado que forma parte de una planta, puede que parezca así pero los microbiólogos sabemos que no es así. La raíz no es solo ese órgano que penetra el suelo buscando agua y nutrientes para absorber ya que además es el soporte de millones de microorganismos que encuentran en la rizósfera una enorme cantidad de sustancias altamente solubles, muy ricas en vitaminas y aminoácidos, razón por la que se quedan allí.

Entonces, en los primeros centímetros del suelo se encuentra una gran cantidad de microorganismos, pero además, si sacamos la planta y sacudimos el suelo encontramos raíces con suelo de las cuales podemos obtener la mayor cantidad de microorganismos en relación al resto del perfil de suelo.

¿Por qué se quedan los microorganismos en la raíz? Porque obtienen azúcares -cadenas de carbono- provenientes de la fotosíntesis y a cambio van a aportar una gran cantidad de compuestos que van a beneficiar a la planta. En el caso de los nutrientes fósforo y potasio soluble, carbono soluble, y hay muchos microorganismos beneficiosos que como vamos ver ya han sido desarrollados como productos comerciales.

En la raíz ocurren esas relaciones, las que no necesariamente son simbióticas. Sin embargo, las relaciones más conocidas de la raíz con los microorganismos son simbióticas y son la causa de una enorme actividad química que genera toda una serie de compuestos. De este modo la raíz es parte del sistema suelo que la rodea y está asociada a un sin número de microorganismos que están adhiriéndose a esa raíz para generar relaciones de soporte.

LOS GRANDES PROCESOS DE LA RIZÓSFERA

La rizogénesis es el proceso más importante dentro del sistema de producción porque estimula a la planta a absorber, asimilar y crecer. Es por eso que la mayoría de los productos que se desarrollan para uso agrícola en el suelo o bien son para control biológico o son biofertilizantes.

En esa rizósfera o en ese proceso de rizogénesis se producen tantas relaciones que los microbiólogos recurrimos a un sistema para explicar cómo ocurren los controles en la rizósfera. Uno de los más importantes es el control biológico que hace la rizósfera, esa área de la raíz donde se dan las relaciones alelopáticas o de bioantagonismos, por ejemplo, o la inducción de resistencia, es decir, que generan en la planta una cierta resistencia o que actúan como ‘vacuna’.

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.22.03

El segundo gran proceso que ocurre en la rizósfera es el proceso de liberación de nutrientes en el que operan tres s

istemas: el sistema de solubilización, el sistema de mineralización y el de intercambio. La solubilización resulta de la existencia de muchos microorganismos que necesitan solubilizar nutrientes tales como fósforo, nitrógeno o potasio del suelo, los que se encuentran en estado no soluble.

Otros proceso muy importantes que se producen en la rizósfera son procesos físicos asociados a microorganismos que generan relaciones físicas con partículas de suelo dando origen a los microagregados y luego a los macroagregados, fenómenos que tienen fundamentos absolutamente biológicos. Comienzan a enlazarse unos con otros y a formar cadenas, lo que provoca cambios a nivel de las características físicas del suelo.

Un cuarto proceso importante en el ámbito rizosférico es lo que se conoce como bioremediación. Esto es la solución de problemas asociados a residualidad de productos químicos a nivel de planta o de fruto, los que pueden ser corregidos con microorganismos del suelo que son capaces de tolerar altas concentraciones y degradar esos productos químicos. Proceso llamado bioremediación.

¿CUÁLES SON LOS MICROORGANISMOS DEL SUELO?

Se encuentran miles de millones de microorganismos en el suelo y se dice que conocemos menos del 1% de las especies de estos microorganismos. Lo que más abunda en el suelo son bacterias, razón por la que la mayoría de los productos de aplicación al suelo son basados en bacterias. Los hongos son el segundo gran grupo y hay tipos de hongos que son muy conocidos. Los más destacados dentro de los bioproductos son los de género Trichoderma. Los hongos cumplen muchas funciones en el suelo pero para la agricultura una de las más importantes es la rápida degradación de la materia orgánica.

Los productos biológicos hay que usarlos de acuerdo a las características propias de esos productos. Por ejemplo, no se puede utilizar bacterias que crezcan en medios anaeróbicos en el suelo.

Otros hongos muy importantes son los que participan en los procesos de degradación de materia orgánica y que pueden servir como indicadores de que los procesos de mineralización se están llevando a cabo.

Otros organismos importantes del suelo son las algas, los nematodes –que pueden ser buenos y malos-, y así mismo los virus.

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.22.12

UTILIDAD AGRÍCOLA DE LOS MICROORGANISMOS

Dentro de este gran espectro de microorganismos para determinar los de utilidad en la actividad agrícola es muy importante –más que saber a qué grupo pertenecen- conocer la función que cumplen. Pueden ser buenos para degradar celulosa o para degradar, por ejemplo, taninos. Los grupos funcionales de bacterias se han ido desarrollando de la mano de los requerimientos nutricionales de las plantas. Es así que en nutrición hay cuatro grandes grupos funcionales de bacterias que se asocian a nitrógeno, fósforo, potasio y carbono. 

Grupos funcionales de microorganismos:

Fijadoras de N

Fosfato solubilizadoras

Controladores biológicos:

   -Actinomycetes

Degradadores de materia orgánica:

   -Actividad enzimática

El grupo de bacterias más antiguas conocidas son las fijadoras de nitrógeno, las llamadas rizobios. Pero existen muchos distintos géneros de bacterias que también son capaces de fijar nitrógeno. Cuidado que estas muchas veces se bloquean en sus sistemas de respirar nitrógeno justamente por exceso del elemento en el suelo.

Otros grupos funcionales muy importantes son los controladores biológicos y, dentro de los procesos de degradación de materia orgánica, son importantes aquellos que presenten la mayor actividad enzimática. La actividad enzimática es aquella capacidad que tiene un organismo de generar una enzima. La que se puede representar como una tijera que se utiliza para cortar cadenas largas en unidades más pequeñas. Por ejemplo, es el caso de la saliva que nuestro organismo utiliza para degradar almidón. En el suelo ocurre exactamente lo mismo y si se tiene un rastrojo, orujo, escobajo, etc., hay que degradarlo. Entonces, existen microorganismos que producen esas tijeras que nos permiten provocar o acelerar esa degradación.

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.22.20

A nivel de fijación de nitrógeno decíamos que las bacterias más conocidas son los rizobios. Son bacterias estrictamente simbióticas por lo que necesitan de una planta para poder cumplir su función. Pero existen otros microorganismos que no necesitan de una planta para realizar el proceso de fijación sino que adoptan formas fisiológicas diferentes. Cambian su morfología, se encapsulan, etc., para adherirse a la raíz y aprovechar la glucosa de la planta. Azotobacter, por ejemplo, es una de las bacterias interesantes y ya hay productos que contienen estos microbios. 

Los hongos de micorriza, dentro del grupo de los hongos, son muy reconocidos. Existen muchos géneros de micorrizas y se definen por grupos particulares por tipos de plantas, por ejemplo es el caso de las forestales o para pasturas, pero también existen muchos destinado a cultivos agrícolas. Hay productos que contienen mezclas de hongos micorrizógenos. Estos no son raíces pero se requiere de la planta para desarrollarse.

Los beneficios de la simbiosis de la micorriza comienzan por la producción de más raíces. En general los hongos de micorriza que se usan en agricultura tienen dos requerimientos importantes. En primer lugar necesitan nitrógeno y en segundo lugar fósforo.

Los procesos de consumo de fósforo y nitrógeno son altamente demandantes de energía por lo que no ocurren si no es necesario y hay que asegurarse de que en el suelo no haya una alta concentración de nitrógeno o de fósforo para que se produzca el proceso de fijación y de suberización. En suelos con altas concentraciones de los mencionados elementos se inhiben los procesos de micorrización e incluso los procesos de fijación de nitrógeno (en el caso de las bacterias).

La micorrización presenta muchos efectos y entre los que más se destacan hoy en agricultura es su efecto bioestimulante. Otro efecto observable de las micorrizas es la mayor longitud de raíces, es decir, cuando se arranca la planta se puede observar un mayor sistema radicular. Estos microorganismos se manifiestan produciendo enzimas o fitohormonas de crecimiento que se traducen en un mayor desarrollo aéreo, de raíces, etc. Si ese mayor desarrollo se debe al efecto de las micorrizas se puede definir mediante análisis de laboratorio.

Otra de las funciones importantes de los microorganismos del suelo es el reciclaje de nutrientes del suelo, entre los que, además del nitrógeno, son importantes el fósforo y el potasio. El fósforo es uno de los elementos que menos movilidad tiene en el suelo, lo que dependerá en gran medida del pH, pero los microorganismos necesitan fósforo. Entonces, el proceso de solubilización está dado por grupos de microorganismos que presentan la capacidad de producir ácidos y de bajar el pH del suelo de la rizósfera y de esta forma solubilizar el calcio y al magnesio que sujetan al fósforo (P). Ya que el P a pH alcalino está sujeto a esos cationes y los organismos lo solubilizan para sobrevivir en esas condiciones. Ese mecanismo fisiológico que muestran muchas especies de bacterias fue estudiado y aprovechado por muchos investigadores incluso desde finales del siglo IXX, hasta qua aparecen por primera vez en Cuba productos microbianos a base de bacterias fosfato solubilizadoras. En paralelo se dieron cuenta que cumplían un rol similar con otros nutrientes. Ese es un efecto de hongos y bacterias que se obtienen de la necesidad que esos microorganimos tienen de esos nutrientes.  

Hongos de micorriza 

Esporas- compost

No son raíces

Pueden ser estimuladas por microorganismos del té de compost

Producen elongación de raíces

Protección

Nutrición: P y N

Los beneficios de la simbiosis

Incremento en la absorción de nutrientes

Recuperación de suelos

Producción de hormonas

Control de fitopatógenos

Estimulación enraizamiento y crecimiento

Mejora supervivencia y desarrollo durante aclimatación

Tolerancia a estreses abióticos

Incremento producción frutos

Uniformidad en la producción

BIOFERTILIZANTES DE USO AGRÍCOLA

Todos estos mecanismos que se han descubierto llevaron al desarrollo de los bioproductos de uso agrícola. También se han desarrollado variantes en salud humana, tales como los probióticos, o de uso en ganadería.

A nivel agrícola el primer biofertilizante que se comercializó fue en base a rizobio y hasta hoy día se comercializan productos de ese tipo. Los que se utilizan para fijación de nitrógeno y además como bioestimulante. Esa capacidad de fijar nitrógeno hizo que a esos bioproductos de uso agrícola se les llamara biofertilizantes.

Biofertilizantes son todos los productos biológicos asociados a movilizar nitrógeno, fósforo y potasio en el suelo, e incluso hay algunos capaces de movilizan hierro, los que son utilizados en el cultivo del arroz. La gama de biofertilizantes se fue ampliando y hoy en el mercado hay miles de biofertilizantes.

Existen otras bacterias que podrían ser llamadas de amplio espectro, como las PGPR, las que son promotoras de crecimiento vegetal y cuyo efecto se orienta a la producción de fitohormonas, aminoácidos o vitaminas. El efecto de la PGPR proviene por ejemplo, de la producción de giberelina, y se manifiesta en el desarrollo radicular.

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.34.41

MUY USADOS EN INVERNADEROS

Los PGPR se está utilizando muchísimo a nivel de invernadero y estos productos pueden tener bacterias promotoras de crecimiento vegetal, las que así mismo se adhieren a la superficie de la raíz. Algunos generan diferencias en longitud, otros en biomasa radicular, pero en general son efectos que son más fáciles de observar a nivel de invernadero porque a nivel de campo abierto es necesario evaluar muchos factores para determinar si son o no son la causa del desarrollo.

Uno de los sistemas en que se utilizan más este tipo de bioproductos son los viveros, viveros de flores o de propagación, en los que se requiere obtener a partir de una planta madre esquejes de buena calidad para seleccionar. Normalmente a esos esquejes se los sumerge en ácido indolacético, por ejemplo, para conseguir estimulación radicular.

Muchos bioproductos se pueden mezclar en el sustrato. Es decir el sustrato es enriquecido con microorganismos de suelo que tengan la capacidad de promover particularmente el crecimiento radicular. Si bien hay microorganismos capaces de soportar en condiciones de compost inmaduro pero no necesariamente en materiales crudos ya que estos contienen una altísima concentración de nitrógeno y cuando se los inocula con microorganismos, estos se mueren. Pero sí tienen efecto en los materiales finales. El proceso de las flores en los invernaderos suele durar cerca de tres meses hasta la flor y en ese proceso se puede hacer seguimiento de la producción de sustancias estimuladoras de la planta, ya sea analizando directamente las sustancias químicas en la planta o a nivel de rizósfera. Se puede observar en las raíces, para lo que se usan colorantes especiales para detectar la cantidad o la concentración de ácido indolacético en las raíces.

MICROORGANISMOS DE BIOCONTROL

Otro gran grupo de microorganismos son aquellos que se utilizan para el control de plagas del suelo. Por ejemplo, hongos que parasitan nematodes. Dentro de ese gran grupo de microorganismos y de bioproductos, el primero y más importante por ser el más antiguo es el de los trichodermas. Básicamente presentan un efecto micoparasítico (mico es prefijo de hongo). Este es un proceso por el cual el hongo es capaz de generar sustancias, de amarrar físicamente o incluso de evitar por distancia a otro organismo y así rechazarlo, en este caso a otra especie de hongo. 

Existen muchos tipos de procesos pero una de las más importantes es la producción de quitinasas (enzimas que rompen enlaces de quitina) ya que muchos hongos presentan quitina en su composición. Entonces, se busca cuáles son los mayores productores de estas enzimas de modo de lograr una altísima calidad de micoparasitismo.

LAS ESTRELLAS DEL BIOCONTROL

Los tricodermas son las estrellas a nivel de control biológico. Si bien su protagonismo inició en el control biológico de muchos hongos, por ejemplo de fusarium, su función más conocida a nivel mundial, los tricodermas tienen muchos otros beneficios ya que también son PGPR. Es decir, son hongos productores de sustancias promotoras de crecimiento y son hongos estimuladores de raíces. Adicionalmente son catalizadores biológicos de procesos muy importantes y se pueden observar efectos secundarios muy interesantes con estos microorganismos.

Que aparezcan tricodermas al final de un proceso de madurez de un compost es muy bueno y es exactamente lo que se quiere conseguir. Microorganismos de alta capacidad enzimática, en altas concentraciones y que tengan la capacidad adicional de producir sustancias estimuladoras de raíces. Loa tricodermas son organismos muy versátiles: no son patógenos en el suelo, son de muy rápido crecimiento, muy agresivos y de gran capacidad de producir enzimas, lo que les otorga ventajas competitivas frente a otros hongos.  

En las aplicaciones de tricodermas se pueden observar diferencias en la calidad de lo que se está produciendo. La variabilidad es enorme por lo que necesitamos generar datos que permitan realmente evaluar los productos biológicos desde el punto de vista de su impacto en el negocio agrícola. El sistema productivo tiene tres patas: materia prima, proceso y finalmente producto y es importante evaluar los productos no solo en su relación con el suelo sino además por su impacto en la producción.

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.22.38

Efecto de tricoderma en control de Monilinia fructicola

Como se puede ver en la foto de la placa petri, tricoderma es muy agresivo en el control de Monilinia fructicola ya que es un organismo que produce mucho micelio y cuando observamos colores tales como verde o amarillo, entre otros, es porque el hongo ya está produciendo conidias, o sea, está esporulando. Esa es una de las razones por las que tricoderma se insemina muy fácil en el suelo.

El listado que muestra los productos de control biológico registrados en Chile está compuesto básicamente por bacterias y hongos. No aparecen virus a pesar de que también se utilizan virus benéficos para el control de hongos y de insectos plaga. Los que más se repiten en la paleta de productos son los tricodermas. Estos se pueden aplicar al suelo, se pueden utilizar en solución pero también en pastas que se preparan para proteger heridas de poda, por ejemplo, de otros hongos o bacterias. Se suelen aplicar para el control de Phytopthora, Phytium, Rhizoctonia, Phoma, Sclerotinia, etc. 

Otro gran grupo corresponde a los bioinoculantes, el que está compuesto por biofertilizantes y los activadores biológicos del suelo (PGPR) y otros dos grupos más que son los aceleradores de compost y los biorremediadores (organismos que son capaces de eliminar, por ejemplo, hidrocarburos y metales pesados del suelo).

EL BOOM DE LOS BIOESTIMULANTES

Los bioestimulantes no solo son microorganismos ya que también existen productos de otros orígenes. Por ejemplo, extractos de algas o plantas. Estos tienen la capacidad de estimular el crecimiento de la planta ya sea de su parte aérea o radicular.

Una consecuencia del desarrollo de estos bioproductos es que ha llevado a que los activos que se utilizan no son necesariamente nativos u obtenidos bajo las condiciones en que se presenta el problema. Por esta razón muchas empresas se han dedicado a desarrollar bioinoculantes sitio-específicos. Por ejemplo, bioinoculantes para flores, para hortalizas, los que son obtenidos y reproducidos en el mismo lugar en que se aplican.

Los parámetros de calidad de estos productos solo están definidos en la normativa de cada país, pero muchas veces no siquiera se definen concentraciones, las que se expresan en unidades formadoras de colonias, concentración de principio activo, o en pureza y eficacia.

MATERIA ORGÁNICA Y MICROORGANISMOS

Estos bioproductos que se aplican al suelo tienen necesidad de energía para reproducirse y esa energía se la da el carbono. Por esto los microorganismos del suelo se alimentan de los materiales orgánicos.

Materiales orgánicos:

Compost maduros

   – Materiales vegetales y animales

   – Materiales vegetales

Te de compost

Ácidos fúlvicos

Guanos (pájaro, murciélago)

Humatos (ligninas de depósitos de turba)

Ácidos húmicos

Estiércoles (varios estados de descomposición, sin compostar)

Te de estiércol

Vermicompost

Purines (frescos y compostados)

Lodos (frescos y compostados)

Sin definir si son malos o buenos lo importante es saber que si son frescos (parte baja de la lista), contienen más nitrógeno disponible que los materiales maduros, los que contienen menos nitrógeno disponible pero mucho más nitrógeno orgánico y estable. Además de otros parámetros asociados al pH, salinidad, etc.

captura_de_pantalla_2015-04-15_a_las_11.25.42

Entre los materiales maduros y más estables los compost siguen siendo, han sido por muchos años y seguirán siendo, el material más estable y que más se produce como aporte permanente de materia orgánica.

Ese aporte de materia orgánica estable lo hace fundamental para conocer qué efecto va a tener sobre las diferentes condiciones a nivel de suelo. Los materiales frescos también aportan nitrógeno disponible para los microorganismos y contienen microorganismos. Por ejemplo, los purines contienen muchos microorganismos.

Por su parte el vermicompost es el producto final de la degradación de MO por lombrices. El vermicompost no es un producto estéril sino que así mismo contiene microorganismos, los que producen sustancias que neutralizan, producen antibióticos, etc. El vermicompost es muy bueno, muy estable y nutricionalmente muy balanceado, pero así mismo es un producto muy costoso. Producir vermicompost no es barato y resulta mucho más costoso que hacer compost.

En el proceso de mineralización entre los materiales crudos como purines, lodos, restos vegetales, las cadenas de carbono comienzan a romperse para llegar a un proceso intermedio y ese proceso intermedio tiene que completarse hasta el proceso de humificación. Por tanto, los ácidos húmicos y fúlvicos son lo más estable de la materia orgánica y lo menos estable son los materiales crudos. Entonces, un compost puede tener una alta concentración de húmicos y eso da una idea de cuán maduro está ese material. Los ácidos carboxílicos, por ejemplo, son de rápida solubilización por ser de cadena más corta y son muy eficientes para activar a los microorganismos. El té de compost también contiene microorganismos y se obtiene del mismo compost, por lo que serán buenos o malos dependiendo del compost.

LOS BENEFICIOS DEL CARBONO EN EL SUELO

Los beneficios del carbono en el suelo son variados, algunos son agregación e infiltración, retención de agua y nutrientes, mejora la disponibilidad de aire y agua para los microorganismos y como resultado aumenta la productividad los cultivos.

Siendo el suelo un sistema vivo y dinámico, la materia orgánica es el fundamento de los cambios de diferentes propiedades. Los microorganismos del suelo son la base de los bioproductos y su calidad depende no solo de la composición y concentración sino también de la formulación y evaluación bajo diferentes condiciones. Los materiales orgánicos también difieren en el grado de aporte de carbono. Es decir, no todos los materiales orgánicos aportan lo mismo ni de la misma manera.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados