icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2020 |Uva de mesa

Una conversación técnica internacional en día de campo de uva de mesa de Subsole

Un intercambio tan descarnado como amable sobre las virtudes y problemas de una muestra de nuevas variedades; un encuentro con especialistas de tres casas genéticas, productores y expertos de 4 continentes; una discusión sobre el uso de cubiertas plásticas y sistemas para conducir las plantas. Todo eso y más fue lo que ocurrió en un recorrido de campos de Subsole y productores vinculados a la exportadora.

Tomando la oportunidad de la asistencia de muchos especialistas al Simposio Internacional de Uva de Mesa realizado en febrero en Chile, Subsole invitó a productores, técnicos y empresarios amigos a realizar un recorrido por distintos campos relacionados a la exportadora. Participaron asistentes de Perú, EE.UU., Sudáfrica, Israel, España, Italia, además de chilenos, incluido el equipo anfitrión, naturalmente.

Miguel Allamand, presidente de Subsole.

Miguel Allamand, presidente del directorio de Subsole, explica la motivación para hacer este evento:

–Hay un valor en compartir, te estoy hablando como empresario, como hombre de negocios, porque nadie conoce todo; lo único que sabe todo es la unión de todos los que saben. Creo que es bueno compartir los conocimientos, la experiencia, los errores, los éxitos, las debilidades, las novedades que uno tiene. Fíjate que en la mañana traje en mi auto a Trini [Díaz] y Gregorio [Velasco], de Moyca y El Ciruelo, las dos empresas más grandes de uva de mesa en España, competidoras desde un punto de vista, y venían conversando con toda tranquilidad. Había presencia de tres programas de mejoramiento varietal, Terry Bacon, genetista líder de Sun World, junto a representantes de SNFL y del programa de mejoramiento del INIA. Son todos gente que se ha ido conociendo y puede mirar el tema en conjunto.

LAS VARIEDADES QUE SE HAN IDO DECANTANDO EN LA EMPRESA ANFITRIONA

El recorrido por distintos predios permitió apreciar el trabajo que realizan con las nuevas variedades Subsole y productores asociados, en este caso del campo Dos Antonias. Gabriel Marfán, gerente técnico y desarrollo de la exportadora, sintetiza lo desarrollado por su empresa en esta materia. Entre paréntesis se indican las hectáreas aproximadas de los cultivares más plantados por la empresa y las iniciales del programa genético (SN = SNFL, SW = Sun World, I = IFG):

Gabriel Marfan, gerente técnico y de desarrollo de Subsole.

–La paleta de variedades es muy grande, por lo cual hemos “harneado” para quedarnos con una decena. En rojas, el fuerte nuestro, tenemos un volumen importante de Timco (350 ha, SN), Scarlotta (220 ha, SW) y Allison (180 ha, SN). Las tres son muy productivas, de postcosechas largas, se pueden cosechar relativamente tarde o muy tarde. Seguimos con Ralli, temprana, que ya no tiene protección comercial pero de la cual no ha habido un gran boom de plantación porque no es tan fértil y no llega a las producciones de las otras. En verdes tal vez lo más interesante fue mostrar el resultado de Timson (SN), variedad de media estación a tardía a la cual lo único que se le hizo fue seleccionar racimos y cortar algunos hombros muy largos (hombros falsos), sin más arreglos. Otra variedad blanca destacada fue Autumn Crisp (180 ha, SW), muy productiva, tardía, de calibre muy grande. Es fácil de manejar, aunque tiene desafíos que trabajar, como racimos un poco desuniformes, por ejemplo. También estamos empujando con fuerza Sweet Globe (I), que no la vimos en el día de campo. Esta, muy parecida a Autumn Crisp con la cual estamos buscando hacer una buena cadena, sale algo antes de Timson, es muy crocante, de baya más bien redondeada. En negras, Sable (120 ha, SW) se separa un poco de negras seedless, porque tiene un sabor diferente, y estamos logrando calibres muy buenos, además de productividades superiores a las que pensábamos tener, muy cercanas a lo que se logra con las variedades modernas. Melody (80 ha, SN) ha mostrado un comportamiento bastante bueno, quizá un poco sensible a quemado de sol y a lluvia, por lo que la tenemos techada. Luego estamos plantando bastante Sweet Favors (I), tardía, muy productiva. Finalmente, Adora (SW), tardía, muy productiva pero que en zonas más tardías muestra algunas partiduras asociadas a humedad y lluvia que pueden traer limitaciones. Por otra parte, nos encontramos empujando variedades con sabores, algo que en nuestro portafolio varietal no tenía tanta fuerza: Cotton Candy, Candy Heart y probablemente en el futuro Candy Dreams, todas de IFG. Queremos llegar lo más pronto posible ojalá a una participación de ellas del orden de 10 a 15% en la paleta Subsole. Hoy Sable ofrece una diferencia en sabor con un volumen importante, pero no se desmarca tanto como las otras recién mencionadas.

1. Variedad Timson a la cual solo se le hizo selección de racimos y corte de algunos hombros largos, sin ningún otro arreglo.

2. Prueba de sistema de conducción abbassamento, modificación italiana del open gable.

SIMILITUDES Y DIFERENCIAS DESDE LA PERSPECTIVA DE VISITANTES EXTERNOS

La directora técnica de Moyca Grapes, Trini Díaz, con más de 1.400 ha de uva de mesa en España, comenta las similitudes y diferencias que observó en el tema varietal respecto de lo que ocurre en su país:

–Por ejemplo, Sable estaba preciosa, a nosotros no se nos comporta tan bien. Somos de una zona donde la temperatura no baja de 20ºC entre julio y septiembre, no tenemos el privilegio de que se nos cierren tan bien las variedades rojas o negras, nos cuesta mucho trabajo hacer desaparecer el halo verdoso en la parte de arriba. Otra cosa diferente: nosotros debemos lograr más rendimiento por hectáreas porque si no, no llegamos a cubrir gastos. Tampoco tocamos los racimos, lo que se suele hacer es solamente un despunte, con la excepción de dos o tres variedades, pero no más, porque los precios luego no te lo pagan, lo hacemos con el mínimo trabajo posible.

Francisco Bendezú, subgerente agrícola de Agrícola San José en Perú, comenta:

–Las variedades tradicionales aparte de ser costosas en el tema de fertilidad, están ya desapareciendo en Piura.

De Perú: Norka Valdivia, technical agronomist de Sun World; Francisco Bendezú (a la izquierda) y Jorge Rodríguez, subgerentes agrícolas de Agrícola San José en Piura.

–Lo que se busca ahora con estas variedades nuevas –interviene Norka Valdivia, technical agronomist de Sun World Perú– es que tengan rendimientos altos para que baje nuestro costo unitario por kilo, que no se repoden y que tengan un raleo con menos jornales por hectárea.

–Yo quisiera destacar –comenta Jorge Rodríguez, también de Agrícola San José– que hemos visto distintas casas genéticas, a diferencia de muchas otras reuniones en que se ve solamente una. Y la idea sería que ojalá las personas que nos dedicamos a trabajar el cultivo de la uva podamos tener esta idea de interactuar con todos.

Michele Melillo, consultor de Graper (Italia) y Sun World.

Michele Melillo, de la consultora Graper (Italia), responsable técnico de Sun World en Europa, Chile, Australia y norte de África, alaba el manejo de los productores chilenos en términos de número de racimos por hectárea y número de bayas, “uno de los más finos del mundo”.

–Creo que hay algunas cosas que se podrían discutir. Por ejemplo en Chile lo tradicional es un marco de plantación largo, pero ahora hay una tendencia a un marco de plantación estrecho, sobre todo en variedades nuevas. No sé si es correcto, para mí el marco de plantación largo es más apropiado porque son plantas vigorosas, que necesitan manejo de luz, entre otras razones. Hay que evaluarlo. Otro aspecto se refiere a que a veces se ponen muchas yemas por hectárea, lo cual acarrea mucho trabajo; en Europa se dejan menos por el alto costo de mano de obra.

AVANCES EN UNA DÉCADA DE USO DE COBERTURAS PLÁSTICAS

Subsole ya acumula 10 años de experiencia con el uso de cobertores y naturalmente fue uno de los aspectos tratados.

–Ha sido un descubrimiento continuo      –plantea Gabriel Marfán–. Partimos de lo típico: para no lloverse y para adelantar un poco las cosechas en el norte. Poco a poco empezamos a encontrar beneficios adicionales, como la protección contra heladas, que hemos tenido varias en las últimas temporadas, incluida esta en que el plástico nos salvó. Asimismo comenzamos a detectar mejoras en la calidad de la fruta. Hoy vimos la gran diferencia de una Melody techada versus una al aire libre, con los mismos manejos; el caso de Autumn Crisp también es evidente. La calidad aumenta en apariencia de la fruta, uniformidad, y finalmente eso se traduce en más producción. ¿Cuánto más? De un 10 a 30%, dependiendo de la variedad. Y la tercera ventaja es un ahorro brutal de agua. Hoy, en un escenario de sequía, tener un 25% más de agua es sostener un 25% más de superficie. Actualmente ya tenemos decidido que no se puede entrar en inversiones de alto valor con frutas de excelente calidad para venderse en los mercados más atractivos si uno no va con la seguridad de poder entregar el mejor producto: no se puede correr ese riesgo.

Para Michele Melillo, la utilización de techos viene de la mano con el cambio climático, con temperaturas promedio más altas y lluvias menos previsibles:

–En el mundo hay más competencia y presión sobre los precios de la uva de mesa, no hay espacio para perder una cosecha. Además, el efecto es muy claro en la calidad, especialmente donde hay primaveras frías, y el ahorro de agua siempre ocurre. Ya en Italia y España la mayoría de los huertos usa coberturas plásticas. Mi sugerencia es hacer al principio la estructura para poder usar plástico posteriormente, porque después la modificación va a costar mucho más que en el proyecto inicial. Los únicos inconvenientes de esta tecnología son el costo inicial y algunos problemas en el manejo de luz.

AVALÚAN PLÁSTICOS EN PIURA PARA SACAR una COSECHA EN ABRIL-MAYO

En Agrícola San José están ensayando el uso de plásticos para superar las lluvias estivales y lograr una segunda campaña de uva blanca, señala Francisco Bendezú:

–Hay la posibilidad de un nuevo nicho en Piura –indica– porque las variedades nuevas de alta fertilidad nos lo permitirían. En Piura caen mínimo 150 mm, mayormente en enero y febrero, a veces partiendo en diciembre y hasta marzo. Estamos viendo el plástico para evitar ese daño.

–Nosotros terminamos en diciembre –agrega Jorge Rodríguez– y ahora hay una posibilidad de tener fruta en abril-mayo, expandiendo la venta comercial. Tengo entendido que ya Ecosac hizo una prueba y ahora nosotros estamos haciendo el ensayo. Hay que verlo.

Trini Díaz, directora técnica de Moyca Grapes, España (foto Uvanova).

En Moyca, España, utilizan la cobertura desde hace muchos años, puntualiza Trini Díaz:

–Tenemos dos tipos de plástico, uno que se llama de anillas, muy similar a lo de Subsole, que se pone en la fila entera, y luego el plástico de temporada, de usar y tirar, solo para la lluvia. Con uno u otro cubrimos el cien por cien de las fincas; no podemos sorprendernos con una lluvia que pasará sí o sí a finales de temporada.

–¿Cuál es el objetivo del plástico permanente?

–Adelantar la cosecha. Puede haber dos momentos para ponerlo, uno, antes de la brotación, que es cuando más adelanta, y otro, a partir de la brotación, que no adelanta tanto y entonces el objetivo es mejorar la floración, que ralee más, que el racimo quede más claro, más bien raleado, más suelto y con menos uvilla. En algunas variedades tempranas si nos pilla una primavera húmeda, fría, tienden a hacer uvilla y quedar mal raleadas. Y ya nos vale dejarlo puesto para la lluvia de maduración.

AHORRO DE AGUA Y AJUSTES PARA LOS RIEGOS BAJO TECHO

Gabriel Sellés, consultor especialista en riego.

El consultor Gabriel Sellés, Dr., que hasta hace poco lideró las investigaciones de riego en INIA, avala como un hecho la disminución de requerimiento de agua en uva techada:

–Bajas la radiación y la velocidad del viento, o sea disminuyes la demanda atmosférica por agua de ese microclima que creas. Si sigues manteniendo el mismo régimen de riego que antes, habrá problemas de sobresaturación del suelo, asfixia radicular y mal desarrollo del cultivo. También gasto alto de energía, que no es un tema menor. Hemos visto que se logra ahorrar un 25 a 35% de recurso hídrico.

–¿Y cómo ajustas los parámetros a tu condición?

–En INIA ajustamos la evapotranspiración a través de una ecuación de regresión donde relacionamos los datos bajo plástico con las determinaciones de las estaciones meteorológicas al aire libre. Por lo tanto, tenemos un “coeficiente” de corrección de referencia. El problema es un poquito más grande con el coeficiente de cultivo, porque al aire libre lo correlacionamos con el porcentaje de sombreamiento trabajado con imágenes satelitales que determinan el índice normalizado de vegetación [NVDI]. Pero no se puede obtener imágenes de plantas que están cubiertas, de manera que se está trabajando con niveles de sombreamiento medido bajo el parrón. Esto resulta bastante complicado para un agricultor, entonces la alternativa sería emplear una proyección fotográfica para ofrecerle un panel de fotos con distintos porcentajes de sombreamiento. Con esas imágenes podría  confrontar lo que observa en su huerto. Es importante señalar que los umbrales de riego, o sea el agotamiento del nivel de agua en el estanque del suelo, son relativamente similares. Sin embargo, difieren en que bajo plástico toma más tiempo llegar a ese umbral.

ANÁLISIS DEL ABBASSAMENTO, EL OPEN GABLE Y EL PARRÓN ESPAÑOL

En uno de los predios visitados se apreció la prueba por parte de Subsole de un sistema de conducción que se desarrolló en Italia como una adaptación del open gable. Consultado Michele Melillo sobre su opinión respecto del aporte que podría significar en las condiciones de Chile, señala:

–En Italia lo llamamos abbassamento [bajamiento]. Es otra opción, aunque no sé si dé una respuesta a los problemas chilenos. Yo soy innovador en el sentido de la necesidad de adaptarse rápidamente a cambios como la renovación varietal, pero tradicionalista al mismo tiempo. Para mí la forma de conducción del parrón español es muy buena: muy antigua y muy moderna al mismo tiempo. Son otras cosas las que habría que cambiar aquí. Aporta la ventaja de una mejor distribución de fruta en favor de la calidad, con mayor carga, lo que en el gable o el abbassamento no resulta posible. La idea principal de reemplazarlo apunta a reducir el costo de mano de obra y facilitar el trabajo, pero en un país con un uso tan largo del parrón, no sé. Además, con las variedades nuevas se hace menos arreglo de racimo, restándole sentido al reemplazo de sistema de conducción.

Por su parte, Trini Díaz manifiesta que en Moyca manejan todo con parronal español, y no por chovinismo:

–No estamos probando de momento otros sistemas, pues para conseguir un beneficio necesitamos una producción de 45 toneladas por hectárea [alrededor de 5.500 cajas de 8,2 kg]; si no, no salen las cuentas. Nuestro tipo de mercado y objetivo de cliente son muy diferentes a los de Chile. Tenemos el privilegio de llegar en dos días al supermercado, con lo cual esto podemos hacerlo. A un open gable yo veo que le cuesta más trabajo alcanzar esas producciones, sobre todo dejar bien estructurados los racimos, que no se rocen unos con otros, lo vemos complicado para obtener nuestros resultados. Ahora, si en un momento hay un porcentaje de parcelas o variedades que llevar a ultramar, no lo descarto. Y luego tampoco aquí en Chile lo tiene todo el mundo, claro. Unos hablan que sí, otros que no. Es que todo depende de la zona, del suelo, del tipo de trabajador que tengas, de muchas cosas.

El ambiente relajado se prestó para intercambiar impresiones de campo sinceras. Por supuesto no todos estuvieron de acuerdo en todo, como puede apreciarse, y algunos aspectos llegarán a consensos con la evolución de años… o tal vez nunca. Lo interesante fue apreciar la reflexión técnica para fundamentar los pareceres. En palabras de Gabriel Sellés:

–A pesar de que son muchos temas independientes, se repiten experiencias de cómo van ajustándose las cosas. Fue un día redondo. Muy bueno.