icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2020 | Paltos

Portainjertos clonales

Un gran instrumento para la renovación de la industria del palto

El mayor viverista de paltos sobre portainjertos clonales del país analiza las características que han impulsado el crecimiento de esta herramienta a nivel nacional, aun cuando el costo de las plantas triplica al de las que usan patrones de semilla.

Max Schmidt.

El ingeniero agrónomo Max Schmidt, socio de Vivero Juncal, creado en 2014, refiere cómo se convirtió en el mayor productor de plantas de palto sobre portainjertos clonales en Chile.

-Nosotros hacíamos clonales en el vivero Pocochay, que tenemos con mi esposa. Ahí aprendimos la técnica de clonar y partimos como sublicenciados de Brokaw Nursery para comercializar el portainjerto Dusa® en Chile. Fuimos creciendo, pero para dar abasto a la demanda que proyectábamos nos asociamos con otras personas que aportaron capital. Las primeras plantas de Juncal, dedicado en forma exclusiva a los clonales hasta hace un par de años, salieron a la venta en 2016.

LO QUE SE VENDE, AL FINAL, SON RAÍCES

Ya tiene toda su producción vendida para 2020, 2021, más buena parte de la de 2022 e incluso hay pedidos para 2023. Con algo más de 160.000 plantas en la última temporada y alrededor de 200.000 que entregará en 2020, considera que la base del éxito ha sido lograr una planta de buen tamaño y calidad y con un muy buen sistema radicular. “Aquí lo que uno vende, al final, son raíces”, plantea.

Sobre el 90% de lo producido corresponde a Hass sobre portainjerto Dusa®. “Nosotros hemos visto que es superior en cuanto a desarrollo del árbol y producción de fruta”, explica. El resto se divide entre Borchard, Duke 7 y Toro Canyon. Este último es el que más se acerca a Dusa® en términos de calidad, de acuerdo al entrevistado. Borchard se solicita por su buen comportamiento en condiciones de suelos calcáreos, con alto contenido de carbonato de calcio.

Estima que sobre el 90% de lo que comercializa se destina a replantación:

–La industria de la palta en Chile se ha basado en Mexicola; ha habido otros portainjertos de semilla, pero muy minoritarios. No ha sido un mal portainjerto, de lo contrario no nos habría ido bien, pero por ser de semilla todos los árboles son distintos. Además, tiene sensibilidad a Phytophthora cinnamomi, confiere cierto añerismo a la variedad y no es tan productivo como un clonal. Los huertos sobre Mexicola han sido presionados temporada tras temporada, con tecnologías como el anillado y otras, lo cual hace que los paltos se vayan debilitando. Al cabo de cierta cantidad de años están desgastados. En su reemplazo los clonales andan muy bien, sobre todo Dusa®.

–¿Y el 10% que no va a replantación?

–Hay experiencias de productores que están muy contentos con el desempeño de este arbolito y lo están plantando sobre suelos vírgenes. Me dicen: aunque la planta me cueste el doble o el triple, prefiero plantar un clonal porque el resultado va a ser muchísimo mejor y la diferencia la voy a pagar con la primera producción.

GRAN VIGOR Y UNA ARQUITECTURA DEL ÁRBOL DIFERENTE

–¿Cuánto más puede producir que un Hass/Mexicola?

–Yo diría que entre 25 y 30%. En eso soy cauto porque depende de cómo lo midas. En un año puntual de mucha producción, a lo mejor no hay una diferencia tan alta. Conviene cuantificar en varias temporadas, dado que posiblemente el añerismo marque una tendencia. El rendimiento de una cosecha de Mexicola tal vez se acerque a Dusa®, sin embargo si al año siguiente te carga menos… Se debe sacar el promedio de varias temporadas.

Hass sobre Dusa®, con la característica uniformidad de plantas de los clonales.

–¿Dusa® presenta menos alternancia?

–Sí, bajo las condiciones de manejo que hacemos nosotros, donde cada año anillamos la mitad de las ramas. Es un portainjerto muy vigoroso, y a través de manejos como el anillado, logramos transformar ese vigor en fruta.

Entre las diferencias con una planta sobre injerto de semilla, Max Schmidt señala la arquitectura del árbol de palto sobre portainjerto Dusa®:

–Tiende a ramificarse, a tener más ramas secundarias o laterales, no crece tanto en altura, toma una forma más ancha, más redonda, lo cual es bueno porque el árbol queda más equilibrado en la parte aérea. Lo otro que me gusta mucho de los clonales en general, pero sobre todo de Dusa®, es que las hojas tienden a tapar tempranamente la fruta cuajada dejándola más protegida de los rayos solares, porque su brotación posterior a la cuaja es muy vigorosa. En cambio en las plantas sobre Mexicola a veces tienes unos racimos a todo sol. El Hass/Dusa produce la fruta más al interior del árbol y adicionalmente, al contar con más hojas, le permite a la fruta una mejor nutrición.

OTRAS CUALIDADES Y PRECIO DE REFERENCIA EN EL MERCADO

Hasta ahora el entrevistado no aprecia diferencias en requerimientos nutricionales o de riego, sin embargo, por lógica, si los clonales producen más con la misma cantidad de agua, la eficiencia en el uso del recurso hídrico es mayor.

Instalaciones del vivero Juncal en Pocochay, Quillota.

También se advierte un mejor calibre en Hass/Dusa, aspecto importante, por ejemplo, para los países europeos, el principal mercado de Chile.

En cuanto a la distribución geográfica en el uso de los portainjertos clonales dentro del país, estos se concentran en las regiones 5ª y Metropolitana. Las plantaciones de la 6ª Región o más al sur, como se encuentran en “la primera vuelta”, se están haciendo de la manera tradicional, con dominio de patrones de semilla. Recién en la temporada pasada Juncal registró sus ventas iniciales en esa zona, indica Schmidt, la experiencia es mínima todavía. En el área norte de producción, en cambio, las replantaciones llevan algunos años y los clonales se están desarrollando bien.

Plantas en desarrollo para su plantación en 2021.

En términos referenciales de lo que se observa en el mercado, mientras un palto Hass injertado sobre patrón de semilla puede costar del orden de 5 dólares más IVA, una planta sobre clonal se sitúa en torno a los 14 dólares. Para el caso de Dusa® se añade el pago de un royalty de US$1,77, de los cuales 1,5 dólares van al representante del obtentor (Brokaw Nursery) y 0,27 dólares corresponden a una retención que hace el fisco. Este royalty (o derecho del obtentor) se paga solo una vez, sin exigencias posteriores relacionadas a la producción.

En total, una planta de Hass/Dusa vale unos US$16, aproximadamente. Por supuesto, los valores pueden variar con el tiempo, según el vivero o las condiciones de negociación (volumen) del comprador.

En el caso de Juncal, indica su propietario, no hay diferencia de precio entre las plantas con los distintos portainjertos clonales, solo el royalty hace una diferencia para el caso de Dusa®.

LA MEJOR HERRAMIENTA PARA RENOVAR LA INDUSTRIA DE LA PALTA EN CHILE

–¿Cómo ves la proyección de los clonales?

–Creo que va a seguir creciendo muy fuerte. Opino que hoy es, por lejos, la mejor herramienta para renovar la industria de la palta en Chile. En el pasado, cuando teníamos que replantar un huerto viejo, hacíamos fumigaciones de suelos, recamellonábamos o encamellonábamos si la plantación inicial no tenía camellones, removíamos el suelo, etc. Pero volvíamos a poner el patrón de semilla, con lo que la plantación decaía otra vez, porque palto sobre palto es súper complejo. Ahora, con el portainjerto clonal, si haces bien las cosas, ese efecto prácticamente no existe. Algunos productores que vieron sus huertos venirse abajo empezaron a cambiarse a cítricos, hasta que probaron replantar con Hass/Dusa y ahora están fascinados, le han dado un segundo impulso a sus huertos. Esta experiencia se ha ido contando, la gente ya lo sabe, por eso es que a uno lo llaman tanto para pedir plantas.

La sequía del 2020 frenó un poco la demanda por clonales, pero cuando empezó a llover en junio los pedidos se reactivaron. “El agricultor es optimista, somos así”, comenta Max Schmidt.

En primer plano, plantas de Hass sobre Dusa® listas para su entrega. Al fondo, el predio Alto El Barco, plantado ya en un 50% de su superficie con clonales.

–¿Qué sabes sobre las nuevas opciones de portainjertos clonales?

–Yo acabo de recibir materiales de Brokaw Nursery que salieron recientemente de cuarentena, la idea es evaluar cómo se comportan. Hay que producir plantas con esos materiales y luego evaluar su comportamiento en campo bajo nuestras condiciones. Uno de estos materiales, en ensayos en California, ha mostrado un comportamiento incluso mejor que Dusa®, otro tendría un muy buen comportamiento en condiciones de salinidad. El tema de sales resulta especialmente importante en zonas como Melipilla, Mallarauco, Santo Domingo.

Dusa® tienen un comportamiento en condiciones de salinidad nada de malo, mucho mejor que Mexicola y Nabal, este último el típico que se ha usado en Chile para enfrentar las sales.

Cuadro 1. Rendimiento expresado en kg/ha de tres parcelas contiguas de palto cv. Hass sobre diferentes portainjertos. Datos aportados por Agrícola Lomas de Maitenes, Ocoa, región de Valparaíso.

Max Schmidt, por último, sintetiza los aspectos que considera más relevantes de los portainjertos clonales de paltos:

–Como idea central para los productores: usando la tecnología del palto clonal sobre Dusa®, ahora cuentan con un instrumento que antes no tenían. Año con año hemos ido verificando que si quiere rehacer su huerto porque decayó, esta es la mejor herramienta, sobre todo sobre portainjerto Dusa®. Ya tenemos huertos con tercera, cuarta, quinta producción, con muy buenos calibres, muy buenos kilos/ha. Además aportan uniformidad, árboles parejos. Existen alternativas como los patrones de semilla, los antillanos, distintas opciones, pero yo creo que el replante con clonales es, lejos, la mejor opción.