icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2020 |Adama x RA360 |Empresas

Tecnología e innovación israelita, con sede en Chile, para un mejor rendimiento y calidad de cultivo

El mercado de los bioestimulantes a nivel global viene expandiéndose en los últimos 10 años a una tasa anual del 13% anual, por sobre los pesticidas y fertilizantes. Los agricultores de todo el mundo, han sido capaces de ir superando barreras productivas que le permitieron llegar a una base de rendimiento que hoy ya no es suficiente debido al aumento en la demanda por alimentos que se expande conforme al crecimiento de la humanidad.

Con el desarrollo de la tecnología, hoy los agricultores están más informados y amplían sus horizontes técnicos en búsqueda de mayores rendimientos. Ya no es suficiente pensar solo en fertilizar al suelo con NPK o manejar los riegos adecuadamente. Se necesita una visión productiva holística, donde se integren diferentes tecnologías con el objetivo de aumentar los rendimientos y para dar respuesta a nuevos desafíos productivos tales como: deficiencias, excesos, contaminación, restricciones de mercados, etc.

En este contexto los Bioestimulantes, al igual que otras herramientas y prácticas agrícolas, han llegado para dar respuesta a estas nuevas necesidades productivas. El mundo científico y técnico, por otro lado, encuentran razones suficientes que dan soporte en el uso de Bioestimulantes, demostrando que son herramientas eficaces en: la activación del metabolismo de las plantas en los diferentes estados fenológicos; en la mejora de la calidad y condición de cosecha, impactando en los rendimientos y en la tolerancia al estrés ambiental que impacta en la capacidad fotosintética entre otros.

ADAMA consiente de las necesidades del mercado, ha volcado toda su experiencia y liderazgo mundial en la fabricación y comercialización de productos fitosanitarios, en el diseño y fabricación de una línea de bioestimulantes llamada EXEL. Sus productos cuentan con una tecnología única, basada en un proceso biotecnológico que estuvo soportado por el conocimiento y los avances existentes en Israel, país donde se encuentran las oficinas centrales de la compañía.

De este esfuerzo de investigación y desarrollo se han diseñado 3 productos que utilizan la misma tecnología como base en sus formulaciones: ExelMax, ExelGrow y ExelSeed. Los 2 primeros son bioestimulantes de aplicación foliar que se complementan en un programa fitosanitario activando rutas metabólicas específicas de la planta. Al utilizar estos productos en estados fenológicos claves, el cultivo logra potenciar su capacidad productiva, reduciendo el impacto medioambiental, maximizando los rendimientos y la calidad de los frutos cosechados.

Para dar soporte a la demanda mundial, ADAMA decidido levantar su primera planta de Bioestimulantes en Chile aprovechando el conocimiento obtenido después de la adquisición de ChileAgro, la cercanía a los principales mercados de Latinoamérica y a la abundancia del alga marina en las costas chilenas que se utiliza como materia prima en la fabricación de sus productos. Desde Chile se exporta a países de todo el mundo y se realiza gran parte de la investigación y desarrollo de sus productos bioestimulantes actuales. Además de la capacidad productiva local, ADAMA invirtió también en la construcción de 3 laboratorios en Chile: Biológico, Molecular y Químico que dan soporte en el desarrollo de sus productos. La compañía por último ha utilizado su plataforma de desarrollo global de fitosanitarios colaborando con las principales instituciones de investigación a nivel mundial y local en el desarrollo de sus productos Bioestimulantes.  Todo esto crea una plataforma de desarrollo y soluciones que llegan al mercado con todo el soporte de ADAMA.

Exel Max y Exel Grow: innovación en bioestimulantes

Los bioestimulantes pueden ser categorizados en 5 diferentes grupos: Húmicos y fúlvicos, aminoácidos, algas, microorganismos y otros. Cada uno tiene un objetivo de uso diferente e impacta en el rendimiento de manera única, aunque muchas veces complementarias y por lo mismo deben entenderse y estudiarse.

El proceso de Bio-Fermentación desarrollado por ADAMA, combina microorganismos específicos seleccionados por la empresa con extractos de algas marinas pardas. En este proceso de ambiente controlado, los microorganismos crecen liberando y concentrando de manera natural los compuestos bioactivos presentes en las algas. Por otro lado, los microorganismos son capaces de aportar otros elementos bioactivos que complementan los provenientes de las algas, fortaleciendo la bioactividad del producto final. Posterior al proceso de fermentación se adicionan aminoácidos, ácidos fúlvicos, entre otros compuestos naturales para dar mayor potencial bioactivo al producto.

Debido a la importancia del alga en la formulación de los Bioestimulantes ADAMA, la compañía ha trabajado en la selección de las mejores fuentes de materia prima, caracterizando sus compuestos bioactivos y la concentración de estos, con el fin de estandarizar la calidad y efectividad de sus productos.

Las algas marinas al pertenecer al reino vegetal son capaces de generar diferentes compuestos bioactivos naturales que impactan el metabolismo de los cultivos, activándolos. Entre estos se encuentran algunos precursores de reguladores de crecimiento de las plantas tales como auxinas y citoquininas, que al aplicarse generan una respuesta equilibrada y natural. Estos precursores de reguladores del crecimiento dirigen los estadios del desarrollo y reproductivos. Esto no solo ocurre por la presencia de uno u otro regulador, sino que su interacción y/o homeostasis permite modelar el crecimiento de la planta y completar su ciclo de vida. Este balance es fundamental para un desarrollo óptimo de nuestros cultivos y para la obtención de mayores rendimientos.

El uso de herramientas biotecnológicas en el desarrollo de los bioestimulantes ADAMA, ha permitido diferenciar el modo de acción de sus productos, potenciando su capacidad para promover ciertas rutas metabólicas.

ExelMax, ha sido diseñado y formulado para fortalecer el efecto auxínico. Análisis fenotípicos nos demuestran que este efecto se produce al incrementar el número de raíces laterales y a nivel genético se observa una inducción en la ruta de biosíntesis de este regulador al analizar una de las principales ruta de biosíntesis auxinas, donde la aplicación induce el gen YUC que codifica en la enzima limitante de la ruta que genera auxinas a partir del aminoácido triptófano, además se observa una inducción en los genes de respuesta a este regulador de crecimiento (IAA 14).

ExelGrow por otro lado, mediante herramientas biotecnológicas ha potenciado su efecto citoquininico, a nivel de fenotipo en el laboratorio hemos observado una inhibición del crecimiento del hipocótilo en condiciones de oscuridad y a nivel genético, posterior a la aplicación de ExelGrow se genera una inducción de la ruta de biosíntesis e inducción de genes de respuestas. El análisis se centró en la ruta AMP, donde su síntesis es a partir de bases puricas AMP a las que se les une un residuo de Isopentenil pirofosfato que permitirá la síntesis de distintas citoquininas. La enzima involucrada es esta ruta es la isopentenil pirofosfato sintasa (IPS). El efecto de la presencia de citoquininas es mediada por genes de respuesta a esta fitohormona, ARR1 media la respuesta primaria, transactiva la respuesta a citoquininas de otros genes tipo A, favoreciendo la cascada de respuesta.

Tanto ExelMax como ExelGrow potencian además otras rutas metabólicas como el metabolismo del nitrógeno. La asimilación de nitrógeno requiere una serie de complejas reacciones bioquímicas, las plantas asimilan la mayor parte del nitrato absorbido por sus raíces en compuestos orgánicos nitrogenados. En la primera etapa de este proceso ocurre la reducción de nitrato a nitrito en el citoplasma, esta reacción es llevada a cabo por la enzima nitrato reductasa (NR), esta enzima es fundamental para la adquisición de N, es regulada por el NO3-, luz entre otros factores. En Arabidopsis se encuentran descritas dos nitrato reductasa denominadas NIA1 y NIA2. La aplicación de ExelMax y ExelGrow induce ambos genes favoreciendo la velocidad de entrada de este importante elemento.

La fotosíntesis y generación de fotoasimilados, también es promovida. La enzima que fija el carbono es activada por una RUBISCO activasa, análisis genéticos nos indican una inducción de esta enzima al aplicar ambos productos, el aumento de fotosíntesis genera un aumento de glucosa, las Hexoquinasas (HXK1) actúan en plantas como un sensor de azucares, debido a que está involucrado en el metabolismo y señalización de glucosa, la cual tiene un rol en el crecimiento, sensible a la luz y cambios hormonales como auxinas y citoquininas. Además, es fundamental en la modulación de genes de respuesta a patógenos (respuesta de defensa).

Por último, las plantas frente a un estrés biótico o abiótico presentan una programación génica que les permite tolerar y/o resistir dicha situación, esta programación les ha permitido adaptarse a nuevas condiciones y continuar vigentes en el ecosistema. Existen numerosas investigaciones sobre el mecanismo genético involucrado en este este programa, la inducción del mecanismo de detoxificación de especies reactivas de oxígeno permiten un mejor la tolerancia de los cultivos en condiciones de estrés. La aplicación de ExelGrow induce cinco de las principales enzimas descritas; superóxido dimutasa, catalasa, glucation reductasa, glucation S transferasa, y peroxirredoxina. Dentro del estrés abiótico el gen RD29 codifica en proteína del tipo dehidrina que favorecen la respuesta de los cultivos en condiciones de estrés, este gene se encuentra dentro de los 25 genes de mayor inducción frente a estas condiciones estrés por sequía y temperatura.

ExelMax y ExelGrow para una mayor productividad

De acuerdo con la fisiología y necesidades de los cultivos la recomendación en frutales de hoja caduca es la aplicación de ExelMax al comenzar la temporada, continuar en crecimiento de fruto un ExelGrow y al cambio de color continuar con aplicaciones de ExelMax, de esta forma se potencia la brotación, el desarrollo de ases vasculares y desarrollo de raíces laterales, además de modo indirecto se favorece la cuaja al fomentar el desarrollo del gineceo y del tubo polínico. Una mayor división celular permite tener un mayor potencial del crecimiento y finalizamos con aplicaciones que ayudan a mejorar la calidad y rendimiento de los frutales.