icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2018 | AM Ecological x RA360 | Empresas

Am Ecological

Suelo activo, una solución moderna y sustentable

Mejorar la calidad del recurso en el que trabaja el agro es una preocupación en la actualidad donde los suelos están cada vez más deteriorados. Por eso en AMecological ofrecen el uso de sustancias húmicas para recuperar las características originales del suelo y por consecuencia mejorar la calidad de los cultivos.

En el mundo agrícola es valorado un suelo con alto contenido de materia orgánica. Una práctica habitual es la aplicación e incorporación de materiales orgánicos de origen animal o vegetal con diferentes niveles de descomposición, que generan efectos variados en el manejo del suelo y en los resultados agronómicos de los cultivos.

Imagen 1. Efecto de Perl Humus sobre el desarrollo de un huerto de cerezos, aplicado un año antes en plantación (aplicación 2017, evaluación 2018).

Las sustancias húmicas son la fracción de mayor estabilidad y oxidación de la materia orgánica. La fracción húmica actúa sobre las propiedades físico-químicas del suelo, mientras la fracción fúlvica ejerce su efecto sobre la fertilidad natural del suelo disponibilizando nutrientes y bioestimulando las plantas.

Mónica Reveco, Ingeniero Agrónomo, Magister en Marketing y Dirección Comercial, Subgerente de I+D+I AMecological S.A.

AMecological, junto a Humintech, proveen este tipo de soluciones gracias a una variedad de productos en base ácidos húmicos cuyo origen es la Leonardita, material extraído en Alemania, que tiene un gran aporte oxidativo y de bio actividad. Su calidad se determina por el material de origen y el proceso de extracción y formulación que permiten conservar sus características originales.

Tras mediciones realizadas en plantaciones durante varias temporadas con productos como Pow Humus® -para acondicionar suelos en cultivos ya establecidos- o Perl Humus® -para mejorar las condiciones de suelos recién plantados- han demostrado su eficacia en el éxito de los cultivos.

Biohealth BS® es otro de los productos que, con la actividad bioestimulante de los extractos de algas de Ascophyllum nodosum, es una alternativa para recuperar suelos pobres, de baja fertilidad natural o degradados por la acción de producciones intensivas con alto uso de fertilizantes tradicionales.

Imagen 2. Floculación de un suelo con Pow Humus; los gráficos 1 y 2 muestran como al cabo de 36 días, el tratamiento logra disminuir la compactación en un 25%. El gráfico 3 muestra el efecto de Pow Humus potenciado con la acción de Magnific Ca Flow, que aporta calcio 100% disponible en el suelo.

¿Cómo se miden los resultados?

El efecto del uso de sustancias húmicas se ven a mediano y largo plazo en las propiedades físicas y químicas del suelo, las que en conjunto al uso de ácidos fúlvicos -que ayudan a la absorción de nutrientes- generan los cambios según las necesidades de cada agricultor.

Considerar la aplicación de estos elementos en la agricultura moderna no sólo traerá beneficios inmediatos en la productividad y calidad de producto final. Además, permitirá conservar y potenciar las cualidades de los suelos que hoy se destinan a la producción agrícola -un recurso indispensable, finito y en progresivo deterioro.