icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2020 |Cerezos

Habría llegado a su fin la llamada “libertad de la cereza”

Se reduce el consumo de frutas en China a causa del Covid-19

De acuerdo a un artículo del South China Morning Post (SCMP), como efecto de la pandemia del Coronavirus habría llegado a su fin la llamada “libertad de la cereza” (concepto que une  el consumo de cerezas a una mejora en situación económica de quien la compra o puede acceder a ella), ya que, los consumidores chinos están evitando hacer grandes gastos a la hora de comprar alimentos, y por ende, adquirir productos importados caros.

La demanda en el mercado de Jiangnan se ha desplomado desde que comenzó el brote, por lo que los minoristas son muy cautelosos al hacer pedidos, ya sea vendiendo fruta importada o fruta nacional. Si bien se vio una recuperación, de corta duración, durante el feriado nacional del Día del Trabajo y el Día de la Madre (durante la primera semana de mayo), ahora todo se ha vuelto tan lento como en marzo y principios de abril.

Pocos son los productos que marcan la historia del gasto del consumidor en China, entre ellos destacan las cerezas y las paltas, por los cuales -antes de la pandemia-, la clase media de China parecía insaciable. Sin embargo, con la coyuntura del Covid-19 se detuvo rápidamente la demanda,  con  los comerciantes del mercado mayorista de frutas y verduras de Jiangnan en Guangzhou (el mercado de frutas más grande de China).

En relación a precios, por ejemplo, en el caso de las uvas de mesa chilenas, el precio al por mayor era de 180 yuanes (US$25) por 8 kg (antes del coronavirus), y ahora es de sólo 100 o incluso 80 yuanes. Las pérdidas de los importadores podrían ser de hasta 800.000 yuanes (US$113.000) por un contenedor de uvas chilenas.

DISMINUYE CONSUMO DE CÍTRICOS

El reportaje destaca que los cítricos tampoco escapan a esta tendencia a la baja en el consumo. Las naranjas egipcias, que el año pasado se vendieron hasta por 100 yuanes los 15 kg, hoy se venden por 70 yuanes. Así es como afirman desde el mercado que el 80% de la fruta importada de China se ha detenido, por primera vez, en Jiangnan, y es normal ver por estos días a los vendedores pasar el tiempo jugando en sus teléfonos celulares.

Como dato esclarecedor comerciantes señalan que el mercado podía vender “60 a 80 contenedores” de naranjas importadas por día el año pasado, pero el volumen de ventas se ha desplomado a alrededor de 15 contenedores, junto al nivel de precios “alrededor de 50% más bajo”.

IMPORTACIONES Y PREOCUPACIONES DEL CONSUMIDOR CHINO

Según datos del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales del Gigante del Asia las importaciones de fruta de China han aumentado constantemente durante la última década, de una pequeña base de US$ 1,63 mil millones en 2009 a US$10,3 mil millones en 2019. Sin embargo, el crecimiento económico de China se ha desacelerado en los últimos años, el gasto del gigante asiático en frutas importadas siguió aumentando, incluido un aumento del 23,2 por ciento en 2019 después que este país se convirtiera en un importador neto de frutas en 2018.

De acuerdo al Ministerio, las importaciones de frutas de China en el primer trimestre de 2020 aumentaron un 5%, cifrando los US$ 3.16 mil millones. Mientras que según la Administración General de Aduanas de China, las importaciones de frutas frescas y  secas, y nueces fueron de 2,45 millones de toneladas en los primeros cuatro meses de este año, una disminución del 10,5% en comparación con igual periodo de 2019.el año anterior. Un comerciante de sandías indicó que sus ventas son sólo un tercio en comparación con el mismo período del año pasado.

La demanda también es débil para las frutas locales en China. Según datos del Ministerio de Agricultura chino el precio mayorista promedio de la semana pasada de cinco tipos de frutas domésticas monitoreadas por el gobierno cayó un 11,7% interanual. Esto es porque los ingresos de todos se están reduciendo este año, por lo que los consumidores están reduciendo sus presupuestos para todo. Desde minoristas de frutas hasta cadenas de tiendas, restaurantes, salones de karaoke, hoteles, cines y supermercados, la demanda ha disminuido mucho.