icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Enero 2021 | Noticias

El objetivo es disponer de plantas de buena calidad para cumplir con la demanda actual

SAG determina medidas para el control de plagas no cuarentenarias de viveros de cítricos

Recientemente una normativa específica para mejorar la calidad del material de propagación en viveros de cítricos fue publicada en el Diario Oficial por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). Se trata de una lista de plagas no cuarentenarias -aquellas presentes en el país que tienen impacto económico y que se dispersan por material de propagación infectado- que los productores de plantas corrientes o no certificadas deberán controlar de ahora en adelante, adoptando las medidas fitosanitarias para suprimirlas en los sistemas productivos de los viveros de cítricos.

El Director Nacional del SAG, Horacio Bórquez, señaló que desde el 2019 vienen impulsando un proyecto de mejoramiento de los requisitos fitosanitarios para las plantas que se comercializan en Chile, por lo cual el SAG se abocó al desarrollo de tres normativas que generen un marco regulatorio que fortalezca el control de plagas en los viveros nacionales. “Ya promulgamos una resolución en enero de 2020 y hoy estamos dando a conocer lo que se estableció para las plantas de cítricos mediante la Resolución 8.911/2020, y en unos meses más esperamos hacer lo mismo con las plantas de vides”.

De esta forma se determinó que las plagas no cuarentenarias reglamentadas (PNCR) que aborda la nueva norma para especies de cítricos serán Citrus psorosis virus (CPsV), Citrus tristeza virus (CTV) y Hop stunt viroid (HSVd), ya que se trata de plagas que causan serias repercusiones económicas si se comercializan plantas infectadas, impactando el establecimiento de nuevos huertos y la  futura producción de  frutos para consumo, así como afectan la propia actividad de propagación, ya que el material infectado es la principal forma de dispersión de estas enfermedades dentro del territorio nacional.

El directivo del SAG hizo hincapié en que este año será para que los viveristas conozcan y se preparen para el cumplimiento de la norma. “Se hará difusión, capacitaciones, transferencia de las obligaciones técnicas que involucra, así como se dará apoyo y guía a los operadores de material de propagación por parte del Servicio. Asimismo, está contemplado que a mitad de este año se publique el listado de plagas para viveros de vid, y que a partir de 2022 se inicien las fiscalizaciones al cumplimiento de ambas normativas”, concluyó Bórquez.

¡Inscríbete en nuestro Newsletter! Todas las novedades del mundo Agro cada semana
No olvides revisar nuestro catálogo de cursos y productos publicitarios.