icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter
12 de enero de 2022
Trabajo realizado por el INIA de la región

Región del Maule da impulso a bioinsumos con primera colección de microorganismos del país

Región del Maule da impulso a bioinsumos con primera colección de microorganismos del país

La recopilación realizada a todo lo ancho y largo de la región, cuenta ya con 200 piezas caracterizadas en las que se incluyen hongos y bacterias controladores y estimuladores del crecimiento vegetal.

Equipo Redagrícola

Bacterias controladoras de patógenos y hongos promotores de crecimientos. Estas son algunas de las piezas que incluye la colección de microorganismos del Maule, la primera de su tipo que se crea en el país. Investigadores del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de la región del Maule analizaron durante tres años muestras de suelo de toda la región y recolectaron  tejidos vegetales e insectos, entre otros para su análisis y caracterización “Obtuvimos 397 accesiones, de las cuales ya hay 200 microorganismos caracterizados, identificados y conservados en el Banco de Recursos Genéticos de Microorganismos de INIA en Chillán, todos los cuales están disponibles para ser transferidos a entidades de I+D+i de la Región”, dice la investigadora Lorena Barra, líder de la iniciativa.

El objetivo de la colección es principalmente agrícola, pues el 100% de los microorganismos aislados hasta la fecha tienen un uso potencial en agricultura, señala Barra. Da como ejemplo, un grupo de hongos entomopatógenos de distintos géneros que fueron aislados desde distintos tipos de suelos y de insectos parasitados. A eso suma una colección de más de 100 cepas de hongos y bacterías controladoras de patógenos de plantas, de géneros muy conocidos como Bacillus, Streptomyces, Trichoderma entre otros.

Uno de los principales objetivos de la iniciativa era buscar tanto microorganismos con potencia de control biológico, como también promotores de crecimiento vegetal.

El objetivo principal de la búsqueda que se extendió por tres años, y que incluyó colectas de material a lo largo y ancho de la región, es la detección de microorganismos para el desarrollo de bioinsumos, señala Barra. Uno de los principales objetivos de la iniciativa era buscar tanto microorganismos con potencia de control biológico, como también promotores de crecimiento vegetal.  “Es decir, microorganismos que tienen la capacidad de fijar nitrógeno del ambiente, solubilizar fosfato, producir compuestos indólicos (auxinas) y sideróforos de hierro, todo los cuales estimulan el desarrollo de las plantas”, señala.

Agrega, que, además, por el intensivo uso de agroquímicos en los sistemas de producción actual, como ocurre con el caso de los herbicidas, se aislaron microorganismos con potencial en la biodegradación de compuestos organofosforados como el glifosato. “Este grupo podría ser una importante herramienta en la recuperación de suelos degradados”, dice Barra.

Más de 2.500 personas participaron en el proceso de búsqueda, análisis y otras actividades relacionadas con el proyecto.

Otro aspecto relevante que arrojó el trabajo, recién concluido, fue el de la formación de capacidades técnicas en materia de conservación y valorización de microorganismos. Al respecto, Lorena Barra mencionó que el proyecto “nos permitió capacitar a técnicos, profesionales, estudiantes de pre y post grado, a los cuales pudimos entregar herramientas técnicas en materias tan específicas como la conformación de colecciones de microorganismos, lo que nos permite posicionar a la Región del Maule como referente en la formación de capital humano en este ámbito”.

La investigadora de INIA expresó que en el total de actividades contempladas por el proyecto de investigación, se contó con una participación de más de 2.500 personas, incluyendo una importante participación internacional.

Artículos relacionados