icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2020 |Cítricos

En Chile

Realidad actual de variedades de mandarinas y otros cítricos

¿En cítricos todo gira en torno a W. Murcott? Carlos Wilhelmy, ingeniero agrónomo, máster en citricultura, asesor, dueño del Vivero Huerto California, responde a esta inquietud resaltando que si bien W. Murcott es, por volumen, “el portaaviones de la flota”, hay muchas opciones atractivas.

Carlos Wilhelmy.

Uno parte cosechando Oronules en el norte y son altamente productivas–describe el especialista–, se exportan en un porcentaje importante además de tener un mercado interno muy bueno en los primeros meses; el grupo grande de las clementinas termina con la Clemenules a fines de julio o principios de agosto en algunas partes. Los retornos están siendo igualmente rentables que el de la W. Murcott. Esta antes se liquidaba a más de un dólar por kilo y las clementinas a un poquito menos del dólar, pero la W. Murcott ha ido bajando y las clementinas, por calidad, por menor oferta, se han acercado e incluso han pasado ese precio. Así cobran valor las zonas que permiten sacar clementinas de buena calidad en la 4ª Región y en la parte alta de la 5ª. Y logran rendimientos parecidos a la W. Murcott, en torno a 40.000 kg/ha.

A continuación se analizan las principales opciones existentes en referencia a W. Murcott.

ORONULES Y OTRAS MUTACIONES: EL VALOR DE SALIR TEMPRANO

Oronules es la más tempranera y hay una serie de nuevas variedades que son mutaciones espontáneas de ella, de distintos orígenes, bastante parecidas. “Hay que evaluarlas –reflexiona el entrevistado– ver que tengan real valor”.

Oronules ofrece la gran posibilidad de salir antes que todos:

–Pero dura poco. Tienes que estar en una zona muy tempranera para realmente iniciar cosecha en marzo y terminarla en abril, que no se te tope mucho con la Orogrande. Cuando no hay otra en el mercado, se vende bien. Además es altamente productiva y rica de comer. Si estás en una localidad muy tempranera, como en El Palqui, en la zona alta de Montepatria, en Vicuña y en la precordillera (se adapta bien a ese clima de altura) puede dejarte más utilidad que una Orogrande, por ejemplo.

OROGRANDE, CLEMENLUZ Y CLEMENULES COMPLETAN LA SECUENCIA DE CLEMENTINAS

Orogrande corresponde a la primera clementina parecida a Clemenules, de la cual es una selección caracterizada por cosecharse 2 a 3 semanas antes.

–Orogrande presenta una fruta más bonita, más grande, objetivamente de mejor calidad que Oronules, por lo que la reemplaza en las preferencias.

Junto con ella, un poco antes o un poco después, dependiendo de la zona, seguiría Clemenluz; y finalmente, Clemenules. Según las condiciones, se podría tener clementinas desde marzo hasta los primeros días de agosto.

Mandarina W. Murcott (fotografía Comité de Cítricos).

–Si se llega a topar con la primera fecha de W. Murcott, conviene dejar esta en frío hasta que se limpie el stock de Clemenules– advierte el máster en citricultura.

La Clemenluz es una mutación espontánea de Clemenules que se detectó en un campo de la familia Baldrich en María Pinto, describe el viverista. Está representada por ANA y se comercializa con royalty en Chile. Se cosecha en mayo-junio, dos a tres semanas antes que la Clemenules normal. Se suele plantar hacia el sur, en zonas un poco más frías, para llegar ya sin fruta al periodo de heladas.

TANGO: CERO SEMILLAS GARANTIZADAS, EN CUALQUIER CONDICIÓN

La variedad irradiada Tango permite reemplazar a la W. Murcott en zonas donde hay riesgo de tener semilla, indica el viverista, ya que garantiza su ausencia por completo.

El entrevistado constata que si bien hasta ahora no se ha notado una gran diferencia en términos de precio entre la W. Murcott y la Tango, hay cadenas de supermercados dispuestas a pagar un par de dólares más por caja de esta última. Por otra parte, agrega, en caso de abundancia de oferta, se espera que Tango se pueda vender más fácilmente y en mejores condiciones, pues aunque hay paquetes de W. Murcott con muy pocas semillas o incluso ninguna, solo Tango puede garantizar que no se encontrarán en absoluto.

–¿Cómo anda el costo de la Tango versus la W. Murcott con malla?

–Lo que pasa es que poner Tango no es decisión solo del productor que quiera hacerlo. Pasa por la autorización de los representantes y tiene que ser un proyecto atractivo también para ellos: hay que cumplir con requisitos de escala y de nivel técnico y garantizar la calidad. Además se debe pagar tres ítems: un royalty por hectárea al momento en que se otorga la autorización, un valor por planta y un royalty anual que puede ser fijo o variable de acuerdo a la productividad. Para muchos candidatos resulta difícil entrar al club.

ORRI: LA DULZURA QUE SE ESPERA DEMANDARÁN EN CHINA

Esta variedad de mandarina creada en Israel compite en la misma época que W. Murcott. Tiene ya varios años en el mercado y su desarrollo ha sido comparativamente lento.

–Hacerla producir no es tan fácil, hay que realizar manejos específicos de anillado y doblado de ramas, por ejemplo. Produce un poco menos que la W. Murcott, además de requerir autorización para producirla y el pago de royalty. Entonces, la gente ha optado mayoritariamente por lo más fácil, la W. Murcott, que tiene buen precio, no tiene derechos especiales, solo hay que comprar las plantas, es segura y muy productiva. Sin embargo, yo comercializo todos los años una cantidad importante de Orri y creo que voy a empezar a vender más.

¿En qué se funda esta expectativa? Probablemente la principal razón se encuentre en la apertura de China a los cítricos chilenos. Se supone que dicho mercado será muy exigente en la calidad ofrecida por Orri: tiene muy buen color, se pela fácil, posee gran sabor, pulpa fundente y, mientras W. Murcott con dificultad alcanza los 12 a 13ºBrix, su competidora israelita llega sin tanto esfuerzo a los 16 a 17ºBrix. Un plus en el gigante asiático, que prefiere fruta muy dulce.

Orri actualmente implica royalties por hectárea, por planta y por producción, pero no hay exigencias adicionales, a diferencia de Tango.

INGRESAN NUEVAS VARIEDADES ISRAELITAS

La introducción de nuevas variedades de mandarinas y otros cítricos de Israel era inminente al momento de la entrevista. De acuerdo a Wilhelmy, la liberación de cuarentena debía producirse en los primeros días de 2020. Pero el proceso hasta la comercialización toma su tiempo. Primero se necesita un proceso de multiplicación del material para contar con material de injertación, luego la plantación para ver cómo se comportan en distintas zonas y esperar un par de años adicionales para ver la fruta. Al menos 5 a 6 temporadas hasta reunir información básica y empezar a tomar decisiones con las variedades más promisorias.

Los cultivares introducidos no son 100% seedless, afirma el especialista, pero semillan menos que W. Murcott:

–En los huertos de pruebas donde se combinan distintas variedades, la W. Murcott puede presentar 8 a 10 semillas por fruto en promedio, en tanto que en las variedades irradiadas de Israel solo aparecen una o dos y en un porcentaje bajo de los frutos. Se pueden plantar sin mallas en bloque compacto.

La selección del portainjerto debe ser muy cuidadoso, pues influye de manera determinante en el comportamiento de la variedad y en la respuesta a condiciones edafoclimáticas.

IMPACTO DEL MERCADO CHINO SOBRE SELECCIÓN DE VARIEDADES Y PORTAINJERTOS

La exigencia de calidad del mercado chino puede ser alta, remarca el asesor, porque pide calibre y sobre todo dulzor:

–Habrá que ver si están dispuestos a pagar un valor atractivo para los exportadores chilenos. Se puede dar, aunque con una calidad que no todos tienen. Por eso hay gente buscando opciones de variedades o explorando el uso de patrones que hacen a la planta algo más débil y, aun cuando te pueden generar un calibre promedio un poquito más chico, permitirían tener uno o dos grados Brix adicionales. O hay personas viendo sectores con mayor acumulación de azúcar, sobre todo en áreas precordilleranas de primaveras más cálidas y mayor acumulación térmica.

Si se da un requerimiento de mayor dulzor en el mercado chino, el tema de la selección del portainjerto adquiere un nuevo matiz:

Macrophylla es el injerto que menos acumulación de sólidos solubles logra. Si nos piden de 14º Brix para arriba en una mandarina tardía, tal vez ni siquiera con el portainjerto C-35 vamos a llegar. No obstante, se trata de supuestos. Una Orri sobre Rubidoux podría dar 18º Brix, hay que ver, todo es posible. Y si lo manejas bien, te ubicas en una zona climática con acumulación de grados suficiente, si controlas el riego y la nutrición, quizás Rubidoux puede ser una herramienta; está por verse.

–¿Hay novedades en cuanto a la oferta de portainjertos?

–Te diría que con los 5 patrones que trabajamos, Citrus macrophylla, C-35, Carrizo, Citrumelo y Rubidoux, Chile puede tener fruta de excelente calidad, muy buenos rendimientos y buen calibre, sabiendo elegir el más adecuado para cada variedad y haciendo un estudio para determinar las condiciones de suelo, salinidad, carbonatos, etc. Ojalá tuviésemos patrones, por ejemplo, trifoliados, más resistentes a carbonatos, para avanzar un poco hacia el norte. Se están probando en el mundo, pero el desarrollo de portainjertos es mucho más lento que el de variedades. Sí hay algunas novedades, algunos parecidos a macrophylla, pero resistentes al virus de la tristeza; se están buscando patrones parecidos a naranjo amargo también resistentes al virus de la tristeza, otros patrones con mayor resistencia a la salinidad, pero eso va a demorar mucho.

LIMONEROS: PERSPECTIVAS SIN Y CON SEMILLA

Wilhelmy estima que la apertura de China y la posibilidad de producir limones sin semillas, moverán bastante la plantación de limoneros:

Se estima que la posibilidad de producir limones sin semilla impactará en el mercado.

Cuadro 1. Principales variedades, plantas comercializadas en 2017. Fuente: Anuario Viveros 2018.

–En este minuto hay dos variedades Eureka sin semillas, una de origen australiano y otra de origen sudafricano. Si bien ambas están controladas a nivel global por Biogold, para EE.UU. Wonderful Citrus adquirió la exclusividad y obtuvo también el control para Chile. Apunta a comercializar en Norteamérica todos los limones Eureka seedless provenientes de nuestro país: las exportadoras deben comprometerse a comercializar la fruta a través de Wonderful para recibir la autorización de plantación.

–¿No hay otra opción en limón sin semilla?

–Sí, y van a ser de más fácil acceso. Yo espero recibir pronto una variedad de origen israelita: Galya. Habrá que validarla para hacer que produzca al menos igual que Eureka seedless, porque comercialmente tiene los mismos atributos.

–¿Hay un mejor precio para los limones sin semilla?

–No hay una mayor demanda que signifique más dólares por caja, pero Wonderful va a hacer un desarrollo comercial que tendrá que generar una preferencia.

–¿Y cómo andan las variedades con semilla?

–Lo que tiene más demanda en mi vivero es Messina, que sale temprano, se cosecha en marzo-abril; también Eureka, el tradicional, y Eureka Benjamín, mutación seleccionada en Chile que produce un poco más que el Eureka tradicional y un poco más en verano. He vendido algo menos de Fino 49. En el caso del limón si cambias a variedades de mejor calidad, que se cosechan un poquito antes y con mayor porcentaje de exportación, puedes pasar de un negocio malo a uno muy bueno, con la misma especie. Eureka, por ejemplo, aparte de la exportación, tiene un muy buen precio en el mercado nacional, y ahora eventualmente se sumaría el de China.

COMBINACIÓN DE DISTINTAS ESPECIES Y VARIEDADES DE CÍTRICOS

–Dada la expansión de plantaciones de cítricos, ¿en el futuro cada vez va a ser más necesario el uso de mallas, excepto con Tango?

–No, porque, por ejemplo, las variedades israelitas de pocas semillas probablemente se pueden combinar con otros cítricos sin necesidad de mallas. La mayoría de los naranjos no produce polen viable, resulta posible combinarlos con estas variedades de mandarinas, los pomelos también, se dispone de algunas variedades de limonero que no generan mucho polen, y hay W. Murcott muy cerca de ellos sin problemas. Por lo tanto, diría que la malla en Chile es una situación más bien excepcional cuando se está cerca de fuentes de polen muy potente, como en áreas con fuerte presión de clementinos. Ahora, desgraciadamente para los que producen en zonas donde antes había solo clementinas, hay una tendencia a poner W. Murcott cuyo polen las contamina. Pero en general hay una segmentación: no hay clementinos cerca de la costa ni hacia el sur, o hay muy pocos.

–¿Qué tan complementarias pueden ser las distintas especies de cítricos en un predio?

–Por las fechas son complementarias. Si tienes un campo donde espacialmente puedes poner limoneros y alguna mandarina, son súper compatibles cuando tomas los resguardos para evitar la polinización cruzada. Uno podría tener distintos cuarteles con limoneros, naranjas, mandarinas de distintos tipos. Hay campos grandes que empiezan a cosechar en marzo y no paran hasta septiembre, o más incluso, con variedades tardías de Valencia, pomelo y limones tardíos, hasta sacar fruta casi todo el año.

PERSPECTIVA DE NEGOCIO DE NARANJAS Y POMELOS

–¿Qué tan bueno es el negocio de pomelos y naranjas para meterlos en el sistema?

–El pomelo es un mercado muy pequeño que prácticamente no ha crecido. Está Ruby y algunas variedades amarillas que pueden ser interesantes. En general la naranja tiene precios más bajos que las mandarinas, pero hay variedades altamente productivas. Lo que yo más he vendido es Fukumoto, tempranera, y Cara Cara, de media estación. Fukumoto se cosecha en el norte a partir de abril y en la zona central a partir de mayo; se termina a fines de junio en tanto que la Cara Cara termina a mediados de agosto. Si tienes W. Murcott se arma una secuencia, por ejemplo, desde abril-mayo con cosecha de Fukumoto, en julio pasas a Cara Cara y en agosto sigues con la mandarina.

Naranja Cara Cara (fotografía San Osvaldo).

La naranja es un negocio “más discreto pero más seguro” que las mandarinas, comenta Wilhelmy:

–Soporta mejor el frío, los árboles son altamente productivos, es posible obtener sobre 50 mil kilos/ha todos los años y porcentajes de exportación buenos. Entonces el ingreso total/ha puede resultar súper importante. Hay proyectos hasta la 6º Región e incluso más al sur, en Mataquito o Curicó. Se han reconvertido olivos en algunos lomajes sobre el nivel medio del valle, donde no hiela tanto; también acercándose a la costa en esas zonas, donde se producen menos heladas gracias a la influencia costera, existe interés por poner limoneros.

LA BASE DEL ÉXITO SE ENCUENTRA EN EL BUEN DISEÑO INICIAL

Carlos Wilhelmy estima que el éxito del proyecto citrícola se basa en el diseño:

–Hay que darle muchas vueltas a la especie, la variedad, el patrón, la elección del sector, el sistema de riego, la cantidad de goteros, la precipitación, la altura relativa en el valle (cómo ordenar las plantaciones desde las partes más bajas a las más altas), la distancia de plantación, el tipo de camellón. Una distinta exposición o unos pocos metros de diferencia hacen que la calidad sea distinta. Todo eso lleva a que la producción tenga mayor seguridad en cuanto al éxito o, por el contrario, que parta con complicaciones.

INFORMACIÓN DE INTERNET DE VARIEDADES DE PROGRAMAS DE MEJORAMIENTO EN CHILE

Biogold

Naranjo

  • Navel temprana M7: Australia, de ombligo, 1-2 Brix sobre otras variedades tempranas, abril-julio.
  • Glen Ora Late Navel: Sudáfrica, de ombligo, tardía, se mantiene madura en árbol 6-8 semanas.
  • Kirkwood Red Navel: Sudáfrica, de ombligo, dos semanas después de Cara Cara.
  • Witkrans Late Navel: Sudáfrica, de ombligo tardía, 2-3 semanas después de Lane Late.
  • Carninka Late Navel: Sudáfrica, 2-3 semanas después de Witkrans.
  • Ruby Late Valencia: Sudáfrica, está siendo evaluada para extender período de oferta de naranjas pigmentadas.

Pomelo

  • Jackson LS: Sudáfrica, amarillo, mayo-junio.

Mandarino

  • Royal Honey Mandarin: Australia, mayo-junio.
  • Leanri: Sudáfrica, junio-agosto.
  • IRM 1: Australia, julio-agosto.

Limonero

  • Eureka! Seedless: Sudáfrica, algo más temprana que Eureka, buena producción de verano, inicio de maduración a partir de abril.

ANA

Naranjo

  • Cambria: Sudáfrica, ombligo cerrado, agosto-septiembre.

Clementino

  • Clemenluz: Chile, inicios de mayo.

Limón

  • Benjamín Andes: Chile, marzo-abril.

Programa de mejoramiento genético de cítricos PUC

  • Obtención de variedades de mandarinas y limones sin semillas, hasta ahora sin variedades registradas.

Nagi

Mandarino

  • Orri: Israel, irradiada, 0-2 semillas, julio-octubre
  • Yanov: Israel, irradiada, 0-2 semillas, mayo-junio.

Llahuén

Mandarino

  • Tango: EE.UU., irradiada, sin semilla, julio-septiembre.

–¿Cuáles son los problemas más comunes en términos de selección de variedad y portainjerto?

–Los problemas de semilla son recurrentes; se logran evitar si se elige bien la variedad y el lugar donde se planta. Por otra parte, hay zonas donde algunas variedades no dan nunca una buena calidad, les falta color, no alcanzan el calibre ni los grados Brix esperados: se ven afectadas, por ejemplo, por la influencia costera que provoca una falta de acumulación de calor, por el viento característico de esos sectores, también eventualmente por la falta de frío en invierno. Esas son los problemas quizá más frecuentes.

DIFERENCIAS RESPECTO DEL AÑERISMO

Hay variedades que tienen mayor tendencia a la alternancia que otras, menciona el entrevistado. Si no se poda bien una W. Murcott y la cosecha se atrasa, aumenta la probabilidad de una gran cosecha en una temporada y a la siguiente una baja considerable.

–Este año que pasó hubo campos que produjeron un 25% de lo cosechado el año anterior –cuantifica–. También influyen variables climáticas y otros factores, que cuando se combinan provocan el añerismo. Plantaciones bien manejadas reducen las variaciones a niveles moderados, súper tolerables, dentro de márgenes de alta producción. Si tienes un año 75.000 kg, bueno, es normal pasar a 45.000 en el siguiente, pero en promedio son 60.000 kilos/ha. La Valencia tardía igualmente es muy añera, aunque si logras ubicarla donde corresponde y manejar bien, es una alternativa altamente productiva, de gran calidad y valor atractivo en el mercado de exportación.

Entre las especies con poca alternancia, el viverista destaca los limoneros:

–Producen todos los años, la fruta incide poco sobre la floración y cuaja de la temporada siguiente. Hay plantaciones de Eureka que dan 100.000 kg/ha todos los años. A medida que envejecen se van desgastando, comienza a achicarse el calibre, aunque siguen produciendo un tremendo volumen.

UNA RAZONAMIENTO COMO REFERENCIA EN LO ECONÓMICO

Por supuesto cada caso productivo resulta muy diferente, de modo que Wilhelmy no considera factible dar cifras generales de resultados económicos. No obstante, plantea un razonamiento sobre la base de supuestos conservadores:

–Prácticamente en cualquiera de las especies de cítricos se logra sin complicaciones del orden de 30.000 kilos/ha. Con precios a productor como los actuales, en torno a 0,7 a 0,8 dólares/kg, hay una buena probabilidad de obtener retornos de 20 a 25 mil dólares/ha. Los costos de producción, bien manejados, se sitúan en 12 a 15.000 dólares/ha. Te pueden quedar US$10.000/ha sin hacer tan bien las cosas. Y de ahí para arriba, porque hay quienes producen 50.000 kg/ha y exportan el 80%, que son 40.000 kg: ya hablamos del orden de US$30.000/ha con los mismos costos.