icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2020 |Noticias

Según investigación de dos universidades

El patrón citrange Carrizo favorece el desarrollo del principal vector del HLB

Uno de los patrones de cítricos más utilizados en la cuenca mediterránea, citrange Carrizo, es extremadamente favorable para el desarrollo y la reproducción de Diaphorina citri, principal vector del HLB, por lo que su introducción tiene consecuencias muy peligrosas para este cultivo, según un estudio de la Universidad Jaume I del Castellón y la Universidad de Florida.

Aunque varios experimentos de campo centrados en la gestión del HLB y sus vectores han incluido en sus estudios distintas variedades injertadas en Citrange Carrizo, es la primera vez que se estudia en condiciones de laboratorio y semi-campo la supervivencia, desarrollo, puesta y preferencia de D. citri sobre este patrón. Los resultados han sido publicados en la revista Entomologia Generalis, y sus autores, Pablo Urbaneja-Bernat, Daniel Carrillo y Josep A. Jaques, han elaborado un resumen para el próximo número de la revista Phytoma, dedicado a los cítricos.

PATRON MÁS SUSCEPTIBLE

Los resultados confirmaron que citrange Carrizo es un patrón más susceptible al psílido asiático de los cítricos que los otros dos estudiados, Poncirus trifoliata y naranjo amargo. El promedio de huevos puesto por la hembra de D. Citri fue mayor en este patrón; además, necesitó menos días para poder completar su desarrollo desde el estado de huevo hasta el de adulto sobre citrange Carrizo. Finalmente, en los experimentos de elección, donde se soltaron cien individuos de D. citri en el centro de una jaula, se observó que el patrón más atractivo fue citrange Carrizo, seguido del naranjo amargo y P. trifoliata.

“La adaptación de este psílido a condiciones climáticas de diferentes partes del mundo y sobre distintos huéspedes indican que este insecto puede adaptarse fácilmente a las condiciones climáticas de la cuenca mediterránea. El establecimiento de este psílido en el Mediterráneo podría causar daños devastadores para la citricultura. Por ello, es necesario seguir trabajando sobre patrones alternativos e identificar nuevos patrones potencialmente resistentes a los vectores de la enfermedad del HLB, tanto a D. citri como a Trioza erytreae, y que puedan reemplazar al patrón susceptible citrange Carrizo, si fuese necesario”, aconsejan los investigadores que han realizado este trabajo.

Por ahora, D. citri, el vector del HLB en Brasil y Florida (Estados Unidos), dos de las zonas citrícolas más importantes del mundo, no está presente en Europa, pero ya se ha expandido por casi toda Asia y América, y también por algunos países del este de África y la península arabiga, cada vez más cerca de la cuenca mediterránea.