icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2020 | Adelanto

ADELANTO: Especial frutos secos próxima edición

Novedades en nogales: mayores rendimientos en el sur y ensayos con déficit hídrico en el norte

Mientras en la zona sur se están realizando diferentes manejos para aumentar los rendimientos productivos, en la región de Coquimbo se ha estudiado el efecto del déficit hídrico sobre dos variedades: Serr y Chandler, con el objetivo de estimar el efecto sobre la productividad y calidad de la nuez.

El cultivo del nogal en la zona sur está superando las 7 toneladas por hectárea de producción, al menos en los campos que no fueron afectados por heladas, demostrando así que problemas como la peste negra no son una limitante cuando se maneja en forma apropiada. Junto a un experto de amplio conocimiento en el área, revisamos el modelo de formación de los árboles y visitamos campos que están utilizando metodologías de manejo de suelo, nutrición, riego y drenaje para superar condiciones de suelo difíciles, como la presencia de piedras a poca profundidad o texturas arenosas donde hasta hace poco predominaba el pino insigne.

En el otro extremo, en la región de Coquimbo, se ha estudiado por ya varios años el efecto del déficit hídrico prolongado en la productividad y calidad de la nuez de la variedad Serr, con datos preliminares para Chandler. Se evaluaron los efectos en huertos sometidos a diferentes tasas de riego deficitario, con el objetivo de estimar el efecto sobre la productividad y calidad de la nuez. Esto ha permitido generar protocolos para manejar el nogal hasta con un 30% menos del aporte hídrico, pero sin afectar la producción y la calidad de la nuez. Incluso, el déficit hídrico aplicado en cierto periodo del desarrollo de la fruta aumenta los colores claros en la pulpa.

Según los resultados obtenidos en los ensayos de riego deficitario, es posible indicar que el déficit hídrico al que son sometidos los nogales, puede favorecen el rendimiento de colores claros de las nueces (Extra light y Light), tal como se vio reflejado en los periodos del 2013 al 2015 en la región de Coquimbo, donde los colores claros de las nueces, presentaron los mayores porcentajes de acuerdo a lo informado.

Entre otros manejos estratégicos para los huertos, conoceremos recomendaciones para el correcto control de malezas en huertos de nogal, de modo que, al final del ciclo, podamos llegar a cosecha con el suelo en las mejores condiciones para lograr desarrollar una eficiente recolección de la fruta.

AVANCES EN EL MANEJO DEL AVELLANO EUROPEO

Por su parte, el avellano europeo es un cultivo que aumenta cada día su extensión en los campos chilenos, principalmente en las regiones del sur, por lo que desde hace algunos años se vienen afinando manejos para mejorar aspectos tanto fitosanitarios como productivos. Estrategias de poda, control de enfermedades que inciden negativamente en su óptimo desarrollo, etc.

En avellano ya hay agricultores que están logrando producciones estables en torno a los 3.000 kg/ha o más. Pero veremos que todavía quedan muchas preguntas por responder y manejos por desarrollar. Es así que conoceremos un ambicioso programa que coordina a universidades, institutos y centros de estudio muestra auspiciosos resultados. ¿Cómo diferenciarse en avellano europeo? Visitamos el primer huerto orgánico de avellano europeo establecido en Chile y conocimos el potencial y retos de este segmento en el contexto de dicho frutal de nuez.

En lo que respecta a las estrategias de poda del avellano europeo, los expertos han llegado a la conclusión de que la poda de formación es indispensable para asegurar el equilibrio futuro de los árboles y a la vez simplificar las futuras podas de fructificación de los árboles adultos. Algunas de las estrategias evaluadas son
Formación multieje y Formación en monoeje. Por su parte, en lo que respecta a la construcción del esqueleto productivo, mediante podas de producción, se deberá privilegiar la obtención de la mayor superficie fotosintética con el menor esqueleto posible. La copa deberá estar bien expuesta a la luz y al mismo tiempo, sostenida por una estructura sólida, capaz de soportar a futuro elevadas cargas de avellanas.

FRUTALES DE NUEZ EMERGENTES EN CHILE

Pero existen otros frutales de nuez que de manera decidida o incipientemente buscan su espacio en los campos chilenos. Entre los primeros el castaño es una interesante alternativa para el centro sur y sur de Chile, con una demanda creciente en los mercados y escases de fruta en algunos países productores tradicionales como Italia. Entre los incipientes encontramos al pistacho, alternativa para la que ya hay disponibles plantas en vivero y en la que se ha avanzado en lo referente a la selección de las variedades más adecuadas para Chile.

En el caso del castaño, para lograr un negocio rentable se requiere la formación y conducción de huertos modernos de castaños, los que deben considerar el empleo de técnicas propias de la fruticultura, aun considerando que este árbol en “natura” es una especie de tipo forestal. Junto a ello, es fundamental la elección del sitio de plantación (suelo, clima), calidad de plantas, modelo de plantación, adecuado acondicionamiento y preparación del suelo, fertilización, poda de formación, manejo de malezas, riego y mecanización de las labores culturales.

*¡Este y muchos temas más serán parte de nuestro especial ‘frutos secos’ que circulará en abril próximo!