icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 |Empresas

Mejora productiva en palto en base a sistema LemSense de LemSystem: «El monitoreo del riego con las sondas nos cambió la vida»

En un huerto de palto de 90 ha cercano a Melipilla la instalación de 5 sondas de monitoreo de humedad que transmiten datos en tiempo real y cuya información es administrada por el sistema LemSense, está provocando un rápido incremento de la producción y una mejora de la condición general del huerto, superando así una condición limitante de suelos arcillosos.

 dsc_0937Ingeniero Agrónomo Rodrigo Vilches, administrador del campo.

En el fundo Hacienda Santa Elena, ubicado en el sector El Paico, región Metropolitana (camino antiguo a Melipilla), incorporaron tecnología de monitoreo de riego en base a sondas FDR, también llamadas sondas de capacitancia, para sacar adelante la producción de un huerto de palto Hass plantado en un suelo arcilloso y difícil de regar.

Instalaron cinco sensores FDR o sondas de capacitancia de LemSystem para medir humedad de suelo y la absorción de agua por las raíces en un huerto de paltos de 90 ha. El huerto está subdividido en 20 sectores de riego, pero en función al costo, se instalaron sondas en solo 5 sectores de riego de 18 ha cada uno, en lugares considerados por el productor como representativos. Es decir, una sonda y una decisión de riego por cada 18 ha.

El huerto tiene paltos de 2004 y los últimos paños fueron plantados en 2012, completando las 90 ha. A eso se añaden 62 ha de limoneros y 17 ha de mandarinas W. Murcott. A lo que planean sumar 17 nuevas hectáreas de W. Murcott y otras 15 de limones.

El campo se riega con acciones de agua del río Mapocho y en su caso particular el recurso hídrico no es limitante, por lo que ahorrar agua no fue la razón para incorporar tecnología de monitoreo de humedad de suelo. «Nuestra limitante o el principal problema que nos impulsó a incorporar tecnología de apoyo a las decisiones de riego es que los paltos están plantados en suelo arcilloso, aunque por suerte son arcillas manejables. Para superar esa dificultad buscamos la solución en la empresa LemSystem», explica el ingeniero agrónomo Rodrigo Vilches, administrador del campo, quien a trabajado por 20 años en el fundo.

Antes de las sondas el campo controlaban el riego en base a calicatas «cuando se puede», aclara Vilches, indicando la gran dificultad de la agricultura para conseguir mano de obra, y la información de las calicatas se complementaba con bandeja de evaporación.

Explica Vilches que lo que más lo complicaba era determinar los momentos de la temporada en que debía bajar la frecuencia de riego o aumentarla, eventos que se producen en los alrededores de marzo, en el primer caso, y en las cercanías de agosto, en el segundo. «Antes de los sensores, en esta época (agosto) no regábamos porque veíamos humedad, había lluvias esporádicas, etc. Entonces, no regábamos, pero ahora sabemos que estábamos estresando a los árboles y que debimos haber regado».

Pero además, continúa Vilches, «en el caso de los paltos la planta demanda más o menos agua dependiendo de la carga (añerismo), puede no tomar agua si -por ejemplo- ha sufrido una helada o si el agua contiene sales, así mismo absorbe menos agua. En todas esas circunstancias los sensores son de gran ayuda».

crlandaVisión satelital de las sondas instaladas en los paltos de Hacienda Santa Elena. Aparecen 6 porque el productor tenía una sonda manual previa a la que Lemsystem conectó al sistema con telemetría.

EL EFECTO EN EL PROGRAMA DE RIEGO Y EL IMPACTO PRODUCTIVO

«En términos generales estamos aplicando un 25% más de agua y estimo que a nivel de huerto de palto riego con un 50% más de agua. Si antes en temporada regaba cada 7 días, esta temporada (2015-16) regué cada 3 días». El año pasado en Hacienda Santa Elena fue de baja productiva -año off- de los paltos pero ya este año están apreciando realmente los resultados. «Este año, según lo que vemos por la carga de los paltos, esperamos una cosecha como no hemos tenido nunca. El sistema nos cambió la vida. De hecho el asesor nos manifestó que los paltos estaban espectaculares ya en etapa de crecimiento y hoy vemos que además de buena producción tendremos buenos calibres», anticipa Vilches.

Además de regar más ajustado a la demanda del cultivo, otro aspecto que para al agrónomo explica la clara mejoría productiva está en que el nuevo régimen de riego, con más agua pero sin enfermar las plantas, hace que las sales que aporta el agua del Mapocho ahora no se acumulen en la zona de raíces.

Las sondas son parte de un sistema inalámbrico que transmite los datos en tiempo real, denominado LemSense, y estos datos se administran en una plataforma web, todos los involucrados en el riego del huerto tiene la posibilidad de acceder a ellos -gracias a una clave- a través de un computador, un smartphone o tablet. Según Vilches, el sistema le puede expresar la información simplificada a nivel de un número por sonda, que le indica que debe regar ese sector, o como gráficas que le permiten ver la humedad a varias profundidades de suelo y cómo esta se ha comportado en el tiempo.

Explica el agrónomo que participan del sistema el dueño, todos los jefes del fundo, el casetero e incluso el asesor. Además, anexó sensores de temperatura al sistema con lo que junto a la información de humedad de suelo y de alarmas vinculadas a los eventos de riego, en su teléfono así mismo recibe avisos ante la posibilidad de heladas, lo que le permite encender a tiempo los molinos antihelada. Según Vilches, el sistema también le va generando un historial de riego del campo, el que puede ser expresado y trabajado en una planilla excel.

«En vistas a los buenos resultados que estamos observando creo que el próximo paso que debemos dar es incorporar el control de caseta de riego (LemBox)», manifiesta Vilches. El sistema LemBox le da al administrador del campo la posibilidad de monitorear exactamente qué se hizo o no se hizo dentro de la caseta de riego. Por ejemplo, qué bombas se prendieron, qué sectores se regaron, con cuánto caudal, etc. «Para mí es el paso lógico ya que entre otras cosas me permitirá saber si se tapó un gotero o dejó de funcionar un aspersor. O sea, un verdadero control de cada evento de riego», señala Rodrigo Vilches.

recuadro_lem