icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Abril 2020 |Syngenta x RA360 |Nogales

Manejos agronómicos

La sintonía fina del nogal en el sur

Las condiciones de clima y suelo, entre otras, hacen diferente a una buena parte de las prácticas en este frutal. Con los años se han ido refinando aspectos como la nutrición, las opciones de variedades, la polinización, la fitosanidad, las plagas, el riesgo de heladas y el proceso poscosecha.

Joublan calcula que en los huertos bajo su asesoría técnica se aplica un tercio de los fertilizantes respecto de lo que se observa en otros predios. La base es un control constante de la evolución de los árboles, por lo general a partir de 6 análisis foliares en la temporada.

En la etapa inicial de desarrollo de las plantas, “se acelera a tope”. Logrado el objetivo, se debe empezar a frenar los árboles.

Aplicación de Ethephon.

–¿En qué tipo de fertilizantes se nota más esa diferencia… En los nitrogenados?

–No, se aprecia más en los fertilizantes potásicos, porque los vamos aplicando en la medida que la planta los va requiriendo, de acuerdo a los resultados de los análisis. Aplicaciones foliares hacemos 2 a 4 en la temporada, principalmente de zinc, boro, microelementos. Algo también de macroelementos si se aprecian deficiencias, pero damos preferencia a las aplicaciones al suelo, por el mayor costo de los foliares. Logramos mantener todos los elementos equilibrados sin problemas.

–¿Adicionas bioestimulantes, productos orgánicos, fitohormonas…?

–Sí, por ejemplo extractos de algas, aminoácidos y bioestimulantes radiculares, en primavera.

TULARE: UNA ALTERNATIVA MUY INTERESANTE POR SU PRODUCTIVIDAD

De acuerdo a Jean Paul Joublan, la variedad Tulare presenta diversas características que la hacen atractiva en la zona sur:

–Es mucho más productiva. Cuando establecimos Tulare como ensayo en Linares, tuvimos producciones de 8,9 toneladas/hectárea a la 5ª hoja sin hacer nada en particular (y continúa teniendo ese rendimiento), mientras la Chandler con los mismos años estaba en 2 a 2,5 t/ha. En segundo lugar, se autopoliniza, en tanto que gran parte del problema que presenta Chandler al principio, creo, proviene de la polinización. De hecho en el campo La Compañía [ver artículo anterior] se usan tres polinizantes, Fernette, Cisco y Franquette para garantizar un periodo largo de emisión de polen y evitar riesgos con la polinización de la Chandler, porque en el sur debido a las horas de frío realmente tenemos dicogamia. Tercer punto: la fecha de brotación es más o menos la misma, lo que significa que no hay tanto riesgo de heladas u otros fenómenos climáticos al principio de la temporada. Cuarto, hasta aquí se ha mostrado muchísimo menos sensible a peste negra. Y quinto, se cosecha 5 a 6 días antes, lo cual en estas regiones, cuando hay amenaza de lluvias en cosecha, puede resultar un factor que te aliviane mucho esta fase.

En cuanto a calidad, el asesor destaca su buen calibre.  Su sello superior incide en menos nueces amarillas cuando hay precipitaciones o humedades relativas altas, al igual que su cáscara gruesa, aspecto este último que también hace que se parta menos durante el proceso que Chandler.

Visita el sitio web

Su gran desventaja está en su color un poco más obscuro. En la zona productiva hacia el norte del país un extra light es difícil de obtener en los porcentajes que logra Chandler.

–Pero mientras más al sur te vas, hay menos radiación –explica Joublan–, las temperaturas en verano, si bien es cierto son altas, en la noche bajan más que en Santiago, y la humedad también es mayor. Eso hace que la madurez fisiológica sea más coincidente con la madurez de cosecha, favoreciendo un color más claro.

En el fundo  de Yumbel de Agrícola Solaris ya se han plantado cerca de 50 ha de esta variedad, y también, como se mencionó en el artículo precedente, se ha establecido en La Compañía, entre otros predios.

MANTENER BAJA LA PRESENCIA DEL AGENTE CAUSAL: VITAL EN PESTE NEGRA

El asesor considera que la peste negra es un tema dominado.  De hecho, indica, en el campo La Compañía el problema nunca ha tenido una incidencia más allá de un 1 o 2%. La base son las aplicaciones de cobre: 8 veces en la última temporada; en los años más difíciles el número llega a 12.

¿Cuál ha sido la clave del éxito? En primer lugar, mantener una muy baja presencia del agente causal, Xanthomonas arboricola, pv. juglandis, significa tener un huerto libre de la presión del inóculo. Segundo, ser muy ordenados en las aplicaciones, haciéndolas en el momento indicado de acuerdo a patrones técnicos; un atraso de un par de días puede ser fatal. Luego, emplear una buena nebulizadora, bien calibrada: un tratamiento planificado cuidadosamente y hecho en el momento preciso puede fracasar en el control si el equipo no dirige el producto de manera uniforme a donde debe llegar. Finalmente, agrega Joublan, hay que mantener los equilibrios nutricional e hídrico de los árboles, sin déficits ni excesos, de manera que no sufran estrés, especialmente en el periodo de crecimiento y llenado del fruto hasta la cosecha.

–Es un tema de preocupación incluso a nivel de cuartel –puntualiza el consultor internacional–: si sabes que un cuartel suele tener más incidencia que otros, entonces obviamente lo tratas distinto, eventualmente con más aplicaciones… Porque la peste negra por lo general empieza por un cuartel: hay focos. También hay factores que favorecen al patógeno, por ejemplo la presencia de cortinas cortavientos, que impiden la disminución de la humedad relativa generada por el flujo del aire, el cual reduce el tiempo en que hay agua libre en los frutos.

La baja capacidad de los suelos arenosos de conducir y almacenar calor, y de entregarlo a las plantas en la noche puede haber influido en el daño por heladas en sectores localizados “de la carretera hacia la costa”.

MANEJO PREVENTIVO Y CONTROL BIOLÓGICO

Su propuesta fitosanitaria es un manejo preventivo. Utiliza control biológico contra fitóftora, aplicando trichodermas específicos, de una a cuatro aplicaciones dependiendo de lo que se vaya observando.

–¿Has probado con bacteriófagos contra peste negra?

–Funcionan bien. Los probé y las hileras en las cuales se usaron mostraban una diferencia notable con las hileras sin aplicación. Sin embargo, hasta ahora no se ha logrado una producción industrial suficiente para abastecer con el producto y llevar los resultados a superficies comerciales.

Las condiciones climáticas de la temporada en el sur que se asemejaron a la existente 400 km al norte y resultaron muy favorables para una excelente producción, también lo fueron para el desarrollo de plagas que nunca habían llegado a ser problema en esas latitudes.

–En La Compañía [Bulnes] hubo un ataque fuerte de pulgones [Chromaphis juglandicola] y se aplicó control químico con un producto de etiqueta verde. Sin embargo, en otros huertos no se hizo nada y el control natural funcionó súper bien, gracias a la presencia del microhimenóptero Trioxys pallidus, más la acción de coccinélidos (chinitas). Hemos tenido chanchito blanco, que nunca había visto en esta zona. En los alrededores de Los Ángeles observé efectos de arañita roja sobre las hojas [afectan al nogal la arañita roja europea, Panonychus ulmi, y la arañita bimaculada, Tetranychus urticae], pero no encontré absolutamente ningún ácaro vivo, probablemente por la acción de la arañita acarófaga Amblyseius californicus. Hasta ahora no había tenido estos ácaros, o solo los había encontrado en huertos que utilizan insecticidas de amplio espectro. Mi política es mantener un poco de vegetación, controlar la maleza, pero no eliminarla del todo, y aplicar el mínimo de productos para posibilitar la presencia de enemigos naturales.

USO DE TUTORES BAJO CUESTIONAMIENTO

El consultor es partidario de que el árbol se sostenga solo, sin el uso de tutores, incluso en condiciones de vientos del sur en octubre-noviembre sobre 70 km hora, como ocurre en la zona de Bulnes y otras similares.

–En definitiva yo necesito más ramas, y lo que hace el tutor es disminuir su cantidad, en forma mecánica, porque representa un obstáculo. Donde está el tutor no crecen. Y si tú tienes la mitad de las ramas, tienes la mitad de las raíces.

EL CLIMA NUNCA ES IGUAL DE UN AÑO A OTRO NI DE UN LUGAR A OTRO

Si bien el clima fue muy favorable para la mayor parte de la zona sur, hubo excepciones. Contra lo acostumbrado, una helada afectó a los campos ubicados “de la carretera hacia la costa”, cuando lo normal es que este tipo de fenómeno ocurra “de la carretera hacia la cordillera”.

–Fue totalmente al revés –se sorprende Joublan–, se heló el predio que asesoro en Yumbel y también uno que asesoro en Quillón. No había visto algo así antes. El 26 de noviembre hubo esa helada que afectó al maíz, papas, tomates, muchos cultivos de hortalizas. Ocurrió en suelos arenosos, que se calientan muy fuertemente en una delgada capa superior (hablamos del orden de un centímetro), y hacia abajo permanecen fríos, porque no conducen el calor. Los suelos con arcilla o trumaos, de estructuras más finas, conducen mejor la temperatura, no están calientes arriba pero el calor es más homogéneo hacia abajo. Por lo tanto la entrega de calor de un suelo arcilloso en una noche fría es mucho más prolongada y efectiva. Como el sol ya no está en el periodo nocturno, la única radiación que puede obtener el cultivo viene del suelo, y en un suelo de textura arenosa el aporte se agotará rápidamente. Yo creo que en Yumbel y Quillón eso hizo la diferencia.

Un error en el riego o la fertilización acrecentará la dificultad para el llenado que tienen las nueces en el sur.

Secadores para semilla de maíz: por su caudal de aire son capaces de secar las nueces en menos tiempo del habitual, favoreciendo el color y la calidad.

Uso de micoraspersores para lograr un bulbo más expandido, en comparación a gotero, en suelos arenosos.

La madurez fisiológica en el sur es más coincidente con la madurez de cosecha, lo que favorece un color más claro.

Como resultado, se perdió la producción, todavía no muy importante, de los árboles que se encontraban en 4ª hoja. Sin embargo, reitera Joublan, fue una situación excepcional.

–¿Se justifica la inversión en ventiladores en el sur?

–Si estuvieras en una zona muy riesgosa y lograras producciones de 5.000 a 6.000 kg/ha, podría pagarse, si existe una probabilidad de daños frecuentes. No es algo que convenga hacer a todo el mundo. En ciertas condiciones funciona; por ejemplo un agricultor de Los Ángeles, camino a Antuco, tiene dos torres en 45 ha de nogales. Este año operaron cuando la temperatura llegó a -1,5ºC. Los árboles sufrieron, aunque muy poquito, sobre todo los que estaban más distantes. Ahí uno nota que realmente hubo un efecto. No sé si el perjuicio hubiera sido tan grande, pero con los ventiladores quedas mucho más tranquilo.

POR ACUMULACIÓN DE DÍAS GRADO, EL LLENADO EN EL SUR ES MENOR

El llenado de la nuez es menor en la zona sur debido a que la acumulación de días grado es menor en comparación al norte.

–Un gran porcentaje de la nuez es aceite –explica Joublan– y su fabricación corresponde a uno de los procesos más extractivos en energía para la planta. La disponibilidad de temperaturas mayores y un periodo de crecimiento más largo lo favorecen. Aquí en Ñuble, por ejemplo, fluctuamos en porcentajes de llenado del orden de 49-50%, mientras en la Región Metropolitana no resulta difícil alcanzar un 52-53%. En una temporada tan favorable como ha sido esta, tal vez en algunos huertos lleguemos a 51%. Pero si cometes algún error con el riego o la fertilización, vas a tener problemas. El llenado se puede afectar por el manejo.

INESPERADO SERVICIO DE POSTCOSECHA PROVENIENTE DE LA INDUSTRIA DE SEMILLAS

El tema de la logística para la cosecha y secado siempre es relevante, sobre todo en el sur, debido a la mayor probabilidad de precipitaciones y a la alta humedad relativa que hace más rápida la apertura del pelón, afirma Joublan. Pero en compensación, agrega, también existe un aspecto favorable pues la calidad de la fruta es mejor gracias a la coincidencia de la madurez fisiológica con la madurez de cosecha.

Los servicios de desepelonado y secado son menos abundantes en la zona sur. Sin embargo han surgido algunas alternativas que capturaron la oportunidad. La planta de Curimapu, en San Luis de Cerrillos, Bulnes, debió enfrentar la crisis de semillas de maíz. El volumen bajó a un 20% de lo que venían procesando. Fue entonces que supieron que Pacific Nut había utilizado con éxito en el secado de nueces sus instalaciones de secado maíz para grano. Esta información los llevó a poner su capacidad de procesamiento de 2.000 toneladas al servicio de los nogaleros.

Eduardo de la Sotta.

–Cuando termina la temporada nuestra de proceso y secado de semillas de maíces –describe Eduardo de la Sotta, gerente general de Curimapu–, afortunadamente coincide, y es un gran complemento, con la época de cosecha de nueces. Por lo tanto, ocupamos nuestras mismas infraestructuras, módulos de secado y cintas. Solo tuvimos que invertir, ya hace unos 3 años, en una línea de lavado, despelonado y proceso de nuez, el resto es exactamente igual al proceso de semilla de maíz.

Históricamente la mayor parte de las plantas de proceso se fueron ubicando en la zona productora de más al norte, apunta el ejecutivo, y en el momento peak de la temporada se producen atochamientos con más tiempo de espera.

–Por lo tanto la calidad de la nuez empieza a perderse un poquito –continúa–. Nosotros al estar en la zona de producción sureña y habiendo terminado nuestro proceso de maíz, ayudamos a acortar los tiempos de espera. Una de las variables principales en la calidad de la nuez es la demora desde la cosecha al secado para estabilizar el producto. Y debido al caudal de aire que somos capaces de poner en los módulos de secado, logramos hacerlo en muy poco tiempo. Por lo tanto obtenemos una nuez blanca y una mariposa de buena calidad.

Sin duda todavía hay mucho por avanzar en las prácticas de manejo del nogal en la zona sur de producción. Sin embargo, ya no es posible dudar de su factibilidad: el éxito es posible, está demostrado.