icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

28 de septiembre de 2021
Pronóstico de Caudales 2021-2022 de la DGA

Los niveles de caudales continuarán con déficit en la temporada 2021-2022

Los niveles de caudales continuarán con déficit en la temporada 2021-2022

Con niveles inferiores a un año normal y a temporada 2020, se mantendrán los caudales en la mayor parte del país. Así lo indica el último Pronóstico de Caudales de Deshielos para la temporada de riego septiembre 2021 – marzo 2022 de la Dirección General de Aguas. El análisis considera información hasta agosto de este año para 19 cuencas que se ubican entre los ríos Copiapó y Ñuble.

Así, entre las regiones de Atacama a Ñuble, el nivel de caudales es deficitario comparado a los promedios históricos en todos los ríos de es tramo. Entre Atacama y Valparaíso, el déficit alcanza el 93% en el río Huasco y 57% en el río Aconcagua. En el caso de la zona central desde la cuenca del Maipo hasta Ñuble también se prevén niveles reducidos. En la región Metropolitana, registrarían un déficit de 57% en el río Mapocho  y 77% en el río Maipo.

Fuente: Pronóstico de Caudales de Deshielos 2021-2022. Dirección General de Aguas (DGA).

 

NIVELES DE PRECIPITACIONES

Debido a las lluvias registradas en agosto, el promedio es mayor a 2019, pero en general es negativo. Las regiones de Coquimbo a Magallanes, acumulan un déficit de lluvia entre 70% y 45% como La Serena, San Felipe, Santiago y Curicó. El tramo entre Atacama y Coquimbo, el déficit promedio alcanza el 75% pero sólo en Ovalle llega al 79%. Avanzando hacia el sur, los rangos se reducen pero se mantienen negativos. El tramo entre Valparaíso y la región Metropolitana promedian 65% de déficit, al igual que entre O´Higgins y Ñuble (34%).

De continuar la situación (sin lluvias), 2021 será el cuarto más seco en la historia. Los años récords de bajas precipitaciones fueron en 1924 (37,5 mm) (1968 (22,3 mm) y 1998 (23,4 mm).

Los niveles de nieve acumulada también son inferiores a los registrados en 2019. Entre Atacama y Maule, el déficit supera el 50%. Sin embargo, “para las cuencas de la región de Coquimbo, la acumulación es prácticamente inexistente y/o mínima”, dice el informe. Bajas significativas se dan en la cuenca del Choapa (80%), Aconcagua (72%) y Maipo (64%). Entre Maule e Itata  alcanzan el 40%.

Por lo anterior, el informe señala que las reservas de agua en los embalses registran niveles preocupantes, especialmente en la región de Coquimbo. Para la región de Valparaíso, el escenario sería parecido a 2019, mientras que en la Metropolitana los niveles serían mayores.  Entre O’Higgins y Biobío, “las reservas presentan, en general, una condición mejor a la observada en agosto del 2020, pero aún alejada de sus medias mayormente”.

AMPLITUD TÉRMICA SIGNIFICATIVA

Este año el invierno destacó una gran amplitud térmica. Es decir, niveles sobre lo normal de las altas temperaturas así como anomalías de temperaturas mínimas. Los datos indican que se registró la mayor amplitud térmica media desde 1950 con casi 4ºC. Así explicó Catalina Cortés, encargada de la Oficina Servicios Climáticos de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC). Para la primavera, se esperan condiciones similares a las registradas en invierno. En Santiago, las precipitaciones serían inferiores a lo normal y una gran amplitud térmica grande (mínimas inferiores al promedio y máximas mayores a ese rango).

Información relacionada:

Pronóstico de caudales de deshielo temporada de riego 2021-2022

Balance Hídrico – julio 2021