icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

biocontrol - bioinsumos

14 de enero de 2022
En Panquehue, en la región de Valparaíso

Liberan parasitoides para combatir la plaga de la Drosophila suzukii

Liberan parasitoides para combatir la plaga de la Drosophila suzukii

Una pequeña avispa conocida como Pachycrepoideus vindemmiae protagoniza el primer esfuerzo de control biológico para enfrentar la invasión del peligroso insecto también conocido como Mosca de alas manchadas y que genera graves daños a plantaciones de frutas y hortalizas.

Equipo Redagrícola

Una manera de combatir una plaga de insectos es presentarle a sus enemigos naturales y dejar que entre ellos se arreglen. Es lo que está realizando un grupo de científicos en  la localidad de Panquehue, en la región chilena de Valparaíso, para combatir la invasión de la  Mosca de alas manchadas. También conocida por su nombre científico de Drosophila suzukii, su peligrosa presencia fue detectada en 2017 en el sur de Chile, desde donde ha avanzado hacia el norte, causando importantes daños a cosechas de frutas y hortalizas.

Desde ese mismo año, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de La Cruz, en Valparaíso, inició la búsqueda de enemigos naturales, encontrando la presencia de tres parasitoides también presentes en distintos países donde la Mosca de alas manchadas se ha establecido. Parasitoides es el nombre con que se conocen a organismos que se aprovechan de recursos pertenecientes a otros organismos hasta causarle la muerta y se diferencia de los parásitos pues estos intentan que su hospedador sobreviva el mayor tiempo posible. Por ello, la detección y manejo de parasitoides se han transformado en un mecanismo cada vez más utilizado para el control biológico de las plagas, cuando los pesticidas tradicionales ya no surten efecto.

El INIA de la Cruz informó este viernes que, en una parcela dedicada al cultivo de frutas y hortalizas orgánicas en se realizó la primera liberación de unas 6.000-7.000 unidades del endoparasitoide Pachycrepoideus vindemmiae (Rondani). Esta es una avispa de apenas 3 milímetros de longitud y cuya larva afecta el desarrollo y mata a moscas como la Drosophila suzukii.

El investigador entomólogo Dr. Ernesto Cisternas Arancibia, quien dirigió los planes de control biológico y natural de esta primera liberación en Chile, explica que “cuando llega una nueva plaga e invade un territorio, como es el caso de la Mosca de alas manchadas, los daños regularmente son muy altos y, en este caso, afecta a la fruticultura de exportación y, por ende, la fruticultura de consumo interno y autoconsumo”.

Como primera medida de manejo, agrega, “se utiliza y establece el uso de insecticidas autorizados por el SAG y como los daños llegan a ser extremos cuando no se controla, los productores deben establecer programas de aplicaciones preventivas para el manejo y control de la mosca de alas manchadas”.

Este parasitoide Pachycrepoideus vindemmiae (Rondani) ha sido colectado y multiplicado bajo condiciones de laboratorio en INIA La Cruz cuya crianza estuvo en manos de Ana Morales Rozas, técnico de laboratorio y dirigida por Cisternas.

Su liberación fue realizada en una zona de berries (moras, frambuesas y frutillas) donde se detectó la presencia de adultos de Drosophila suzukii.

Ana Morales, técnico de INIA La Cruz, fue la responsable de la crianza del parasitoide que fue liberado en una parcela  orgánica en Panquehue.

Explica el experto que el tiempo de residencia de la plaga Drosophila suzukii en la localidad de Panquehue, específicamente en este huerto, es reciente y este parasitoide se adaptará a D. suzukii como recurso para reproducirse o alimentarse, igual como ha sido reportado en otras partes del planeta. Cabe esperar un incremento en el número de parasitoides y depredadores que participan del control natural de esta plaga.

Desde el INIA señalan que la investigación y literatura existente en el mundo, este parasitoide ha resultado efectivo para controlar la población de Drosophila suzukii con un porcentaje de eficacia desde un 50%. Eso sí, precisó el experto, que “los niveles de parasitoidismo de las pupas de Drosophila suzuki, que han sido determinados son muy variables. Para Chile no se han determinado las tasas de parasitoidismo, en ello debemos trabajar intensamente”.

Precisa el especialista que el “uso de los enemigos naturales es una de las medidas de manejo sostenible e inteligente de las plagas que permiten la existencia de nuevos equilibrios, permiten reducir las aplicaciones de insecticidas, migrar a ingredientes activos naturales y a manejos agroecológicos y orgánicos y de esta forma producir de forma sustentable y sostenible, minimizando el impacto sobre el ambiente y reduciendo los riesgos para la salud humana”.

Además, este predio por su condición de producción orgánica posee una gran diversidad de enemigos naturales los que podrían aumentar de manera natural a lo largo del tiempo.

Pachycrepoideus vindemmiae puede reproducirse también sobre otras especies de moscas por lo que podría tener un impacto positivo en el control biológico natural no solo de la Drosophila suzukii sino de otras moscas presentes en el huerto. “El parasitoide si bien no va a controlar la plaga en su totalidad sí va a contribuir a prevenir el crecimiento de la población evitando que aumente la presencia de Drosophila suzukii y por ende sus daños”.

OTRAS LIBERACIONES

El especialista entregó detalles de las acciones que se han desarrollado en el lugar para controlar diferentes plagas presentes en este huerto orgánico. “El control biológico es la opción de manejo para la Drosophila suzukii. En este predio dedicado al cultivo orgánico de frutas y hortalizas, hemos fortalecido el desarrollo del control biológico aumentativo y de conservación y hemos obtenidos resultados promisorios utilizando diversos agentes biológicos”, señala Cisternas. “La primera liberación que se realizó fue para el control de la plaga Bagrada hilaris o chinche pintada mediante el uso del parasitoide naturalizado de huevos Trissolcus hialinipennis, además del uso de otras estrategias como cultivo trampa y control mecánico de bagrada con aspiración G-VAC”.

También se realizó la liberación de depredadores para el control de pulgones en frutilla Chrysoperla defreitasi Brooks, y se liberó el endoparasitoide de larvas Goniozus legneri para Cydia pomonella o polilla de la manzana, Cydia molesta y Proeulias spp que atacan los duraznos, almendros y nogales y ahora se está liberando el parasitoide Pachycrepoideus vindemmiae (Rondani) agente natural que endoparasita pupas de la Drosophila suzukii o mosca de alas manchadas.

Destaca el especialista que todos estos enemigos naturales han sido propios del predio. “No hemos traído individuos de otros hábitats, sino que son naturales de estas zonas agroecológicas. Solamente los hemos aumentado en el laboratorio y reintroducido en su ambiente”.

Muestras del Pachycrepoideus vindemmiae que protagoniza el control biológico que se busca realizar con la D. Suzukii. Los investigadores no esperan que esta avispa acabe con la mosca, pero sí que limite su reproducción. 

Es importante destacar que los parasitoides y depredadores que se han encontrado en la región de Valparaíso, también se encuentran en otras regiones del país, precisa el experto. “El estudio de las nuevas interacciones entre los enemigos naturales (predadores, parasitoides, patógenos) y la plaga es algo complejo, más aún en las primeras fases de desarrollo de la plaga en su nuevo medioambiente. Por ello es en extremo relevante su estudio” asegura Cisternas.

El parasitoide P. vindemmiae ha sido encontrado e identificado en diferentes localidades y hábitats naturales de la región y en el predio en Panquehue. Se espera que tenga un impacto positivo y efectivo en el control biológico natural de la plaga Drosophila suzukii que se encuentra en fase de establecimiento en el predio y la región de Valparaíso.

Si bien esta es la primera liberación, el plan contempla continuar realizado nuevas liberaciones y de esa manera, ir evaluando el nivel de parasitoidismo y su efectividad en el control de Drosophila suzukii. También, dijo el Dr. Cisternas, “a partir de esta primera liberación se va generar información fundamental que nos permitirá establecer las dinámicas de vuelo, que permitan comprender el manejo de las liberaciones en campo, así como las fenologías e interacciones huésped-parasitoide”.

 

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados