icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

15 de noviembre de 2021
Análisis de la Consultora Tridge

Las implicancias de los eventos meteorológicos extremos en el sector agrícola

Las implicancias de los eventos meteorológicos extremos en el sector agrícola

EL pasado 12 de noviembre finalizó la Conferencia de las Partes (COP) 26, la cumbre mundial en las que las naciones firmaron la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC). Delegados de 197 naciones que participaron, expusieron los impactos del calentamiento global y acordaron un nuevo acuerdo orientado a reducir las emisiones a un nivel que limite el impacto del calentamiento del planeta.

Las implicancisa de ello se han visto en los últimos años, tanto por los eventos climáticos extremos y sus impactos en todos los niveles, incluidos la agricultura. Entre los acuerdos están el compromiso de limitar la temperatura media de la tierra en 1,5ºC. También limitar las subvenciones a los combustibles fósiles, y eliminar progresivamente el uso del carbón. Establece plazos a los países para que actualicen sus planes de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Con todo, muchos consideran que las resoluciones no son suficientes e incluso no van en línea con los avances que se requerían.

El cambio climático es la causa principal de fenómenos meteorológicos extremos y desastres naturales con impactos en todos los sectores. La agricultura es uno de ellos: modifica la manera en que se desarrollan las plantas y con ello, la forma de producir, impactando el volumen de las cosechas, los rendimientos y la calidad de los cultivos. Ello genera repercusiones en los precios y la disponibilidad de productos y su exportación alrededor del mundo.

Ante este escenario, la consultora de mercado Tridge analizó la situación para los cinco continentes en su reporte «Solución de cumplimiento de Tridge”. Basado en datos de producción y exportación de productos, entrega una fotografía de las repercusiones de esos eventos climáticos extremos en los cinco continentes.

ÁFRICA: TÉ Y PAPA CON MENOR PRODUCCIÓN

El informe proyecta dificultades en la producción de té en Kenia, el mayor productor de té negro en el mundo, por el aumento de las temperaturas y las lluvias extremas. “Se espera que las condiciones óptimas de cultivo de té se reduzcan en un 26% para 2050 y es probable que la producción en las áreas promedio de cultivo de té de Kenia disminuya en un 39%”, señala. Esto pondría en peligro los medios de subsistencia de millones de personas que se dedican a este cultivo y el suministro mundial de té.

En Sudáfrica, el principal productor y exportador de papa, las heladas y precipitaciones extensas, junto a un periodo de siembra crítico, redujo la cantidad y calidad del tubérculo este año. Así, desde la segunda semana de septiembre los precios aumentaron en más de 20% respecto del mismo mes del año anterior. Incluso en algunas zonas, el valor se disparó más de 40% (saco de 40 kg).

Arroz cultivado en ChileMENOR OFERTA DE AJO CHINO Y CAMBIOS EN PRODUCCIÓN DE ARROZ

China, el principal productor de ajo, ha registrado una disminución del precio interno y los volúmenes de exportación con tendencia a recuperarse. A fines de octubre, lluvias intensas inundaron los cultivos del condado de Jinxiang, la región productora de ajo más grande del país. La cantidad y calidad de la hortaliza se redujo, afectando negativamente los precios internos y de exportación. El reporte indica que, entre enero y agosto de este año, la nación exportó 104 mil toneladas de ajo, un 29,13% menos comparado con el mismo período de 2020. Considerando que el cultivo es muy sensible a las lluvias y temperaturas extremas, agrega que “el futuro de la producción y las exportaciones de ajo de China dependerá del clima y las lluvias del próximo año”.

En Tailandia, las menores precipitaciones que se registran hace dos temporadas disminuyeron la producción de arroz molido. Este año, la baja es de 13% respecto de la campaña anterior. Por eso, los agricultores están incorporando otras variedades de arroz de grano largo (por sobre las semillas antiguas). Se caracterizan por ser más tolerantes a la sequía, necesitan menos insumos y de mayor rendimiento. Además, son «cocción suave» y muy populares en la industria del arroz de Vietnam.

EUROPA PRODUCCIÓN Y SUMINISTROS AFECTADOS

En España, la tormenta Filomena causó niveles de nieve y olas de frío sin precedentes en Murcia. Esto frenó la cosecha de hortalizas en curso elevando los precios. Esta zona provee el 80% de los productos frescos para Europa en el invierno. La nieve acumulada bloqueó las carreteras complicando la distribución de lo poco que se alcanzó a cosechar.

De cuerdo a la Unión Nacional de Apicultura Francesa (UNAF), 2021 es el peor año para los apicultores franceses en más de 50 años. Las heladas y lluvias extremas, sumado a bajas temperaturas y los vientos del norte, impactaron la floración de las plantas productoras de polen impidiendo la recolección para las abejas. Las previsiones de producción estaban entre 7.000 y 9.000 toneladas. Muy por debajo de las 18.000 a 20.000 obtenidas en 2020.

AMÉRICA DEL NORTE: VOLÚMENES DE GRANOS LIMITADO

En EE UU, las inundaciones y daños del huracán Ida afectaron el servicio en el puerto agrícola de Nueva Orleans. Es el más activo del país, concentrando el 60% de las exportaciones de toda la nación. Los problemas en los cargadores de granos, los cortes y daños en las terminales portuarias interrumpieron los embarques. Todo ello, mientras, el país preparaba para la temporada de cosecha de maíz y soja. Por otro lado, los volúmenes mundiales de granos eran limitados y la demanda china fuerte.

En tanto, la extensa sequía que afecta a Canadá, causó un fuerte descenso de los cultivos de trigo y maíz. Gran parte de la producción canadiense se exportó, pero no fue suficiente para cubrir la demanda de China, su principal comprador, quien recurrió a Australia para cubrir el volumen faltante. Las existencias de trigo bajaron 4% respecto del año anterior, el mas bajo en los últimos tres años. Las reservas de canola canadiense también fueron reducidas, debido a la menor disponibilidad de semillas de oleaginosas. A fines de 2020, se redujo un 24% interanual, el nivel más bajo en ocho años.

AUSTRALIA: PRODUCCIÓN RÉCORD DE TRIGO

Este año, el fenómeno de La Niña se mantuvo durante seis meses en Australia, según los datos de la Oficina Meteorológica de ese  país. En la costa Este del país, causó niveles de precipitaciones significativos y temperaturas más frías que el promedio. A comienzos de noviembre, ocurrieron lluvias devastadoras, que interrumpieron  el comercio de trigo de la región. Con todo, el clima más húmedo impulsó una producción récord de trigo durante la temporada 2020/21.

El reporte señala que, a largo plazo, “la lluvia mejoró las condiciones de humedad del suelo para el período de siembra de invierno, ya que las semillas sembradas en suelo húmedo generalmente tenían mejores perspectivas de rendimiento”. Agrega que las lluvias e inundaciones más intensas ocurrieron en el Este de la Gran Cordillera Divisoria. Sin embargo, gran parte de la producción de trigo se produjo en el Oeste, causando problemas de abastecimiento. Con todo, debido al bloqueo de las rutas, los productores enfrentaron problemas de logística para entregar grano desde el interior a los usuarios finales locales en el resto del país. Además, hubo demoras para cargar el producto en los puertos durante las lluvias. El transporte ferroviario de paralizó al igual que el ingreso de los barcos no pudieron al puerto de Newcastle.

La lluvias también interrumpieron la cosecha de sorgo. Los campos cercanos a los ríos y vías fluviales se inundaron dañando los cultivos. Con todo, esas lluvias fueron bien recibidas pues el área devastada estaba fuera de las regiones de producción.

SUDAMÉRICA: COSECHA DE SOYA CON DEMORA

Las condiciones cálidas y secas previstas en Argentina y las lluvias incesantes retrasadas en Brasil, demoraron la cosecha de soya. Por lo mismo, los operadores estimaron posibles pérdidas de rendimiento y anticipan una reducción significativa en la oferta en el corto plazo. Ello elevó la cotización en la Bolsa de Chicago. En Brasil, el mayor exportador mundial de soja, la empresa meteorológica Maxar, aseguró que las lluvias demoraron la cosecha y continuarán hasta la segunda semana de marzo. Los niveles fueron excepcionalmente beneficiosos para el desarrollo temprano y medio del cultivo. Pero impidió la madurez de la siembra tardía ralentizando la recolección.

ALZA DE LOS PRECIOS DEL BANANO Y MENOR PRODUCCIÓN DE CAFÉ

El sector del banano en Ecuador comenzó el 2021 con una caída del 2,4% en las exportaciones respecto al año anterior. Ello, pese a que durante la crisis sanitaria de 2020 creció 5,6%. El reporte indica que a nivel mundial, hubo un aumento de los precios, debido a las tensiones políticas, las erupciones volcánicas y las condiciones climáticas desfavorables en el país. Al mismo tiempo, disminuyeron las importaciones desde Rusia, Europa del Este y Medio Oriente. Lo anterior, por los altos precios y la reducción de las licencias de exportación, reduciendo los despachos durante el primer trimestre de este año.

De acuerdo al análisis de la consultora, se prevé un descenso de los rendimientos de café de Brasil. Ello a raíz de un frente frío polar que causó heladas en el Estado de Goiás a comienzos de noviembre. El fenómeno también alcanzó a otras zonas agrícolas complicando también la producción de maíz y caña de azúcar.

Ante este escenario, el reporte indica que el cambio climático “afectará más a los países que tienen economías que dependen de la agricultura, ya que una menor producción afectará su capacidad para exportar y su competitividad en el mercado global”.

En la COP26, agrega, un grupo de patrocinadores prometió US$ 575 millones para entregar soluciones climáticamente inteligentes a los agricultores de países de bajos ingresos.  Las ayudas se distribuirán a través de la Red Global de Asociaciones de Investigación Agrícola que forma parte del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAR).

Información relacionada:

Tridge, Shortage of Chilean Prunes will Impact the Global Market.

Nueva herramienta para predecir los efectos futuros del cambio climático en los cultivos

Herramientas y opciones para enfrentar el impacto del cambio climático en la agricultura

Artículos relacionados