icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter
26 de mayo de 2022
Envió 650.000 kilos por avión este 2022:

La empresa china que apostó por exportar uva de mesa vía aérea al gigante asiático

La empresa china que apostó por exportar uva de mesa vía aérea al gigante asiático

La empresa Topsun Fresh lleva tres años prestando servicios de importación para cereceros, con un fuerte foco en envíos por avión. Su director comercial estuvo los pasados seis meses en Chile para conocer clientes y huertos, y terminó enamorándose de la uva de mesa chilena. La firma ideó un un plan de envíos aéreos sin plásticos y directos al mercado asiático, con lo que ofrece altos retornos a los productores por la rapidez y frescura con la que llegan a China, en un contexto de retrasos que han registrado los envíos marítimos.

Por Equipo Redagrícola

Se acerca el fin de la primera quincena de mayo y la empresa china Topsun Fresh enviará un nuevo cargamento aéreo de uvas de mesas chilenas a China. Pese a que la temporada terminó, la compañía de servicios enviará un nuevo cargamento de fruta de guarda de alta calidad a los mercados del gigante asiático, en un avión de cargo.

El responsable de estos envíos es Daniel Ho, cofundador y director comercial de Shanghai Topsun Fresh. La empresa, con tres años de vida, se había especializado en entregar servicios de importación que incluían el envío aéreo de cerezas y ciruelas (o sugar plums como son reconocidas en China) desde Chile, aprovechando las no más de 40 horas de viaje para llegar con máxima frescura a los mercados, casi directo desde la huertas.

Ho, de basta experiencia en comercio minorista junto con sus socios, algunos de ellos con experiencia en Dole, fundaron esta empresa de servicios para mejorar la eficiencia e intentar acortar las largas cadenas que finalmente terminan castigando los retornos a los productores, acortando los eslabones entre la huerta y el consumidor final.

Precisamente y para conocer mejor la realidad de los campos chilenos, Daniel Ho estuvo seis meses en Chile. En el recorrido, que incluyó campos de la región metropolitana, la región de Valparaíso, O’Higgins y Maule, por coincidencia pudo ver de cerca la experiencia de uva de mesa en Chile, de la cuál rápidamente se enamoró.

“Cuando probé la fruta yo mismo, cuando visité los huertos, me sorprendió mucho la calidad y el sabor de la fruta. Por eso pensé «por qué no intentarlo», comenta el empresario chino, destacando las condiciones geográficas de Chile para la producción de uva de mesa, pero por sobre todo la capacidad profesional y la experiencia en el cultivo.

”Cuando vi las oportunidades para las uvas de mesa, tomamos la decisión de enviarlas por aire”, señala Ho en esta primera experiencia para su compañía, que dados los buenos resultados que obtuvieron, ya planean entregar un paquete de servicio para que el negocio funcione, tal como ya lo hacen para la cereza, con tal de entregar un mejor rendimiento a los productores.

Según señala, regularmente tiene cinco charters disponibles cada semana desde Santiago a China, algo que han aceitado gracias a la buena experiencia que ya han acumulado con las cerezas y las ciruelas.

Cargamento de uva de mesa demora cerca de 40 horas en volar desde Chile a China.

Otro punto importante que destaca Ho es la entrada en producción de variedades nuevas de uvas de mesa en Chile. “Estoy muy entusiasmado con el desempeño de las nuevas variedades, como IFG, Sunworld, Arra, Itum, Inia, la mayoría de ellas creo que son buenas o están en camino de mejorar. Pero creo que hay un gran potencial, especialmente para nosotros, porque entendemos muy bien lo que quieren los consumidores finales”.

Daniel Ho destaca que esas características son una combinación de sabor, color, tallos verdes y el equilibrio de los brix y la acidez, y el regusto o “aftertaste” de la piel, todo junto. “En realidad, cuando probé la fruta por mí mismo, si tenía confianza con una variedad, nos embarcábamos con ella”, comenta a Redagrícola, detallando que este año enviaron en torno a un 50% en variedades negras y un 30% en blancas.

Específicamente, Ho detalla que en esta primera temporada, enviaron alrededor de 650.000 kilos, mientras que para cereza y ciruela (a modo comparativo), esta temporada enviaron 2,0 millones de kilos, ambos números por vía aérea.

Las más enviadas fueron las variedades negras de uva de mesa chilena.

Éste ímpetu por enviar uvas de mesa fresca a China va a contracorriente de lo que ha pasado el último año, ya que los envíos a China de vid chilena han caído fuertemente, mientras que la exportación a Estados Unidos sigue creciendo.

En detalle y de acuerdo a Odepa, el total de uva de mesa exportada de Chile al mundo este 2022 es de 461.312 toneladas, de los cuales un 55,41% fueron enviadas a Estados Unidos, equivalentes a 274.086 toneladas, siendo el principal destino. El segundo destino es precisamente China, con 55.617 toneladas (20,29% del total). Sin embargo, la cifra de este año significó una fuerte caída de envíos de uva de mesa al gigante asiático, ya que en 2021 se enviaron 78.173 toneladas.

Al respecto, Ho comenta que la proliferación de variedades “antiguas”, como Red Globe, Thompson o Crimson, se vieron opacadas por nuevas variedades con mayores calibres u otras características. “Hoy el mercado de China aumentó mucho para la fruta premium”, dice Ho, añadiendo que este mercado “es uno de los mejores para dar buenos rendimientos al productor, pero solo en el caso de que envíes la fruta adecuada al mercado chino. Tienes que entender muy bien lo que quiere el mercado y los consumidores”, comenta Ho.

De acuerdo al representante de Topsun Fresh, la gente se ha sorprendido con el resultado que han podido lograr, ya que “la gente queda muy contenta con la frescura de la fruta, con el sabor de la fruta, y sé lo que llevo porque esa fue la fruta que probé yo mismo en Chile. Así que estoy 100% seguro de que esta es exactamente la uva que quiere el consumidor”.

MAYORES RETORNOS, POR LOS AIRES

Para el director de comercio de Topsun Fresh, la clave de otorgar mayores retornos a los productores está en llegar con fruta de calidad y máxima frescura al mercado chino, y para eso, cree que es trascendental llegar en avión, para asegurar el timing correcto. De hecho, destaca que enviaron por avión un 60% de las cerezas y ciruela desde Chile a China y solo enviaron un 40% por barco.

“El timing de la fruta es importante. Vender la fruta por vía aérea permite la posibilidad de que llegue en perfectas condiciones. Porque el tiempo de viaje es de solo 32 horas desde Santiago a los mercados de China. Especialmente para las cerezas, cuando envías variedades de media estación o tardía por aire, todo llegará antes del Año Nuevo Chino, y para la misma fruta que los productores envían por mar, definitivamente llegará después del Año Nuevo chino, con muchos retrasos con el control de aduanas, que ha sido un desastre”, explica Ho.

Los atrasos y la falta de mano de obra que ha resentido la logística mundial ha generado severos retrasos en los envíos, así como también alzas en los costos. “Por ejemplo, para la variedad de cereza Regina, que enviamos vía aérea a fines de diciembre o tal vez la primera semana de enero, le devuelven al productor entre US$5 u US$10 por el kilo FOB dependiendo de la calibre, pero lo mismo que se envió por mar, costó menos de un dólar, por lo que para el productor tardío fue muy difícil, y para las ciruelas fue lo mismo. Por eso creo que pensar en envíos aéreos puede cambiar la forma de hacer negocios”, dice el chino.

Las ciruelas (o sugar plums) también han sido parte importante de sus envíos en los últimos 3 años.

De hecho, Ho aprovechó su visita a productores chilenos para comunicar las características necesarias para destacar frente a los consumidores chinos, aprovechando los tiempos diferentes que maneja la fruta enviada por avión, y por eso le pidió a los productores que “aguanten, que dejen la fruta de los árboles y las cosechen en el momento adecuado, sin prisas, para alcanzar el sabor perfecto de la fruta”. Por ejemplo, comenta que para las ciruelas hicieron todos sus envíos por avión con un 80% o 90% de madurez, “especialmente listas para comer”, añadiendo que “para las uvas de mesa es la misma mentalidad. Les pido a los productores que cosechen la fruta cuando esté lista, para conseguir un sabor perfecto, y luego la enviamos por aire para que llegue en las mejores condiciones, la mejor calidad, el mejor sabor, y con tallo verde”.

Finalmente, las conclusiones de este primer intento dejaron contentos a gran parte de la cadena, ya que por un lado tuvieron respuestas rápido con comentarios, feedback y también liquidaciones, con el informe de ventas en solo una semana, con buenos resultados. “Puedo ser muy honesto y decir que la mayoría de los productores que se apegaron a nuestros planes uctions), obtuvieron de 2.5 a 5.0 dólares por kilo de uva de mesa, dependiendo de la variedad”, detalla Ho.

Y si bien señala que el precio de coste del flete aéreo es más alto que el del flete marítimo, la calidad del producto es mejor y la demanda siempre es más fuerte por la frescura.

SIN PLÁSTICOS

Otro punto importante de enviar la fruta fresca por avión -a diferencia de barco-, es cómo se envían las uvas en estos vuelos chárter, ya que no se usan las tradicionales bolsas plásticas de conservación u otros sistemas de control: sólo enviaron los racimos de uva de mesa en una caja de cartón, sin elementos de plástico.

“Estamos trabajando muy de cerca con algunos productores y algunos socios para hacer eso. Tratamos de mantener la fruta en las mejores condiciones, minimizar el plástico en la caja aprovechando además la frescura, y en realidad eso es muy potente para el mercado de China, ya que puedes agregar más valor gracias a la frescura, obtener mejores precios de venta y también obtener mejores ganancias para los productores”, comenta.

Otra de las ventajas que destaca es que la uva chilenas ingresa al mercado chino cuando la primavera se está acabando y se está dando inicio al verano, que es el momento en que la demanda del mercado de uvas crece con más fuerza. Y es en ese momento en donde se preocuparon no sólo de llegar a los tradicionales mercados mayoristas de Shanghai y Guangzhou, sino también a retailers minoristas con apoyo de influencers y tiktokers para potenciar los canales online y ayudar a posicionar nuevamente la uva de mesa chilena en China.

Para más información:

Daniel Ho
Shanghai Topsun Fresh Co., Ltd.
Tel.: +86 138 1721 4619
WhatsApp: +86 138 1721 4619
E-mail: [email protected]

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados