icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2020 | Alimentos

Señalan expertos en webinar organizado por INIA

La alta demanda de alimentos marcará agenda del sector post Covid-19

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y el Ministerio de Agricultura encabezaron el webinar ‘Desafíos del sector agroalimentario post Covid-19’, instancia que congregó a diversos actores del sector para analizar el rol de la I+D+i y su contribución a la seguridad alimentaria en tiempos de crisis, dado el actual escenario que enfrenta el país.

El conversatorio abordó dos interrogantes: ¿cuáles serán los principales desafíos y oportunidades de la industria de alimentos en Chile, considerando toda la cadena de valor y cómo puede contribuir la I+D+i en este contexto?, y en tiempos de Covid-19, ¿qué rol juega la I+D+i considerando su contribución en investigación, desarrollo y extensión?

ASEGURAR LA CADENA DE ABASTECIMIENTO

Alguno de los desafíos planteados por los expositores fue la alta demanda de alimentos, la que se espera crezca en 50% en los próximos años, en un contexto de hambruna y empobrecimiento global tras el COVID-19 y su impacto en la economía. Ante esa coyuntura, el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, sostuvo que el primer desafío es asegurar la cadena de abastecimiento de alimentos y la seguridad alimentaria que está dada por la producción de alimentos, la disponibilidad, la oferta de alimentos y también por el acceso a ellos que está muy ligado a la logística, los precios y sus valores. “Por eso debemos asegurar la logística para que los precios se mantengan estables, competitivos y justos”.

En tercer lugar, puntualizo “el tema es alimentarnos con productos saludables y ese también es un tema que cuando disminuye el ingreso familiar hay menos acceso a los alimentos más saludables que muchas veces tienen mayores precios, y lo que tenemos que preocuparnos como Ministerio de Agricultura y que es un gran desafío es el darle seguridad alimentaria a Chile a los chilenos”.

IMPULSAR POLÍTICAS DE ASOCIATIVIDAD

La autoridad del Minagri agregó que “el campo no para, del campo a la mesa y ahí tenemos desafíos como el incorporar tecnología en la agricultura, para mejorar rendimientos, el uso eficiente de los recursos hídricos, el mejoramiento genético para nuevos cultivos, el acceso a mercados nacionales e internacionales e intensificar la colaboración internacional y el gran llamado es a la asociatividad para que los pequeños agricultores puedan llegar a los consumidores finales”.

Siguiendo la misma idea, el Director Nacional de INIA, Pedro Bustos, expresó que “el 90% de los empresarios del sector son pequeños agricultores y será indispensable impulsar políticas de asociatividad entre ellos para que accedan a nuevos mercados, como también la generación de protocolos de I+D+i y más capacitaciones ante la alta demanda de alimentos”.

Además, destacó la importancia que ha cumplido la tecnología en tiempos de pandemia para masificar el contenido técnico de INIA, llegando a más de 200 personas por capacitación online, cifra que la Subdirectora Nacional de I+D+i de INIA, Marta Alfaro, profundizó comentando que la Institución ha realizado 43 actividades online en el último tiempo, con una convocatoria total de 6.700 personas.

GENERACIÓN DE VALOR EN LA INDUSTRIA

A su turno, el Gerente General de Chilealimentos, Guillermo González, consultado sobre el presente del sector, comentó que “la agricultura generó US$47,000 millones, más que el cobre en el último tiempo, pero sigue teniendo un rol segundario en la sociedad. Entre enero y mayo cayó la actividad un 9%, pero se ha mantenido la distribución nacional activa, a pesar de la pandemia”. En cuanto a la generación de valor en la industria, el ejecutivo comentó que “los productores nacionales han dado valor agregado a sus productos, realizando toda la fase productiva en Chile, lo que ha sido un gran avance para alcanzar mercados externos con un alto grado de exigencias”.

En tanto, Paulina Carrasco, Directora de Consorcio Lechero, aprovechó su exposición para comentar la realidad que han enfrentado los productores, reafirmando que ellos han vivido siempre en constante incertidumbre. Desde su punto de vista, las claves para mantener una industria saludable post Covid-19 está en la “integración, el trabajo colaborativo y en la sustentabilidad del sector”.