icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Febrero 2021 | Noticias

Los desarrollos se encuentran en su fase precomercial

Investigadores dan a conocer avances de nuevas selecciones de uva de mesa de Chile

Especialistas del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (Inia) de Chile mostraron los avances obtenidos en cuatro selecciones de variedades de uva de mesa sin semilla –tres rojas y una blanca– en términos de calibre natural, color atractivo y fertilidad.

Estos desarrollos se encuentran en su fase precomercial y fueron presentados a productores, viveristas y asesores que integran el Programa de Mejoramiento Genético (PMG) de uva de mesa que desarrolla Inia junto al Consorcio Biofrutales. “Estas selecciones serán evaluadas por dos a tres temporadas, en esta etapa, para caracterizarlas y conocer su potencial de calidad y postcosecha. Si estas condiciones de base son satisfactorias, los genotipos pasarán a la siguiente etapa de escalamiento pre-comercial”, explicó Paola Barba, genetista y directora del PMG.

De esas selecciones, se mostró en particular la selección 142. Corresponde a una uva blanca, firme, sin semilla, baya de forma elíptica y de buen calibre; de sabor balanceado y cuya cosecha debiera ser cercana Thompson Seedless. Esta variedad ha sido consistente en sus atributos, destacando además por su productividad y facilidad de manejo, agregó Cecilia Peppi investigadora de Inia La Platina y encargada del escalamiento precomercial de estos desarrollos en el programa.

Considerando las condicones climáticas que se han desarrollado en el país, Peppi destacó que la fruta de esta selección –la cual se produce con un sistema bajo plástico– no se partió, atributo que se ha mantenido en las recientes temporadas. En efecto, pese a que no recibió agua en forma directa, “la humedad del suelo y del ambiente fue altísima, y aun así no tuvimos problemas de partidura”. La selección 142 se está evaluando en otras zonas “donde sí recibió lluvia de manera directa, tampoco hubo problemas de partiduras, un resultado que indudablemente nos deja bastante contentos”, dijo la investigadora.

POSCOSECHA

Los resultados de las evaluaciones han demostrado que esta selección también muestra atributos consistentes en cuanto a postcosecha.  “Tiene una buena postcosecha, sin problemas de pardeamiento, que es un desafío importante para este tipo de uvas y que ha respondido sin dificultades a la bromuración”, precisó Bruno Defilippi, Coordinador de la Unidad de Postcosecha de Inia La Platina. El investigador destacó la importancia de analizar la variabilidad de una variedad por zona y manejos para “considerar el diferencial que tiene el efecto manejo en cada zona”. Al comparar la selección producida en la comuna de Los Andes con la obtenida en Inia La Platina, se observó que ambas tienen una buena firmeza en almacenamiento y no han mostrado desgrane.

OPINIÓN DE PRODUCTORES

Por las características observadas, para los productores de uva que asisteron a la actividad, la selección 142  tiene buen potencial, al tener “una buena oferta de racimos, un árbol equilibrado, piel muy bonita, buena coloración, buen sabor y firme. Se muestra como una alternativa interesante para uvas blancas especialmente en esta parte de la temporada, con un manejo relativamente sencillo”, dijo Rodrigo Cruzat, gerente del Consorcio Biofrutales.

Con el fin de mejorar dichos atributos, agregó el ejecutivo, sugirieron continuar trabajando en la facilidad de manejo. “Creemos que se puede seguir reforzando los méritos de un arreglo simple, sobre todo, pensando en que cada vez más vamos a tener menos gente para hacer trabajos complejos o muy demorosos”.

Si bien la oferta actual de nuevas variedades de vides en Chile supera a las disponibles hace algunos años, Cruzat precisó que imponen desafíos mayores en el trabajo desarrollado en el PMG. “Por cierto, no todas llegarán a validarse, pero las que lo hagan definirán nuevos estándares que deberemos superar para tener una oportunidad comercial. En este sentido, tenemos claro que debemos ofrecer productos de calidad, pero además con información relevante que ayude a los productores en su toma de decisiones de inversión”.

PMG UVA DE MESA

El programa comenzó hace 30 años como proyecto de investigación y ha crecido –en números y resultados– proyectándose con productos comerciales, a través de distintas etapas de largo plazo con el apoyo de Corfo, Inia y privados. Es así como logró desarrollar la variedad Maylen® que se registró el año 2012 y fue lanzada al mercado en 2013. A ella se suman INIA-G2 e INIA-G3, inscritas este año y se espera obtener nuevos desarrollos a futuro. “Entre Maylen® y este segundo grupo de variedades registradas pasaron ocho años, pero ya estamos a una velocidad que nos permite acortar los tiempos de salida entre unas y otras”, destacó Paola Barba.

Si bien el desarrollo de una nueva variedad requiere tiempo al igual que el momento en que se ven los resultados, la investigadora considera que esa distancia se reducirá. “Estamos comenzando la curva de crecimiento donde los resultados que hemos venido sembrando y cultivando en los años anteriores empiezan a ser registrados para luego salir a mercado. Yo creo que la próxima variedad la vamos a sacar en un tiempo más corto, en uno o dos años, y luego de eso esperamos que las variedades empiecen a salir de manera más rápida”, dijo Paola Barba.

¡Inscríbete en nuestro Newsletter! Todas las novedades del mundo Agro cada semana
No olvides revisar nuestro catálogo de cursos y productos publicitarios.