icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2021 | Noticias

Universidad de Córdova, en España

Investigadores crean envases con pasta de celulosa a partir de residuos hortícolas

Con el fin de aprovechar la alta cantidad de residuos hortícolas de tipo leñoso de los invernaderos, al finalizar cada temporada, investigadores de la Universidad de Córdova en España desarrollaron envases elaborados a partir de pasta de celulosa extraída de esos residuos. Así lo informó es casa de estudios.

El estudio fue realizado por científicos del grupo RNM-940 Bioproducts and Process Engineering (BIOPREN), que forma parte del Departamento de Química Inorgánica e Ingeniería Química de la Universidad de Córdoba. La idea surgió ante el interés de muchas empresas en Almería de aprovechar los restos de plantas resultantes.

Su trabajo consistió en extraer de forma eficaz pasta de celulosa, a partir de restos de plantas de berenjena, pimiento y tomate. “La aplicación que nosotros ofrecimos era hacer pasta de celulosa, a partir de esos desechos, que pudiera ser incorporada en la fabricación de cartones para cajas y/o bandejas, donde ellos embalasen la mercancía y enviasen sus productos”. Así explicó Alejandro Rodríguez, investigador principal del proyecto.

En el laboratorio, realizaron ensayos para determinar si el material obtenido era susceptible de usar en la fabricación de cartones. Para ello trabajaron con la empresa Packbenefit que fabrica envases por termo formado a escala piloto “para ver qué podíamos obtener de esa pasta de celulosa y si era viable”, agrega  el investigador.

PASTA A BASE DE MATERIAL HORTÍCOLA Y PINO

Luego de dos años de análisis, lograron obtener un rendimiento del proceso cercano a 60%. Además, crearon bandejas compuestas por un 20%, 40% y 60% de pasta mecánica (a partir de residuos vegetales de hortalizas) más un 80%, 60% y 40% de pasta mecánica de pino, respectivamente.

También crearon el molde de la bandeja (modelo Quetzal); es cuadrada de 180 mm de ancho y 36 mm de alto, con una capacidad de 665 mililitros. Las bandejas se pueden hornear, usar en el microondas y guardar en el congelador, además, son 100% compostables. Al ser de origen vegetal, contener material de celulosa y sus propiedades de uso, se convierten en una solución integral en el sector del packaging sostenible para alimentos. A partir de estos resultados, los investigadores solicitaron la patente para elaborar este material.

Fotografía: Universidad de Córdoba, España.

Información relacionada:

El incremento del consumo de alimentos da gran impulso al reciclaje de envases

Iniciativa Reciclos España