icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2020 | Cerezos

En las regiones de Los Ríos y Los Lagos

INIA entrega recomendaciones para el manejo de huertos de cerezo dañados por nevazón

Especialistas del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), a través de la Ficha Técnica N°77 titulada: “Manejo de huertos de cerezo dañados por la nieve de agosto de 2020” entregaron una serie de recomendaciones y medidas de mitigación ante los daños provocados por la nevazón registrada recientemente en algunos sectores de las regiones de Los Ríos y Los Lagos.

Marta Alfaro, Subdirectora Nacional de I+D+i de INIA explicó que debido a este nevazón inusual que afectó a plantaciones de cerezos en la zona sur y considerando que éste es uno de los rubros más emergentes de esta zona, han querido apoyar a los productores afectados entregándoles recomendaciones técnicas que les permitan enfrentar y palear esta inesperada contingencia.

MEDIDAS ESTABLECIDAS

En función del grado de daño de cada huerto, el documento técnico desarrollado por INIA establece distintas medidas. Por ejemplo, para huertos con poca pérdida de madera se debe eliminar la madera dañada con poda y proteger estos cortes con pasta poda con pinturas a base de microorganismos. Como en estos casos las heridas son menores y cicatrizan más rápido, se pueden reemplazar las pinturas por pulverizaciones de productos. Para proteger de Pseudomonas se puede usar antibióticos o Bacillus subtilis, mientras que para proteger de hongos usar fungicidas como boscalid o fenbuconazole. Posteriormente, seguir con las aplicaciones del programa de manejo de enfermedades que tengan planificado el huerto.

Además, mantener el programa de fertilización normal del huerto, pero reducir la dosis de Nitrógeno primaveral en un 50%, para evitar intoxicación de plantas por este nutriente, dado que los árboles presentarán una menor necesidad de Nitrógeno en primavera (crecimiento vegetativo en base a reservas de Nitrógeno). Desde brotación en adelante aplicar Bioestimulantes en base a algas y/o aminoácidos en lo posible cada 7 días, para estimular síntesis endógena de hormonas de crecimiento vegetativo, entre otras prácticas.

En opinión de los especialistas de INIA en esa zona se deberían construir infraestructuras de resguardo de los frutales resistentes a eventos de este tipo, a pesar de los costos iniciales, dado que el mitigar los daños resulta de un costo significativamente mayor.