icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Diciembre 2020 | Empresas

Hacia una mejor gestión del recurso hídrico

Información en tiempo real para cumplir con la normativa de la DGA

El monitoreo automático y descentralizado de Agroriego Tattersall y WiseConn es una solución tecnológica que permite contar con información precisa y en tiempo real del sistema de captación, permitiendo a los usuarios cumplir con los requerimientos normativos de la DGA.

Una de las medidas que ha tomado la Dirección General de Aguas (DGA) para la sustentabilidad de los acuíferos es la implementación del Monitoreo de Extracción Efectiva (MEE), tras aprobarse la Ley 21.064 de enero de 2018, que modificó el Código de Aguas y diera más facultades a este servicio en temas de fiscalización y de control de los recursos hídricos utilizados.

Así es como en julio de 2019 la DGA dictó la Resolución DGA Exenta N°1238, que establece los lineamientos técnicos y los plazos respecto a la obligación de instalar y mantener un sistema de monitoreo y transmisión de extracciones efectivas en las obras de captación de aguas subterráneas, extendiéndolo a todos los titulares de derechos de aprovechamiento de aguas subterráneas. Esta resolución divide en cuatro categorías los estándares que se deberán cumplir en función de los caudales autorizados de extracción (mayor, medio, menor y caudales muy pequeños), definiendo también el tipo de sistema de medición (general, básico y caudales muy pequeños) y la frecuencia y el formato de transmisión (anual, mensual, quincenal o por hora, en formato Excel y ‘on line’).

Tras haberse dictado esta resolución, el proceso comenzó con los acuíferos de La Ligua y Petorca, para continuar con Aconcagua, Copiapó, Limarí, Huasco…, cubriendo las principales cuencas desde la Región de O’Higgins hacia el norte. “En cifras generales, hay más de 3,000 obras de captación que ya cumplieron con la obligación de catastrarse. De ellas, dos tercios ya están transmitiendo la información a la DGA”, confirma Luis Alberto Moreno, de la división de hidrología de la DGA.

Sin embargo, aquellos usuarios que no han cumplido con la obligación de catastrar o que, si bien están catastrados, pero no están transmitiendo la información, la DGA tiene la facultad de iniciar un proceso de fiscalización, que trae aparejado multas, dependiendo del tipo de obra y de los caudales de extracción.

Pero, ¿cuáles son los objetivos finales de esta norma? “Una norma como esta no busca fiscalizar, lo que busca es generar información. Cada día tenemos una menor oferta hídrica a raíz del cambio climático y tenemos claro que cada día vamos a tener una menor disponibilidad de agua. Debemos gestionar el recurso en esta situación de escasez y, para eso, necesitamos información. Hoy contamos con información sobre la oferta, pero no así sobre la demanda, que nos permitiría tener una mayor claridad respecto a la disponibilidad y cómo esta va cambiando en el tiempo”, explica Moreno.

En definitiva, se trata de un sistema de monitoreo que busca ayudar a los usuarios de agua a administrar el recurso que extraen y a las entidades públicas a contar con información actualizada para desarrollar políticas públicas e implementar inversiones en infraestructura hídrica.

UNA SOLUCIÓN QUE ENTREGA INFORMACIÓN PRECISA Y EN TIEMPO REAL

Para hacer frente a lo establecido por esta normativa es que Agroriego Tattersall, en una alianza exclusiva con WiseConn, han integrado una serie de herramientas tecnológicas para que los usuarios puedan hacer frente a este requerimiento de la autoridad, desarrollando una solución de monitoreo y plataforma web. “Hemos integrado una solución modular, con un equipo de trabajo y técnicos de terreno dedicados exclusivamente para dar soporte activo, y el desarrollo de una plataforma de monitoreo, donde la información que se están registrando está siendo reportada a la DGA, con la autorización del usuario, tal y como exige la autoridad”, sostiene Pablo Silva, gerente técnico de Agroriego Tattersall.

Esta solución considera la instalación de tres componentes que cumplen con las exigencias que requiere la DGA. Así, esta herramienta consta de:

  • Un contador volumétrico o caudalímetro, que permite medir tanto el caudal instantáneo, como el volumen total acumulado.
  • Un sensor de nivel freático, con el cual se monitorea la profundidad de agua en el pozo. Así, si la obra está en funcionamiento, establecerá el nivel dinámico, pero si el pozo está detenido, entregará el nivel estático.
  • Nodo de telemetría, que transmite a través de un módem celular o de una red de radiofrecuencia local hacia un servidor en la ‘nube’, que almacena toda la información recogida.

“Son estos tres componentes los que instalamos en terreno, que posteriormente permiten visualizar a través de una plataforma web la información que está siendo registrada”, precisa el gerente técnico de Agroriego Tattersall.

La instalación de esta solución tecnológica se puede realizar en un plazo máximo de dos días. “En un escenario ideal nos encontraremos con que el pozo ya cuenta con un caudalímetro instalado cumpliendo con el estándar exigido por la DGA, y por lo tanto, la instalación de la telemetría y de las conexiones es bastante rápida”, sostiene Silva.  Sin embargo, este es un sistema de monitoreo en línea que requiere de un periodo de configuración y de puesta en marcha que asegure que, lo que se está midiendo en terreno corresponde a lo que efectivamente se está bombeando.

Así, además del cumplimiento de la normativa, el monitoreo de extracción efectiva permite contar con la mejor información disponible para gestionar estas obras de captación, anticipar mantenciones o reparaciones que normalmente son costosas, o ineficiencias energéticas por equipos operando fuera de su punto de diseño, con la cual se pueda hacer una mejor gestión del recurso hídrico en tiempos de escasez, una gestión que no es de la autoridad, en este caso la DGA, sino de los propios usuarios.

CARACTERÍSTICAS DE LA PROPUESTA

  • Es una solución modular y escalable.
  • Sistema de medición, transmisión y registro automatizado, en línea.
  • Solución integral para sistema de medición general y básico, conforme a la normativa de la DGA.
  • Medición del nivel freático, caudal instantáneo y volumen totalizado.
  • Registra, transmite y centraliza toda la información, con reportes automáticos y conexión API.

CONTACTO

Karellys Acosta: kacosta@tattersall.cl

info.agroriego.cl