icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Abril 2021 | Noticias

En algunas zonas se registraron entre 1ºC y -5ºC

Heladas causan graves daños en cultivos de almendro en Andalucía

Fuerte heladas afectaron algunas zonas de Andalucía en España causando graves daños en cultivos de almendros. Durante el 20 y 21 de marzo pasado, la temperatura descendió hasta 10ºC (marcando entre 1ºC y -5ºC) en especial durante la noche y la madrugada debido al avance progresivo de una masa de aire frío con vientos del norte junto a la formación de una tormenta mediterránea (borrasca) condiciones muy atípicas para la fecha.

Ante las bajas temperaturas y la ausencia de las precipitaciones, se registraron fuertes heladas causando daños importantes en cultivos de almendro en un momento clave de formación del fruto, informó la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) Andalucía.

En una primera evaluación, los técnicos de la Coordinadora recorrieron las provincias de Jaén, Granada y Almería constatando que hay explotaciones de almendro que han perdido hasta el 100% de su cosecha, como ha ocurrido en la zona baja de la Vega de Jaén. Todavía se debe cuantificar las pérdidas en los almendros tradicionales de la Sierra Sur y Sierra Mágina, pero las primeras evialuaciones señalan que son considerables.

Un escenario similar se observó en la comarca de Los Vélez de Almería, en la zona de Huéscar y Baza de Granada, donde el cultivo quedó expuesto a temperaturas extremas justo cuando el fruto comienza a cuajar, el estado más sensible a descensos importantes de temperatura. Una vez que se elabore un informe detallado de los daños, la Coag Andalucía estudiará solicitar ayudas para los productores de almendra que han perdido su cosecha.

En Andalucía, este cultivo ha tenido cada vez más relevancia y supone un impulso socioeconómico para muchas zonas rurales de la región.