icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter
06 de octubre de 2022
Aesor Sebastián Ochoa, ante aumento de oferta a nivel mundial:

“Hay que prepararse porque el mercado mundial de arándanos va a colapsar”

“Hay que prepararse porque el mercado mundial de arándanos va a colapsar”

Calidad, calidad y calidad. Según el especialista chileno, esta es la palabra que más se repetirá en la campaña del arándano. Y es que para los productores y exportadores será imprescindible alcanzar este atributo para lograr diferenciarse, en una temporada que nuevamente estará marcada por un nuevo récord productivo. Para ello, y quizás más que nunca, se debe cumplir al dedillo con el programa de manejo diseñado al término de la campaña anterior.

Equipo Redagrícola

Hace poco más de diez años, la Universidad de California en Davis hizo un listado con las diez principales súper frutas a nivel global. El arándano fue elegido el número uno, debido a la suma de todas sus cualidades nutraceúticas. Incluso, diferentes investigaciones siguen descubriendo una serie de aportes de la pequeña baya azul a la salud humana. Por tanto, es una fruta que sigue teniendo mucho potencial comercial, aunque los mercados hoy más que nunca, exigen calidad expresada en cuatro características fundamentales: buen sabor, buena ‘bloom’, buena firmeza y calibres de mayor tamaño.

La presencia de esta fruta en la alimentación humana no es reciente como sí lo pueden ser otras. La primera variedad de arándano mejorada data recién de 1906, mientras que el primer reconocimiento de sus propiedades nutraceúticas se registra en 1940 cuando los pilotos de la ‘Royal Air Force’ del Reino Unido consumían jalea de arándanos para mejorar la visión nocturna; algo que recién se confirmó para 1998 con investigaciones científicas. Con una dosis de arándanos de 125 gramos, es decir, un pote de 4,4 onzas, una persona podrá mejor su visión solo media hora después de haberlo consumido, dicen los estudios.

De allí vinieron una serie de investigaciones que le atribuyen a esta baya azul la mejora en problemas de memoria, beneficios cognitivos en niños en edad preescolar y escolar, la reducción de los efectos del Alzheimer, disminución de la presión arterial, beneficios en la diabetes tipo dos, entre otros.

Ver entrevista completa a Sebastián Ochoa en revista Redagrícola N°86
«Ya no es un negocio estrella como antes; hay que hacer el trabajo de la venta y para eso se necesita calidad» 

Y en la medida que aparecen las investigaciones hay un inmediato aumento en el consumo mundial del arándano. “Con cada investigación que se empezó a liberar a partir de la década del 2000, el consumo se incrementó fuertemente. Así, por ejemplo, hemos visto un enorme aumento del consumo en EE UU desde 1980 hasta 2020”, precisa Sebastián Ochoa, asesor internacional, especialista en arándanos.

Toda esta información genera que en los países desarrollados, las personas quieran consumir arándanos todo el año. Ante una situación así, ¿en qué posición está Perú? Durante el año, Perú empieza a producir de manera importante en agosto, aunque hay quienes se han aventurado a producir entre mayo y julio, aunque en la campaña que está pleno desarrollo ha habido un retraso de las cosechas, provocado por bajas temperaturas en las diferentes zonas productoras. Así y todo, se espera que para 2022/23 Perú produzca sobre las 280.000 toneladas de fruta.

El consumo de arándano en EE.UU. ha crecido a buen ritmo en los últimos años. Sin embargo, si la experiencia de la fruta es mala (mal sabor, sin Bloom, fruta pequeña) nada garantiza que el consumidor siga siendo fiel.

Y no solo está creciendo en Perú. “En general, donde se pueda plantar, en cualquier latitud del mundo, se está instalando”, afirma Ochoa. “Por lo tanto, la oferta de esta fruta va a colapsar el mercado y, para ello, hay que estar preparados para destacar con la calidad que exigen los compradores. Va a haber un aumento de oferta muy importante en el mercado norteamericano que ya se saturó la temporada pasada. Habrá un aumento casi al doble en China y Europa y el Reino Unido crecerán en 7.000 toneladas”, continúa.

ESTA CAMPAÑA HAY QUE PREOCUPARSE DE LA CALIDAD

En consecuencia, el asesor recomienda a los productores preocuparse por la calidad de la fruta que se está enviando a los diferentes destinos. Para empezar, destaca que los técnicos que trabajan en campo deben recibir información sobre cómo llega su fruta a los mercados y también saber responder preguntas claves como: qué es lo que quiere el mercado y qué es lo que tengo que hacer para satisfacerlo. Por tanto, la pregunta no es solo cuánto se debe producir. “Sería fantástico producir cuatro toneladas por hectárea y venderlas todas. Pero esas cuatro toneladas no van a soportar un retraso, quizás, de treinta días en un buque con problemas de frío, con un contenedor viejo que no está funcionando”, advierte.

Entonces, lo primero que deben tener en cuenta los productores es que la fruta va a mercados de alto valor y, sobre todo, exigentes. “La persona que va a Wall Street, que tiene mucho dinero y se compra un pote de arándanos para ir comiendo y encuentra una fruta roja con restos florales sin ‘bloom, no va a volver a comprar”, señala, añadiendo que, por ejemplo, para los asiáticos el ‘bloom’ es una característica fundamental.

CUIDADOS DEL ARÁNDANO

Para evitar llegar con una mala fruta, el cuidado y manejo del cultivo debe partir del tema agronómico, en especial del cuidado de la raíz. “Todo nace de la raíz. Hay que tener claro que el arándano no tiene pelos radicales y serán las puntas nuevas de las raíces las que hacen la absorción. Entonces, hay que tener una estimulación de raíces constante, que no paren de crecer. También hay que preocuparse de los insectos que se comen las raíces y también de los riegos. Se piensa que, porque estamos en arena se debe pulsar y pulsar, porque se infiltra rápido. No es así. Hay mucha arena fina que contiene limo, que se compacta. Tampoco tienen coloides y al no tener coloides no hay fuentes de calcio que estructuren el suelo, por lo tanto es tremendamente pobre en macroporos. Si yo pulso, dejo las raíces arriba, no bajan; y si no bajan, cuando tengo calor, esas raíces colapsan”, apunta.

Como respuesta, recomienda un riego concentrado, con todo el tiempo necesario para que abarque las raíces en profundidad. De esa manera, se evita que la raíz se quede arriba buscando oxígeno con un consiguiente desarrollo radicular pobre. Después de la poda, en los campos peruanos comienza el desarrollo raíces y llega a un ‘peak’ cuando parte todo el proceso de diferenciación y floración. Sin embargo, explica que es importante que, apenas comienza el desarrollo de la fruta, hay que tratar de mantener este ‘peak’ alto porque eso generará una diferencia tremendamente significativa en la calidad de la fruta, porque aumentan el calcio ligado a la fruta, el vigor de los brotes, la materia seca en la fruta, el sabor, el peso.

UNA PLANTA VENTILADA

Otro punto importante en el cuidado de la planta es que se debe que despiojar, es decir, sacar todos los brotes que están entremedio de la planta, para generar una estructura abierta y así crezca bien ventilada. Esto implica no inclinarme a producir más kilos sino a lograr fruta de calidad. “Qué gano si saco 30 toneladas en Ventura, para embalar 25 y que me llegue la mitad mal al destino y me paguen US$2 por kilo. Es mejor producir 20 toneladas por hectárea, exportar 18 y venderlas a programas ‘premium’ de supermercados con un retorno superior a los US$5 por kilos. Es cosa de hacer matemáticas”, indica.

Bajo esa idea, no será buena idea dejar todos los cargadores a la planta porque, luego, la fruta en el interior que no recibirá bien las aplicaciones y no se polinizan bien. Además, señala que esa fruta del centro no toma color y lo que suele ocurrir es que no se cosecha esperando que “madure”. Cuando se llega a cosechar, finalmente, está sobremadura y se pudre rápidamente, refiere.

Además, tener el material vegetal iluminado y ventilado permite que las abejas pueda llegar a las flores y polinizarlas. Sobre esto, hay estudios que demuestran la correlación entre la calidad del trabajo de las abejas y la carga por Botrytis. “El arándano tiene una flor en forma de campana y es una verdadera cámara húmeda. En su interior tiene néctar y azúcar. Y la abeja, aparte de hacer la fecundación de la semilla, saca ese néctar. Lo está sacando constantemente y eso hace que se mantenga la flor sana. El 99% del control de hongos de poscosecha en el arándano es en floración”, menciona.

Si bien el arándano es autofértil, la abeja hace otra labor al sacar el néctar de la flor, bajando la presión por botrytis. Para reemplazar al insecto. Ochoa explica que se necesitaría equipos adecuados que generen turbulencia de abajo hacia arriba e ingresen a la campanita del arándano. Si bien se usan muchos productos de contacto, destaca que los mercados están cada vez más restrictivo. Igualmente, así se usaran productos con base orgánica, si ese producto no ingresa, no va a hacer el trabajo. Por tanto, el equipo solamente de presión ya no me sirve. “Si necesito un cubrimiento con un producto de contacto, no me sirven de nada usar un dron. Entonces, cuidado con este tipo de sistemas que son cómodos o más rápido”, apunta y recomienda el uso de papeles hidrosensibles, ubicados de manera horizontal para revisar la aplicación. Asimismo, plantea usar distintas boquillas para distintas funciones (herbicidas, fungicidas e insecticidas).

LA NUTRICIÓN CÁLCICA

Para tener una buena vida de poscosecha, el calcio es el elemento necesario, ya que es el que permitirá que la fruta tenga buena firmeza. Sebastián Ochoa destaca que su contenido en la planta depende directamente de la cantidad de calcio asimilable presente en el suelo (pH), de la presencia de otros cationes en la disolución del suelo (que interaccionan en su absorción), de la actividad de pelos radicales y/o raíces nuevas y del flujo de transpiración de la planta.

Si bien el arándano es originario de Norteamérica con suelos de pH ácidos que fluctúan entre 4,5 a 4,8, señala que ese indicador no es el ideal para la producción de fruta de calidad, porque baja la disponibilidad de elementos, en especial del calcio. “Con ese pH, el calcio se lava, se pierde en el suelo. El pH ideal para la producción de fruta es alrededor de 6 y con ello tendré una alta disponibilidad de calcio”, explica.

Igualmente, refiere que hay que preocuparse de los otros cationes lo que significa tener balances iónicos adecuados en el suelo, es decir que no hay que abusar del potasio y del magnesio. Lo recomendable es mantener relaciones adecuadas: dos a uno de calcio y magnesio, expone.

Ochoa explica que tampoco se puede abusar del amonio, que también es un catión. En esa línea, dice que el amonio se metaboliza más rápido directamente; por lo tanto, compite con la formación de azúcares y carbohidratos. Un mal uso de este catión puede conllevar a una fruta aguachenta. Asimismo, hace hincapié en que el arándano se puede fertilizar con nitrato. “Esta estudiado que cuando la planta está en presencia de nitratos comienza a sintetizar nitratos reductasa”, apunta.

En tanto, también explica que el calcio se mueve por corriente transpirativa. En situaciones de elevado flujo transpirativo, los órganos de menor índice de transpiración (frutos, hojas internas), se desarrollan con deficiencia cálcica.


Hay que incentivar permanentemente el crecimiento de raíces, porque es a través de las nuevas raíces que la planta absorverá los nutrientes.

En líneas generales, la nutrición cálcica tiene las funciones de actuar formando la estructura de la protopectina de la lámina media y la pared primaria celular, como agente cementante (pectato cálcico) para mantener las células unidas. Además, confiere resistencia al ataque por poligalacturonasas, enzimas responsables de la hidrólisis. Además, reitera que juega un papel importante en el desarrollo de raíces, ya que es responsable de la división y elongación de células de las raíces.

Además de la regulación de la absorción del nitrógeno, la nutrición cálcica permite el transporte de azúcares, neutraliza ácidos orgánicos (oxalato cálcico) y modula la actividad de más de 150 enzimas diferentes. Finalmente, explica que inhibe la acción del ácido absicivo y retrasa la senescencia de la fruta. “Mientras más calmodulina tenga mi fruta, más tarde se me va ablandar en la poscosecha, más tarde se me va a poner arenosa y más tarde va a colapsar: ese fruto que se toca y se revienta”, indica.

ESTRÉS OXIDATIVO

Muchas veces se hacen todos los pasos previos de manera correcta, pero igual la planta empieza a presentar problemas graves: hojas que se mueren, desfoliación, plantas rojizas. Todo ello producto de un estrés provocado por las Especies Reactivas de oxígeno (ERO). Este concepto está relacionado al efecto tóxico provocado por especies químicas altamente reactivas producidas durante la reducción del oxígeno molecular (O2) en los organismos aerobios, que pueden ser o no radicales libres.

La planta se estresa por estrés abiótico, estrés biótico ycuando hay competencia de la planta con la fruta. La planta constantemente produce en bajas concentraciones las ERO, partiendo por el oxígeno singlete. Sin embargo, cuando existe un estrés biótico, abiótico o viene cargada con frutas, la planta no es capaz de generar esas sustancias y así neutralizar todas estas especies reactivas. Como resultado, la planta cae en algo que se llama la cascada oxidativa y llega finalmente al radical hidroxilo, que es lo más tóxico y que no se puede neutralizar.

Una de las causas de estrés es por exceso de riego. “Cuando ocurre eso, el arándano es bien acusete. Se pone rojo muy fácilmente cuando los estreso”, apunta.

Una de las causas de estrés oxidativo en la planta es por problemas de mal riego. La planta se pone roja.

Para manejar esta situación, expone que se trabaja haciendo manejos preventivos. Para eso, apunta que es necesario un buen riego, el correcto control de plagas y enfermedades y el uso de bloqueadores solares. También recomienda aplicar productos que eliminen las especies reactivas de oxígeno producidas (ascorbato, glutatión, taninos, flavonoides, alfatocoferol, carotenoides, precursores de lignina).

En líneas generales, resalta que toda la fruta cosechada va a llegar a destino después de muchos días de viaje, incluso tras cincuenta o sesenta días, debido a los problemas logísticos que ocurrieron la campaña pasada. “Por eso es importante tener en cuenta aspectos de manejo de la fruta , no solo para generar rentabilidad, sino también para no estropear el negocio”, concluye.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados