icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Empresas

09 de mayo de 2022
Univiveros

Garantizando la sanidad de los frutales

Garantizando la sanidad de los frutales

Hace cuatro años, Univiveros comenzó a implementar un ambicioso “Programa de Sanidad Total”, el cual se ajusta a estrictos protocolos que tienen como objetivo minimizar la presencia de enfermedades que se transmiten a través del material de propagación. Marcelo Cabrera, Ingeniero Agrónomo – Fitovirólogo y jefe de Sanidad Vegetal de la empresa, describe las implicancias y alcances de esta iniciativa que distingue a este vivero, especialmente dedicado a la producción de vides de mesa y vino, cerezos, manzanos y carozos.

El Programa de Sanidad Total de Univiveros, empresa líder en la propagación y comercialización de plantas frutales y vides en Chile, se basa en una serie de medidas enfocadas en el testeo de los materiales y limpieza, principalmente de virus fitopatógenos, de los Planteles Madre de Yemas de las variedades y portainjertos de vides de mesa y vino, así como en Planteles Madre de Yemas de pomáceas, cerezos y otros frutales de carozo.

Este camino, comenzó a consolidarse el año 2020, con la llegada de Marcelo Cabrera como jefe de Sanidad Vegetal del vivero. Ingeniero agrónomo y virólogo, especialista en enfermedades causadas por virus en vides, con 15 años de experiencia en el SAG, su trabajo ha permitido que el Programa de Sanidad Total de Univiveros se sistematice, potencie y obtenga importantes resultados a la fecha.

Como fuente de abastecimiento de materiales genéticos, cuentan con socios estratégicos dentro y fuera de Chile, que les proveen materiales testeados y libres de las principales enfermedades que pueden afectar el establecimiento de un huerto.

Dentro del programa, la preocupación empieza con establecimiento de Planteles Madre de Yemas sobre suelos libres de nematodos y en zonas aisladas, lejanas a huertos comerciales que impida o disminuya el riesgo de contaminación de los materiales de propagación a través de polen o de insectos vectores transmisores de enfermedades.

En los últimos años, han llevado a cabo diversas iniciativas para perfeccionar sus procedimientos y fortalecer el programa, es así como en el primer semestre de 2022 se terminó de construir un Laboratorio de Diagnóstico Fitopatológico ubicado en la casa matriz, en la comuna de Paine, que le permitirá diagnosticar enfermedades como parte de un proceso de testeos continuos del vivero, obteniendo resultados en forma oportuna y con la opción de enfrentar y corregir los problemas a tiempo.

Otra actividad constante del vivero es la innovación en nuevas tecnología y procedimientos, desarrollados en conjunto con centros de excelencia o universidades, es en este contexto que , junto a UC Davis Chile está en la etapa de validación el de un biocontrolador endófito como competidor contra hongos asociados a enfermedades de la madera de la vid, con el fin de obtener plantas inoculadas que tengan una mayor capacidad de defensa contra estos patógenos en el huerto.

También se está postulando en conjunto con UC Davis Chile, la Universidad de Chile y otros laboratorios y viveros del país a un proyecto para uniformar los protocolo de diagnóstico de virus en vides, que pueda ser repetible y comparable entre los distintos actores de la industria.

Marcelo Cabrera como jefe de Sanidad Vegetal de Univiveros.

– ¿En qué consiste el compromiso de Univiveros en ofrecer plantas de calidad superior?

– La calidad involucra varios factores que no tienen que ver solamente con la sanidad. Una planta de calidad tiene una buena cantidad de raíces o un buen prendimiento del injerto, con calibres adecuados para lograr una exitosa plantación. En el caso de las vides, las reservas acumuladas en las raíces tanto como las que están en la madera, ayudan a que la planta se establezca de mejor forma al momento de la plantación. Además, está el tema sanitario. Para poder lograr esas plantas de calidad, tenemos protocolos de producción y de aseguramiento de calidad, que conforman nuestro Programa de Sanidad Total, a través de los cuales hacemos selección de los mejores materiales y eliminamos aquellos que no cumplan con nuestros estándares. Luego de identificar a un patógeno como de importancia económica, se definen los puntos críticos del proceso, desde la formación de las plantas madre de yemas hasta la injertación final.

– ¿A que cultivos se está aplicando el Programa de Sanidad Total?

– Es transversal. La problemática inicial fueron las vides de mesa y viníferas, pero abarca también otras especies como, cerezos, pomáceas y carozos y cualquier nuevo programa productivo que Univiveros® desarrolle. A todos ellos los incorporamos a este protocolo de sanidad. Esto implica establecer en forma clara cuáles son las condiciones para obtener una planta de calidad y si dentro de esas condiciones hay enfermedades de importancia económica que tengamos que agregar a los protocolos de control respectivos.

– ¿Cuáles son las principales enfermedades que se transmiten a través del material de propagación?

– Dentro del grupo de los patógenos, el más importante son los virus. Su dificultad radica en que, cuando una planta se infecta, ya es imposible en forma práctica, a nivel de campo, eliminar el virus. Esto se produce porque el comportamiento de los virus está presente al interior de los tejidos, donde no se puede aplicar ningún producto que los pueda erradicar. Los fitoplasmas, que es otro grupo más parecido a las bacterias, tienen un comportamiento muy similar. Son patógenos endófitos que crecen y se desarrollan al interior de los tejidos y que no puedes controlar o eliminar con tratamientos externos. También es el caso de los hongos de la madera de vides o de frutales como carozos y cerezos. Una vez que el hongo está al interior de los tejidos, no lo puedes eliminar y si se obtiene material de una planta infectada, existen grandes probabilidades de que el hongo se desarrolle, se exprese y cause la enfermedad. Nosotros tenemos la tranquilidad que tabajamos para obtener niveles mínimos de presencia de esos patógenos. Como este tipo de producción es a nivel de campo, con condiciones climáticas o de suelo que pueden afectar los materiales, es muy difícil llegar a cero. En algún momento partimos con un 7%, pero ya vamos en el 5% y nuestro plan es ir mejorando. Cada año somos más eficientes. Sin embargo, en los materiales que manejamos en nuestro vivero tenemos tolerancia cero. En nuestros planteles madre, la planta que no cumple con el protocolo se elimina, ya que no se puede propagar. Al mismo tiempo, el material que nosotros importamos también tiene tolerancia cero. Este debe cumplir con los requisitos cuarentenarios establecidos por el SAG, pero también debe cumplir con nuestro protocolo interno, que se refiere a enfermedades locales. Si hay contaminación y se trata de variedades interesantes para el vivero o el desarrollo de la industria frutícola o vitivinícola, la opción es importarla nuevamente desde una fuente limpia o ver la posibilidad de limpiarla a través d e procesos de laboratorio.

– ¿Qué evaluación realizaría del Programa?

– Tenemos un set de variedades, tanto de cerezos como de vides, que han ingresado estos últimos años, que están en etapa de multiplicación incremental y que tienen el protocolo cien por ciento cumplido. En el país, en general, había una carencia de material libre de enfermedades. El SAG establece requisitos para las enfermedades cuarentenarias, pero hay plantas que vienen contaminadas desde el origen, con virus que son comunes en el mundo, no cuarentenarios, pero sí son importantes en la etapa productiva de un huerto. Es lo que ocurre por ejemplo con el PNRSV en cerezas, al que nos enfrentamos esta temporada. En este caso, nosotros ya estamos preparados, hicimos un trabajo de selección de material, tanto de variedades protegidas como libres, para formar bloques homogéneos y que estén libres de este virus.

– ¿Cuáles son sus desafíos como área?

– Nuestro desafío es ir siempre aumentando los niveles de exigencia en nuestros productos e ir bajando las tolerancias que podamos tener. También, seguir aumentando nuestros bloques homogéneos sanos, para tener una base fortalecida de yemas sanas para producir plantas. A su vez, este compromiso de Univiveros® busca entregar un producto superior dándole tranquilidad al productor, de que lo que está comprando pasa por una serie de procesos y análisis para minimizar los riesgos de contaminación de sus plantas.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés