icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2020 |Noticias

Crisis hídrica en Chile

Fuerte caída del volumen de agua en embalses y caudal de ríos

Hasta febrero de 2020, el volumen de agua almacenada en el país corresponde al 33% de la capacidad total. Así, ocupa solo un tercio de los embalses destinados a su acaparamiento desde Atacama hasta Bío Bío, aunque hay casos puntuales que son más dramáticos.

En su informe mensual, la Dirección General de Aguas, dependiente del ministerio de Obras Públicas, revela la sequía del embalse Peñuelas que cuenta con menos del 1% de su capacidad. En la misma región, Los Aromos, fundamental para el abastecimiento de agua potable en la costa norte de Valparaíso, está con un 12%.

La situación es aún peor en las regiones de O’Higgins y Maule con embalses como el Convento Viejo y Tutuvén con un 9%, y Digua con un 8%, los tres destinados al riego. La Laguna del Maule muestra un 17% y la Laguna del Laja un 21%.
El Yeso fue el depósito que registró un aumento en su volumen respecto a los meses anteriores y alcanzó un 40% de su capacidad, debido a las altas temperaturas que aceleraron el proceso de derretimiento de los glaciares en la cordillera de Los Andes.

“Continúa la baja en los volúmenes almacenados (13%) con respecto a enero 2020. Y, comparado con igual fecha del año anterior, el volumen total embalsado en el país es inferior en un 22%”, detalla el informe de la DGA.

Finalmente, el caudal de los ríos también decrece. De acuerdo con los datos de la Dirección General de Aguas, “sólo el caudal del Biobío se mantiene por sobre su promedio. El resto de los ríos están por debajo y, en la mayoría de los casos, por debajo de su mínimo histórico o muy cercano a él. En relación con el año pasado, los caudales actuales son todos menores, salvo el río Huasco”.