icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2021 | Noticias

Carlos Huenchuleo, académico de la Escuela de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV)

Fortalecer la comercialización de productos locales y las cadenas de valor cortas, las vías para el mejorar el abastecimiento de bienes agrícolas

Numerosas son las consecuencias derivadas de la pandemia en el abastecimiento de productos agrícolas. La dependencia con las cadenas productivas para acceder a frutas y hortalizas. Problemas en la distribución, así como también el alza de los precios que ha llegado a máximos históricos y los cambios en los hábitos alimenticios, son solo algunos. ¿Cómo enfrentar este escenario y prevenir que continúe a futuro?

El académico de la Escuela de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), Carlos Huenchuleo analizó factores centrales y propone algunas acciones en diversos ámbitos. A nivel técnico, indica que se requiere potenciar sistemas agrícolas que apunten a reducir el consumo de insumos externos como fertilizantes y pesticidas de síntesis química. Las restricciones en la distribución de bienes, también han afectado la comercialización de insumos agrícolas en general, incidiendo en su disponibilidad para la producción agrícola convencional. “Al promover el uso de insumos producidos dentro del sistema a nivel local, se reducen estas barreras para la producción y además, se estarán protegiendo las condiciones del agrosistema”, explica el académico.

En el ámbito comercial, sugiere fortalecer la comercialización de productos elaborados en el territorio así como también las cadenas de valor cortas, lo cual mejorará las condiciones para el desarrollo de mercados locales. De esta manera, agrega Huenchuleo, “se reducirían los riesgos de contagio en la distribución de bienes, disminuiría la influencia en la determinación de precios de algunos intermediarios que dominan el mercado y además, disminuiría el impacto ambiental por las emisiones de gases de efecto invernadero a raíz del transporte”.

Otra manera de enfrentar este escenario, agrega, es fortaleciendo la educación agrícola desde la universidad  “pues determina en parte, los métodos de producción que implementarán los futuros técnicos y profesionales del agro en los sistemas agrícolas y en consecuencia, los impactos potenciales en la conservación de los recursos naturales y la biodiversidad, así como en los atributos de los alimentos que consume la población”.

El académico destaca que el impacto de las restricciones derivadas de las cuarentenas “están creando dificultades en las cadenas de suministro locales como la pérdida de empleos y la escasez de alimentos frescos”. Sin embargo, considera que esta situación “es una oportunidad para reflexionar acerca de la forma en que nos estamos alimentando y el impacto que tienen nuestras decisiones sobre nuestra salud y el medioambiente”.