icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2020 |Quimetal x RA360 |Empresas

Fertilizantes líquidos de Quimetal: exactos, a la medida, de máxima eficacia

En la actualidad, la tecnología nos aproxima cada vez más a entregar a las plantas lo que realmente necesitan, y el insumo nutricional debe estar a la altura. Una pregunta que vale la pena hacerse: ¿para qué seguir gastando más en jornadas de trabajo, en almacenar, en subir y bajar sacos, en reponer los robos, en disolver una mezcla que no sabremos si quedó como indicamos? Quimetal Fertilizantes ofrece una respuesta a través de su producto AQUAMIX, programando desde ya las entregas puntuales de su plan de fertilización. Conozca la opinión de destacados productores.

En términos muy simples –indica Andrés Sandoval, gerente de ventas nacional agro de Quimetal–, nuestro servicio consiste en llevar mezclas AQUAMIX, soluciones nutricionales líquidas perfectas, listas para inyectar al sistema de riego. El cliente entrega a Quimetal su programa de fertilización de la temporada, por lo general en agosto, y nosotros transformamos esa información de unidades en mezclas líquidas, con las diferencias en nitrógeno, fósforo, potasio y otros nutrientes de acuerdo al estado fenológico de las plantas. El 99% de lo que nos demandan corresponde a frutales: cerezos, arándanos, nogales, avellanos, uva, de todo…

Andrés Sandoval, gerente de ventas nacional agro de Quimetal.

SIN ERRORES, UNIFORMIDAD GARANTIZADA, TRAZABILIDAD

–¿Por qué no simplemente preparar las mezclas en el predio?

–Con los fertilizantes solubles se corre el riesgo de una falta de exactitud en el proceso de disolverlos. Cuando hay que mezclar dos o más productos, es común que se produzcan equivocaciones. Quimetal cuenta con una planta 100% automatizada, los fertilizantes se cargan de acuerdo a lo solicitado, se añade el agua y se agita sin intervención de personas hasta la carga en el camión. El resultado es exacto. El servicio minimiza los errores, garantizando la uniformidad de los nutrientes. Adicionalmente, guardamos por 6 meses una contramuestra del 100% de lo que fabricamos, para dar trazabilidad total.

Con ello se terminan problemas como tener que destapar goteros debido a la formación de precipitados por la baja solubilidad de los nutrientes y mala calidad de la solución madre.

Las mezclas son soluciones uniformes donde los nutrientes se encuentran en máxima concentración, lo que se traduce en menos tiempo de inyección. Ello permite una mejor oportunidad en la aplicación, por ejemplo, cuando tenemos que inyectar grandes dosis de fertilizantes en un corto período de tiempo.

ENTREGA A LA HORA Y DÍA SEÑALADOS, CON LA FÓRMULA SOLICITADA

–¿Cómo opera el sistema?

–Nosotros –explica el gerente de ventas nacional agro– entregamos a la hora y el día que nos indicas, con la fórmula que tú pediste.

El rango de superficie predial es muy amplio, hay productores que pueden recibir 50.000 litros diarios y otros que solo requieren la carga mínima para todo el mes. Por un tema logístico, esa carga mínima es de 4.000 litros, lo cual implica que el campo debe tener la capacidad de recibirlos. Quienes cuentan con recipientes de menor capacidad deben hacer esa inversión inicial, aspecto importante al diseñar un proyecto postulable a la Ley de Riego.

La distribución se realiza regularmente entre La Serena y Chillán. Los productores más alejados pueden contactarse para buscar soluciones de acuerdo a sus requerimientos.

UN SISTEMA QUE FACILITA EL QUEHACER DE LA MANO DE OBRA EN TIEMPOS DE CRISIS

A la escasez y costo de la mano de obra, la actual crisis sanitaria agregó dificultades de operación y disponibilidad, reflexiona Andrés Sandoval, y AQUAMIX es un aporte en ese sentido:

–Se han determinado ahorros logísticos de un 15 a 20% en costos directos de bodegaje, transporte dentro del campo, carga y descarga de los sacos, y el trabajo de disolver los fertilizantes.

Otro beneficio destacado es el término del robo de fertilizantes. Además hay aspectos técnicos: uniformidad de desarrollo de los árboles, mayor rendimiento, aumentos de calibre, mejora de la calidad y en general todos los derivados del perfeccionamiento de la fertilización. Para entender las ventajas, nada mejor que ver lo que opinan los usuarios.

Gerardo Leal, gerente agrícola del Grupo Santa Rita.

GERARDO LEAL, DE SANTA RITA: EL FORMATO LÍQUIDO PERMITE UNA NUTRICIÓN AL DETALLE

El gerente agrícola del Grupo Santa Rita, Gerardo Leal, explica las razones que lo llevaron a contratar el servicio de fertilizantes líquidos:

–Nuestra estrategia de fertilización está basada en detallar muy bien los elementos disponibles o carentes, ya sea en el suelo o en la planta. Por lo tanto no somos mucho de comprar preparaciones estandarizadas. La reposición de los principales elementos, como nitrógeno o potasio, fósforo, magnesio, etc., va relacionada a la producción, y las correcciones, dependiendo de los déficits, también las hacemos de manera puntual. Y a la hora de hacer la mezcla, lejos es mucho más sencillo realizarla con un fertilizante que venga en un formato líquido.

Destaca también otros aspectos, más allá de lo técnico:

–Hoy resulta bastante difícil mantener una estructura en la viña para acumular fertilizantes en bidones o en sacos, por la disponibilidad de espacio o infraestructura y también por los frecuentes robos que sufrimos. Es más fácil establecer el transporte de un producto líquido y nosotros lo vamos inyectando rápidamente en los sistemas de riego.

ASEGURAR QUE LO QUE CAE DEL GOTERO ES LO QUE NECESITAMOS

–¿Y cuál es la evaluación en cuanto a costos?

–Hay una diferencia por el valor de la unidad de los productos que vienen en fase sólida. Pero ese delta extra lo hemos pagado con el menor costo de gestión al hacer la solución y en la operación de fertilizar. Antes teníamos hartas personas batiendo la urea y tratando de mezclarla con otros nutrientes. Y luego destinábamos jornadas a cargar y descargar el coloso para llevarlos a la caseta de riego.

El gerente agrícola de Santa Rita destaca la eficiencia en la entrega de nutrientes:

–Monitoreamos con sondas los procesos de fertilización en el suelo, vemos si lo que está cayendo en el gotero es lo que necesitamos. Efectuamos bastantes análisis foliares en la temporada, y determinamos cómo se comportan los nutrientes en la fruta y en las raíces. Hemos visto que los nitrógenos líquidos se incorporan mucho más rápidamente a la planta. Y el potasio tiene una ventana muy pequeña de aplicación, además de competir con el ingreso de calcio y magnesio, por lo tanto mantener esos niveles en balance amerita contar con una herramienta que permita lograrlo. Para mí, son los fertilizantes líquidos.

–¿Por qué han elegido a Quimetal?

–Hemos podido hacer un trabajo detallado en la formulación de las mezclas. En un momento noté que el uso de cloruro de potasio en esta sequía afectaba los niveles de cloruro de los suelos en algunos campos. Pedimos una solución y Quimetal la encontró. Nos han dado un muy buen servicio y también hemos logrado buenos acuerdos comerciales.

Patricio Correa, gerente general de Agrícola El Huapi y Agrícola San Ricardo.

PATRICIO CORREA, DE AGRÍCOLA SAN RICARDO Y AGRÍCOLA EL HUAPI

Patricio Correa, gerente general de Agrícola El Huapi y Agrícola San Ricardo, usa las mezclas AQUAMIX en sus huertos de avellanos en San Rafael y Pelarco.

–Yo le había hecho el quite siempre a los fertilizantes líquidos por el tema de precio –confiesa–. Pero hay muchos costos ocultos que uno no tiene valorizados. Nuestras superficies son grandes, con muchas casetas de riego. Uno tendría que tener un tractorista o un camioncito asignado a llevar los fertilizantes todos los días, y un par de personas dedicadas a preparar las soluciones. Y después monitorear que las hayan hecho bien, porque si el encargado se aburre puede dejar pasar un producto no completamente solubilizado. Te queda la mitad en los filtros y una parte al fondo del estanque, aumentando la posibilidad de mezcla con un producto incompatible. Lo que logras es mucho menos homogéneo que lo entregado por Quimetal.

REDUCCIÓN DE AL MENOS UN 30% DE NITRÓGENO Y EL DOBLE DE LA PRODUCCIÓN ESPERADA

–¿De qué manera organizan el pedido?

–En julio-agosto, con los últimos análisis foliares, establecemos el programa de unidades a aplicar. Entonces cotizo. El año pasado pedí presupuesto a dos empresas y además coticé los granulados solubles. Con Quimetal yo hago una distribución semanal. Llega un camión, lo vacía en los estanques y el encargado ya no tiene dónde equivocarse.

Al momento de elegir un proveedor, Patricio Correa valora la confiabilidad.

–Para mí es más fácil trabajar con Quimetal porque sé que no me van a tratar de hacer pasar una cosa por otra. Esto es importante: aunque tomamos muestras y realizamos análisis, compramos muchas camionadas. No puedes hacer análisis de cada camión.

–¿Ha habido algún impacto en el manejo de los avellanos?

–La experiencia nos dice que con estas soluciones requerimos un 30% menos de unidades de nitrógeno que las que aplicábamos cuando hacíamos la mezcla por nosotros mismos. Este año debimos solicitar a Quimetal que sacara el nitrógeno de las soluciones al final de la temporada, porque se veía demasiado desarrollo vegetativo. Y yo, por los análisis foliares, ya había reducido lo indicado por el asesor en un 25%.

–¿Y en cuanto a producción y calidad de la fruta?

–Empezamos en 2016 con avellano, no tenemos parámetros para comparar, aunque por las proyecciones iniciales con que calculamos los flujos, teníamos contemplado producir 1.000 kg/ha esta temporada y logramos 2.000. Y tenemos árboles que están llegando al desarrollo de un huerto adulto dos o tres años antes. La fertilización probablemente es uno de los factores, pero también el riego, el manejo, el trabajo de un equipo que está haciendo bien las cosas, junto a empresas que nos apoyan y nos dan un buen servicio, que es el caso de Quimetal.

Enrique Turri, director general de Agrícola Convento Viejo y socio de la exportadora Gesex.

ENRIQUE TURRI: YA NO SON TIEMPOS DE ANDAR CON SACOS AL HOMBRO

Enrique Turri, director general y propietario de Agrícola Convento Viejo, socio de la exportadora Gesex, da cuenta del tiempo de experiencia con fertilizantes líquidos:

–Los estamos usando desde hace 5 temporadas. Nos vinieron a presentar esta “nueva tecnología”, entre comillas, y yo desde el principio dije que era lo que se venía.

Con anterioridad, dados los volúmenes que maneja la Agrícola, los distribuidores les despachaban los fertilizantes directo desde el puerto de San Antonio.

–Por algún motivo que no entendí nunca, mandaban los sacos a piso, ni siquiera venían en pallets –indica–. De repente programaban un camión a las 5 de la tarde y había que dejar un turno especial de gente por si aparecía más tarde. Entrar un camión y carro era todo un jaleo. Les decíamos: ya los tiempos de tener gente cargando sacos uno por uno al hombro como que se acabó. Después de mucho alegar empezaron a llegar en pallets. Pero cuando nos ofrecieron esta otra posibilidad, yo dije sí, la compro, empecemos a probar. El único temor era que tú dependes de lo que te llevan, del cumplimiento de una programación; tiene que haber una coordinación absoluta. Y eso ha funcionado súper bien.

ME OLVIDÉ DEL BODEGAJE

–¿Cuáles es la principal ventaja que ves en este sistema?

-Lo mío son cinco campos. La principal ventaja corresponde a los temas operacionales de recepción y distribución de los fertilizantes, cuando tienes hartas hectáreas. Puedes mandar a la caseta 100 sacos, pero a lo mejor echaron 80 adentro y los otros 20 anda a saber tú dónde quedaron…

Enrique Turri actualmente usa esta tecnología en uva de mesa, cítricos, carozos, nogales, todas las especies frutales, sin excepción, incluyendo las plantaciones en cerros. Y su opción cuenta con fundamento:

–En la agricultura el gran costo es la mano de obra. Por lo tanto todo lo que tengas para disminuir jornadas… por ahí va la cosa. Subir y bajar sacos no aporta valor agregado. Esto es mucho más eficiente, desde todo punto de vista. ¡Me olvidé del bodegaje! Se hace la recepción, se revisan los sellos para la trazabilidad, los echas en los estanques y es fácil el control de que efectivamente estás aplicando lo que tienes que aplicar. Porque es como la alimentación, cuando tienes la seguridad de que a un niño le estás dando la comida que requiere, lo más probable es que crezca bien. Esto te permite una rigurosidad en lo que estás aportando a tus frutales.

Más información:

www.quimetalfertilizantes.cl