icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter
02 de junio de 2022

Bajas temperaturas en zona central: expertos llaman a tomar medidas a productores

Bajas temperaturas en zona central: expertos llaman a tomar medidas a productores

Algunos productores de frutillas de la zona central podrían perder entre el 80% y 100% de su producción por las intensas heladas. Si bien el daño ocasionado en paltos y cítricos podría recién ser evaluado a los 10 días de ocurrido este evento climático, el comité de cítricos de Asoex sugirió acciones como la suspensión temporal de las cosechas en huertos o sectores afectados hasta que la fruta sea revisada y se confirme que cumple con las tolerancias de exportación correspondientes.

Miguel Patiño

La estación meteorológica de uno sus campos empezó a dar alertas cada media hora. El frío que se intensificó a partir del martes 31 se empezó a transformar en heladas desde las 19:30 de ese día, las que no cedieron hasta las 9.30 de la mañana del día siguiente. «Estamos hablando de entre 12 y 14 horas de heladas, y eso es brutal para los cultivos, porque incluso con la protección, la duración del evento fue devastador”, dice el ingeniero agrónomo Jonathan Silva, quien es asesor indpendiente para campos de frutillas, paltos y cítricos.

La preocupación de Silva ha sido compartida por gran parte de los agricultores de la zona central de Chile, los que han visto el termómetro bajar hasta los siete grados bajo cero en zonas precordilleranas de la región Metropolitana. Un evento frío que puede impactar en el desarrollo de los frutos.

Varios productores han compartido en redes sociales el impacto de las bajas temperaturas de los últimos días, con capas de huelo cubriendo desde campos de papas a cerezos. No obstante, las alertas principales se han generado entre quienes producen paltas, cítricos y frutillas, cuyos frutos ya están cuajados o en periodo de maduración.

Uno de los que ha visto de cerca los efectos catastróficos de las heladas es Jonathan Silva, quien señala que hoy los daños más visibles han sido en las frutillas de la zona central. Agrega que si bien en en paltos aún están por cuantificarse, ya se ven daños en los brotes nuevos así como en las ramas más jóvenes, y que está por verse si hay daños en la madera, “porque daños en la parte vegetativa claramente hay”, sin descontar el oscurecimiento o necrosis que se podría generar en las paltas.

Pero el principal problema, de acuerdo a Silva, estuvo en las frutillas, ya que en el 100% de los agricultores que ha visitado esta semana, particularmente por las heladas del día martes, se comenzaron a observar daños tanto en la parte reproductiva de la planta, en la flor del fruto recién cuajado y en el fruto maduro.

De acuerdo a Silva, en la zona del secano interior de la región de Valparaíso, región metropolitana y también en O’Higgins, las pérdidas productivas son sobre el 80%, y en algunos sectores incluso del 100%, mientras que en la zona productiva de la costa, los daños fueron un poco menores y bordearon un 60%. Por otro lado, el experto señala a Redagrícola que en la parte vegetativa de la planta -que es más resistente-, no se observaron daños mayores, aunque sí se observó algo inusual “que es que la planta genera estolones, y nunca se había producido daño en el estolón, porque nunca habían llegado las heladas al nivel de dañar ese nivel de la planta, y me topé con campos donde los estolones se perdieron al 100%”, comenta sobre estos brotes laterales de la planta de frutilla, que se congelaron completamente.

Campo de frutillas congelado, en el sector “Loica” de la comuna de San Pedro de Melipilla, Región Metropolitana.

Silva señala que las consecuencias de esto tanto en la zona costera como en el secano, es que las pérdidas para los productores de frutilla serán millonarias. El lado bueno, comenta el asesor, es que la planta de frutilla suele ser “muy resistente” al frío, y podrá volver a producir en 70 días más con los cuidados adecuados. En ese sentido, Silva señala que los productores estaban preparados para estas heladas, con microtúneles para protección de heladas y protección de lluvias. Incluso por las muy bajas temperaturas ya se estaba agregando un manto térmico, “porque las heladas han ido aumentando en intensidad y en frecuencia”, por lo que la gente estaba preparada. «Pero las temperaturas fueron tan bajas, y por tantas horas, que finalmente eso fue lo que más daño produjo».

Microtúneles para proteger las frutillas.

El asesor señala que la recomendación que está realizando, es retirar el 100% de las flores dañadas, además de retirar los frutos “para no forzar a la planta a gastar su energía en estructuras parásitas y desgastantes”,  y solo dejar la planta con sus hojas, y recomendó comenzar a aplicar bioestimulantes en base a aminoácidos y extractos de algas. “Con estos manejos, en 60 días podríamos volver a tener flores, siempre y cuando no volvamos a tener eventos de heladas polares como esta, porque ahí se nos escaparía de las manos”.

CÍTRICOS, AÚN EN EVALUACIÓN DE DAÑOS

El Comité de Cítricos de ASOEX respondió también ante este evento climático, y entregó algunas acciones para sus asociados, que representan el 75% de las exportaciones de cítricos de Chile. “Las evaluaciones de daño en terreno se realizan exhaustivamente en todos los huertos con riesgo, hasta tener la certeza que la fruta destinada a exportación no presenta ningún daño”, señaló Monserrat Valenzuela, gerente del Comité de Cítricos.

Cabe destacar que el daño ocasionado por heladas para estos frutos puede ser evaluado recién a los 10 días de ocurrido el evento, y dependerá de la temperatura mínima, del tiempo de exposición a esa temperatura, de la especie y variedad y el estado de madurez de la fruta. Es por esto que desde el gremio citrícola han enviado a terrenos equipos técnicos y profesionales de las empresas asociadas al Comité, para evaluar potencial daño en huertos en las zonas afectadas.

Desde el comité señalan que “de existir algún daño, las cosechas se detienen hasta determinar la incidencia de daño en la fruta. Sin embargo, hasta el momento no hay registro de daños considerables”, principalmente gracias a que la mayoría de los huertos se encuentran en posiciones más protegidas del frío dentro de los valles. “Ha habido un cambio en nuestra citricultura y los productores han cambiado a variedades más tolerantes al frío en los sectores más bajos de los valles, donde las heladas afectan con mayor intensidad», señaló Valenzuela.

Desde el comité destacan que haber desarrollado un manual de acción frente a heladas les ha permitido a productores y exportadores seguir un plan de trabajo “preciso y disciplinado” para evitar que se exporte fruta dañada por las bajas temperaturas.

Estas acciones contemplan instalación de termógrafos en los huertos, la suspensión temporal de las cosechas en los huertos o sectores afectados hasta que la fruta sea revisada y se confirme que cumple con las tolerancias de exportación correspondientes. “Estas medidas ya se han establecido en episodios similares ocurridos en temporadas anteriores con muy buenos resultados”, aseguró Valenzuela.

LADERAS DE CERROS CUIDAN LOS PALTOS

Fuentes de la industria paltera señalaron a Redagrícola que la experiencia de este cultivo en la zona central los ha hecho tomar algunas medidas para prevenir el daños de estos eventos climáticos, siendo uno de los puntos centrales para la protección contra heladas el desarrollo de huertos en laderas de cerros. Esto les ha permitido combatir de forma natural los daños por bajas temperaturas, así como otros manejos relacionados al riego o al uso de productos relacionados a silicio, para protección a este estrés.

Raúl Ferreyra, asesor de paltos y especialista en riego, señaló a Redagrícola que durante esta etapa del año, los paltos ya cuentan con frutas, por lo que pueden sufrir problemas hacia la cosecha en septiembre, complicando su comercialización.

El experto destacó la importancia de los huertos en laderas, ya que el aire frío se dirige hacia las partes bajas, por lo que las partes altas tienden a no helarse, “y por eso se genera ese efecto de protección”, a diferencia de las zonas planas que tienen más posibilidades de daño. Ferreyra apunta a que -en lo posible-, hay que evitar plantar en zonas donde se puedan registrar heladas, pero en el caso de que se registren dificultades y posibilidades de heladas, “hay que entrar con alternativas de control de heladas, como la microaspersión sobre follaje, aunque tiene un costo que es importante, pero es lo mejor hoy en día”. Por lo mismo, Ferreyra enfatiza en que lo importante es evitar plantar en zonas donde el riesgo de heladas es alto.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados