icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

13 de julio de 2021
Una de ellas fue la desalación de agua de mar

Expertos analizaron las opciones de suministro y captación de agua para la producción agrícola

Expertos analizaron las opciones de suministro y captación de agua para la producción agrícola

El déficit de precipitaciones que se ha extendido por cerca de 12 años hacen que mejorar la gestión del recurso disponible sea una necesidad urgente, al igual que recurrir a nuevas fuentes de suministro y captación de agua así como optimizar la gestión del recurso disponible.

Estos fueron parte de los temas que investigadores y representantes de organizaciones públicas y privadas abordaron en el seminario “Desalación: la agricultura mirando al mar”. El impacto de la escasez hídrica en diversos sectores, entre ellos la agricultura, es cada vez mayor. Entre Valparaíso y O’Higgins el déficit de agua alcanza el 65%. “De acuerdo a los los pronósticos de cambio climático, al año 2050 o 2060, el actual escenario no se va a revertir. Por lo tanto, es muy importante tomar cartas en el asunto y hacerlo como una política de Estado”, explicó Federico Errázuriz, secretario ejecutivo de la CNR.

La desalación del agua de mar para la producción agrícola se presenta como una alternativa considerando los más de 6.000 Km. De costa que tiene el país. El científico Pablo García-Chevesich desmitificó los impactos ambientales del proceso de desalación, mientras que el Dr. Domingo Zarzo, presidente de la red de desalación de España, explicó las soluciones de vanguardia que desarrollan otros países.

El director ejecutivo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), Álvaro Eyzaguirre, señaló que la desalación del agua de mar “es una interesante alternativa que se presenta para hacer frente a la sequía, especialmente en el sector del agro, sin perjuicio de otras acciones”. Además de la extensión costera, considera que hay dos factores que favorecen esta forma de suministro de agua: la geografía angosta, facilita el bombeo del agua hacia todos los rincones, y cielos limpios que permiten operar en gran medida con energía solar.

Esta opción ya es usada para el suministro de agua potable en el norte de país, así como también en el sector minero. En la actualidad  “Con agua desalada se abastece al 85% de la población de Antofagasta y al 100% de la de Mejillones. Debido principalmente a sus altos costos, esta solución no se ha materializado para la agricultura, pero creemos que en un mediano plazo podría ser una alternativa”, explicó la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga. Hasta la fecha hay 15 plantas desaladoras operando en el sector minero que aumentarán a 26 el año 2030, lo que permitirá liberar agua fresca para otros usos, en las comunidades y la agricultura.

No pueden quedar fuera del debate mejores opciones que contribuyan a optimizar el uso del recurso hídrico así como sistemas eficientes de captación y gestión de agua, ya sea subterránea o superficial.

Más detalles aquí.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados