icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2020 | Cerezos

Para obtener mejores retornos

Estudio recomienda exportar cerezas de mayor calibre

En el marco de la presentación ¿Cómo podrían aumentar los retornos de fruta con un análisis comparativo?, organizada por la Federación de Productores de Frutas de Chile – Fedefruta, Alfredo García, encargado de ese estudio, señaló que los retornos por cereza exportada en la presente temporada han sido menores al periodo 2018/2019 y esto se debe principalmente al contexto de la pandemia Covid-19, que influyó en una mayor lentitud en la venta de la fruta.

Asimismo, informó que los calibres pequeños de cereza (22-24 mm) han obtenido retornos por debajo del costo de producción, por lo que recomienda producir fruta de mayor calibre para tener una buena rentabilidad y subir el promedio de exportación.

García precisó que de acuerdo a información recopilada de las liquidaciones de empresas exportadoras de cerezas en la temporada 2019/2020, en la semana 45 se obtuvo un valor muy elevado (6,76 dólares/kg) y el precio empezó a descender paulatinamente hasta llegar a la semana 2 que bajo a 2,57 dólares/kg. “Seguramente empezaron a caer los retornos por todo este problema generado por la pandemia del Coronavirus”, afirma el experto.

A CHINA VA CASI TODA LA CEREZA CHILENA

Con información de Odepa explicó que en el año 2019 el 90% de la cereza exportada fue a China, mientras que los otros mercados a donde llega esta fruta son muy inferiores, “está todo concentrado en China lo que puede ser bastante contraproducente”, asevera. Agrega que en la temporada 2020 subió la cifra, inclusive un 95% de la fruta se está yendo a China, “o sea, cada vez más el mercado chino está recibiendo la mayor cantidad de esta fruta”.

¿Por qué sucede esto? “Porque estamos poniendo todos los huevos en una misma canasta, qué es lo que pasó y es lo que se muestra en esta temporada”, indica García. Puntualiza que nos enfrentamos a una situación inesperada como la pandemia, por lo que toda la fruta puesta en ese mercado ha producido que los retornos se hayan caído. “La idea es identificar al mercado, llegar a diferentes mercados y no poner toda la fruta allí porque cualquier evento como el de esta magnitud que tenemos ahora va a redundar en que los precios se vayan abajo”, advierte.

En relación a los volúmenes versus retornos de exportación por las dos últimas temporadas, en el período 2018/2019 se exportó 180 mil toneladas y en el año 2019/2020 se exportó 229 mil toneladas. ¿Eso qué significa? Según el experto se podría entender que si se ha exportado más fruta debería haber retornos mayores, pero eso no ocurrió, debido al contexto de la pandemia y ante ello hubo problemas en los periodos de los cierres de los mercados, que se reflejó en una mayor lentitud en el movimiento de la venta de la fruta.

“Entonces, esto hizo que se cayera el promedio general y vemos en una menor cantidad de dólares que se recibió en este año respecto el año pasado, a pesar de que se exportaron casi 50 mil toneladas más que la temporada anterior”, señala y reitera que es un caso bien particular, pues se está priorizando enviar las cerezas a un solo mercado.

MEJORES RETORNOS POR MAYOR CALIBRE

En una encuesta on-line realizada por Fedefruta acerca de los retornos netos por calibre de cereza exportada, el 53% indicó que sus costos están entre 2 y 2,5 dólares/kg, mientras que el 47% dijo que es 2,5 dólares/kg hacia arriba. En función de esto, García explica que de acuerdo a un cuadro comparativo de los retornos promedio por calibre y la proporción de volúmenes en relación a cada calibre, se observa que los calibres más pequeños tienen 6,4% del volumen total y el calibre más grande también tiene un valor bastante pequeño de 1,5%. Mientras que la mayoría se concentra en calibres de  26-28 mm y 29-30 mm.

El analista puntualiza que el calibre más pequeño (22-24 mm) está muy bajo sobre el costo de producción que es entre 2 y 2,5 dólares/kg, por lo que no tiene rentabilidad, “es un calibre que en definitiva no es exportable, o sea, no puede exportarse ese calibre porque no tiene mercado que lo reciba”. Entonces, -manifiesta- ese calibre tiene que ser diversificado, puesto en otra forma de comercializarlo, que el productor puede venderlo al mercado interno o lo transporta directo o lo vende en forma directa.

Respecto al rango entre 2,5 y 3 dólares/kg, dice que si bien este calibre no está debajo de los costos de producción, está muy cerca, “o sea, va a dejar de ser rentable o prácticamente la rentabilidad va a ser poca”. Por ello, aconseja la importancia de producir fruta de buena calidad, de un calibre mayor porque es la única forma de tener buena rentabilidad y subir el promedio de la exportación frente a la liquidación, “porque esos calibres tienen un precio muy bajo y el promedio de la empresa también cae”.

RECOMENDACIONES PARA EXPORTAR FRUTA DE CALIDAD

Antes de finalizar la presentación García recomendó que es muy importante producir y exportar fruta de calidad para tener buenos retornos y para la imagen del país. Así también, escriturar un contrato que incluya una clausura comparativa con Fedefruta, “el cual es importantísimo porque nos permita muchas cosas: negociar, tomar decisiones, ver que podemos hacer con nuestra fruta, como la manejamos”.

En tercer lugar, diversificar la oferta exportadora, “o sea, no poner todos los huevos en una sola canasta porque pueden ocurrir cosas como la que han pasado y tener retornos que no son acordes al trabajo realizado durante el tiempo para obtener la fruta de calidad”. En tanto, como cuarta recomendación está el diversificar mercados, para buscar los nichos donde poder colocar la fruta “para resguardarnos de situaciones complejas como la actual”.

Limitar el envío de calibres menores que no cubren los costos de producción, “por lo tanto, hay que tratar de evitarlo”, reitera García. Y, por último, -puntualiza- evaluar y comparar la gestión exportadora regularmente, “hacer un análisis de liquidaciones para saber en qué situación están las demás empresas exportadoras que hacen lo mismo y tomar decisiones al respecto”.