icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

29 de octubre de 2021
Entre 2011 y 2020

Estudio determina un aumento desproporcionado de la frecuencia de temperaturas y precipitaciones extremas

Estudio determina un aumento desproporcionado de la frecuencia de temperaturas y precipitaciones extremas

Las olas de calor extremas y prolongadas ocurridas en las última década, así como de precipitaciones extremas son casi imposibles sin la influencia humana en el clima. Además, las condiciones que las inducen “solo existen debido al cambio climático antropogénico”. Estas algunas conclusiones de una investigación internacional, liderada por la Universidad Complutense de Madrid donde participó el Instituto de Geociencias (CSIC-UCM) y publicado por la revista Nature.

El estudio analizó los registros de eventos extremos de calor y precipitaciones entre 2011 y 2020 en todo el mundo. En ese periodo, la temperatura del planeta aumentó 0,25° C, cercano a lo registrado desde la década de 1970. Además, los niveles récord de precipitaciones extremas aumentaron en todo el mundo. “En promedio, 1 de cada 4 registros de precipitaciones en la última década se puede atribuir al cambio climático”.

A partir de los análisis regionales, se determinó que el aumento de esos eventos extremos se registran en las regiones tropicales. Éstas incluyen países vulnerables cuya contribución al calentamiento global es reducida.

De acuerdo a lo informado por la UCM, la ocurrencia de eventos extremos de calor fue ocho veces superior a lo que se esperaría en un escenario sin calentamiento global. Ello, pese a que los cambios que se observan en la temperatura global son “aparentemente reducidos, sobre los 0,2ºC por década”, dice Alexander Robinson, investigador del Departamento de Ciencias de la Tierra y Astrofísica de la UCM y del IGEO (CSIC-UCM).

2020: AÑO EXTREMO

La variedad de eventos climáticos extremos intensos marcaron el 2020 en todo el mundo. Desde olas de calor, incendios forestales  y lluvias intensas causantes de severas inundaciones. También una temporada récord de huracanes en el Atlántico. Con frecuencia, agrega el estudio, los casos históricos suceden cuando la variabilidad natural y la influencia del cambio climático a largo plazo van en la misa dirección. Por ejemplo, el Fenómeno de la Niña y su relación con las 30 tormentas tropicales con nombre registradas el año pasado.

Sin embargo, advierte que “la intensidad de las tormentas, así como la rápida intensificación de 9 de esos huracanes, son impulsados principalmente por las temperaturas del océano que se han ido calentando debido al cambio climático a largo plazo”.

OLAS DE CALOS EXTREMAS Y PROLONGADAS

Respecto de los eventos de calor extremo, el documento menciona que en su formación, también influyen la variabilidad natural y el cambio climático a largo plazo. Sin embargo,  advierte que “ahora estamos entrando en una era con extremos de calor que simplemente no habrían ocurrido sin el cambio climático”. Es el caso de las extensas olas de calor extremo en Australia conocidas como Black Summer (desde fines de 2019 hasta febrero de 2020). Esas condiciones se asocian a la formación de los incendios forestales ocurridos después y sus graves consecuencias. Escenarios similares sucedieron en el Amazonas (2019), California y Colorado (2020), originados bajo períodos de calor extremo.

“La ocurrencia de eventos record en las últimas décadas no tiene precedentes en el registro instrumental, y su frecuencia aumenta con el calentamiento global. Los cambios experimentados no solo son incompatibles con un mundo descarbonizado sino que se ajustan a las predicciones basadas en el ritmo observado de calentamiento global”. Así señala David Barriopedro, investigador del IGEO (CSIC-UCM).

Otras instituciones que participaron en el estudio son el Instituto Postdam para la Investigación sobre el Impacto del Cambio Climático, la Universidad de Postdam junto a la Universidad Libre de Ámsterdam y el Real Instituto Meteorológico de los Países Bajos.

Información relacionada:

– “Increasing heat and rainfall extremes now far outside the historical climate”. Alexander Robinson, Jascha Lehmann, David Barriopedro, Stefan Rahmstorf & Dim Coumou. npj Clim Atmos Sci 4, 45 (2021).

Nueva herramienta para predecir los efectos futuros del cambio climático en los cultivos

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés