icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Riego

22 de febrero de 2017
Estudio de caso de monitoreo de humedad de suelo con sondas FDR

Óptima gestión de riego incrementa la productividad en nogales

El monitoreo de la humedad de suelos en base a sondas FDR permite a productor nogalero incrementar consistentemente sus rendimientos durante los tres años en que ha utilizado el sistema. En relación a las temporadas anteriores a las sondas ha logrado incrementos en la producción de hasta de un 67% en algunos cuarteles. Esto, entre otros factores, debido a que ha logrado ajustar el riego de acuerdo al estado fenológico del cultivo.

El productor de nueces Carlos Rivacoba, asesorado por el consultor en riego Alejandro Diestre de CDTEC LTDA., hace 4 años optó por implementar en su campo la tecnología de monitoreo de humedad de suelos EnviroSCAN -de la empresa australiana Sentek- como una importante herramienta de apoyo para la toma de decisiones de su gestión de riego de las casi 100 ha de las variedades Chandler, Howard y Sunland que cultiva en el valle de Aconcagua, Región de Valparaíso. La tecnología EnviroSCAN se basa en sondas FDR, también llamadas sondas de capacitancia, las que en este caso constan de 4 sensores a diferentes profundidades.

El marco de plantación del huerto es de 7 x 5 (285 plantas/ha) y se riega por aspersión con cuatro emisores por planta (pp

de 2,55 mm/hora) para una superficie de mojado cercana al 60%. El suelo es Franco-Arcilloso en los primeros 40 cm del perfil y Franco Arenoso por debajo de dicha profundidad.

El huerto se ubica en una zona de alta evapotranspiración de referencia (ETo), la que según las estaciones del sector varía entre 1.250 y 1.600 mm por temporada, esto debido a que es una zona ventosa. Previo a la implementación del sistema de monitoreo de humedad de suelo el agricultor no monitoreaba o regaba en función al balance hídrico y a muestreo con barreno. Con esa base el productor en general regaba menos, con riegos cortos de mayor frecuencia, como se puede apreciar en los cuadros de riego.

Hoy, en base a la tecnología FDR, el productor riega ajustando el estatus de humedad, frecuencia y tiempo de riego, por estado fenológico del cultivo. Se estima que en la actualidad el agricultor podría estar levemente pasado en la cantidad de agua, lo que se irá corrigiendo en base a la tecnología de monitoreo, la que permitirá ir ajustando a la baja los tiempos de riego. Sin embargo, lo dicho se puede ver limitado por problemas de eficiencia del sistema de riego y porque los sistemas radiculares todavía están en proceso de mejoría; además se estima que todavía falta llenar alrededor del 20% del área foliar, lo que puede elevar el consumo del huerto.

AJUSTE DEL RIEGO POR PERÍODO FENOLÓGICO

La calidad de los datos que se visualizan y su interpretación en el software IrriMAX (ver figuras), le ha permitido al agricultor ajustar la frecuencia y tiempo de riego por estado fenológico (postcosecha, brotación, crecimiento de frutos y maduración), con aumentos en productividad importantes durante los tres años de estudio (cuadro 1).

2

En postcosecha comienza con una estrategia de frecuencias distanciadas y tiempos de riego que le permiten recuperar la humedad en los primeros 40 a 60 cm, la zona de máxima dinámica radicular, para terminar en invierno -pre brotación- con riegos largos de modo de suplir la falta de lluvias de los últimos inviernos secos. Este manejo ha permitido aumentar el volumen de raíces y elementos de reserva, junto a una mejor terminación de la madera. 

Luego, en brotación, se ha evidenciado que al manejar un estatus de humedad medio con frecuencia y tiempos que aseguren una buena relación agua-aire le ha permitido  aumentar el desarrollo de canopia y raíces.

En crecimiento de frutos, en tanto, lo que busca es lograr un estatus de humedad alto con frecuencia de riego alta y tiempo de riego largo, de modo de recuperar la humedad en todo el perfil, manejo que lo ha llevado a obtener mejores calibres.

3

Finalmente, en terminación de fruta, el agricultor maneja un estatus de humedad medio, con frecuencias distanciadas y tiempos medios a largos, lo que le permite tener frutos de alto contenido de aceite y buen color, y además de buen desprendimiento del pelón.

Los cambios en las estrategias de riego por fenología llevaron a mejorar los rendimientos en las tres temporadas del estudio, con incrementos en la producción hasta de un 67% en el cuartel  Heras A. el año 2013 en relación a la producción del año 2010 (cuadro 1).

Los tres cuarteles en estudio Heras Alta 7,6 ha, Maitenes 14,0 ha y Nogales 7,5 ha son variedad Chandler, adultos con más de 10 años de edad al 2010. En el cuadro 1 se pueden observar la producción por cuartel para los 3 años del estudio.

4

5

RIEGO-PRODUCTIVIDAD POR FENOLOGÍA

En el sector Maitenes -durante las temporadas 2010-11 y 2012-13 (cuadro 2 y 4)- en los años de mayor producción se constata una mayor eficiencia del uso del agua. Es decir, una mejor relación de metros cúbicos de agua por kilogramo de nueces producido.

La buena gestión de frecuencia y tiempo de riego muestra un aumento considerable en la productividad de los sectores en estudio los años 2011, 2012 y 2013 en relación al año 2010, salvo los maitenes 2012 (cuadro  2, 3 y 4). La baja en productividad el año 2012 en Maitenes (cuadro 3) se asocia al estrés de poscosecha en marzo de 2011 (gráfico 1).

6

Es importante corregir para las temporadas siguientes la baja de humedad (estrés), en el suelo para fines del periodo de brotación e inicios de crecimiento de fruto (fines de octubre 2011 e inicio noviembre 2011).

7

Regar buscando estatus de humedad por fenología es una estrategia que permite enfocar el riego hacia distintos objetivos específicos, como mejorar calidad de raíces (imagen 1), aumentar o disminuir vigor de brotes, mejorar calibre de fruta, etc., llevando al productor a tener una planta con mejor potencial productivo en los tres años de estudio. Respetar los criterios de estatus de humedad (frecuencia y tiempo de riego), permite optimizar los recursos agua, electricidad y fertilizantes.

INTERPRETACIÓN DE LA INFORMACIÓN VISUALIZADA EN GRÁFICOS

La mejoría en la producción de la temporada 2012-13 (7.552 kg/ha) se asocia al cambio en el manejo de riego de poscosecha en marzo del año 2012 (gráfico 2). La gráfica de sensores independientes por profundidad (tiempo de riego), expuso problemas de baja humedad por falta de tiempo de riego, en brotación y crecimiento de fruta,  posteriormente en maduración se dieron tiempos de riego largos, por lo tanto, se evidenció algo de percolación en profundidad (gráfico 3). En estos casos se puede bajar el tiempo de riego para evitar percolación y disminuir la dinámica.

Se destaca la gráfica inferior sumatoria (frecuencia de riego), alta frecuencia (2 a 3 riegos por semana), y máxima dinámica de agua durante el crecimiento de frutos en noviembre de 2012, reflejado en una alta producción de 2013 (cuadro 4). En los gráficos se encuentran comentarios de calicata y detalles de estatus de humedad a corregir.

La estrategia de riego por estados fenológicos, para los tres cuarteles, Nogales Var. Chandler, temporadas 2011, 2012 y 2013 se observa en los cuadros 2, 3 y 4. Las lluvias durante el periodo de pos cosecha (15 de Marzo al 15 de Septiembre) consideradas como aporte de riego en los 3 años fueron 1.500, 748 y 1.490 m3, respectivamente (cuadro 2, 3 y 4).

Los ajustes descritos serían muy difíciles de realizar sin la ayuda de las sondas ya que estas muestran la dinámica del agua en el suelo o tasa de extracción diaria. Las sondas pueden entregar datos cada 10 minutos en tanto que, por ejemplo, una calicata corresponde a la foto de un momento. A este nivel la calicata solo se utiliza como forma de evaluación de la gestión de riego, para ver el desarrollo o la evolución de los sistemas radiculares o la mejoras de las características estructurales del suelo.

Artículos relacionados