icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter
04 de enero de 2022
Tendencia emergente en Chile

Empresas agrícolas buscan transformarse en gestores de activos para fondos de inversión

Empresas agrícolas buscan transformarse en gestores de activos para fondos de inversión

Antonio Walker, director ejecutivo de la productora Wapri explica que el potencial agroexportador de Chile y la necesidad de capital para alcanzar mayores niveles de sustentabilidad atrae portafolios financieros, los que buscan asociarse con gestores especializados

Miguel Patiño, Santiago

El creciente interés de fondos de inversión en invertir en el campo chileno está llevando a algunas productoras a explorar un nuevo modelo de negocios: especializarse en la gestión de cultivos para quienes los consideran activos financieros. Es lo que analiza Antonio Walker, exministro de agricultura del actual Gobierno, y hoy director ejecutivo de la firma agrícola y exportadora Wapri.

“Esto es un modelo que está llegando a Chile y uno como gestor tiene que estar abierto a estudiarlo”, señala Walker a Redagrícola. “Nosotros somos una empresa agrícola, con gestión agrícola, y siempre estamos abiertos a estudiar nuevas inversiones”.

Ver artículo «El camino institucional de Sembrador Capital con el que apunta a invertir US$1.000 millones en la industria agrícola»

El exministro y agricultor señala que en el último tiempo han visto un creciente interés de fondos de inversión que llegan a Chile para tener producción propia, por las características geográficas, atmosféricas y económicas que ofrece Chile. Estos portafolios buscan ser los dueños del activo, la tierra, y ceder su administración a una empresa especializada.

“Hemos visto muchos fondos de inversión que están llegando a Chile buscando tener producción propia, porque buscan países que tengan mayores ventajas comparativas, y Chile cuenta con dichas ventajas comparativas”, dice. “Tenemos un clima mediterráneo, tenemos una tradición fitosanitaria muy importante, tenemos clima y tierras, y un país que funciona, donde se respeta la propiedad privada… Tenemos un país que la verdad, atrae inversión por su estabilidad política y económica”.


“Esto es un modelo que está llegando a Chile y uno como gestor tiene que estar abierto a estudiarlo; somos una empresa agrícola, con gestión agrícola, y siempre estamos abiertos a estudiar nuevas inversiones ”.

Antonio Walker, director ejecutivo de Wapri


Agrega que la llegada de estos fondos son una oportunidad para las empresas del rubro. “Estos fondos buscan gestores agrícolas, porque no saben de producción. Se está uniendo este nuevo capital con estos nuevos fondos, en un proceso que se ha ido acelerando en el últimos tiempo”.

El modelo de estos fondos es similar al que desarrollaron en la industria hotelera: muchos de estos fondos son los dueños del edificio, pero traspasan su gestión a firmas especializadas como Sheraton, RitzCarlton o Marriot, lo que implica una separación de la propiedad del inmueble de su gestor.

Walker señala que este modelo va al alza, porque los fondos de inversión tiene mayor interés en sumarse a la cadena de abastecimiento de alimentación global y a su transformación hacia mayores niveles de sostenibilidad.  “Ellos entienden que la agricultura es para producir alimentos y que el mundo necesita alimentos a precios razonables. Chile es parte de esta red que busca entregarle al mundo seguridad alimentaria, con larga tradición agroexportadora, lo que ha fomentado la llegada de estos fondos”. Agrega el dato de que la demanda por alimentos va a crecer 50% en los años que vienen, lo que está incorporado en las planillas Excel de los gestores de fondos. Esto, en medio de un proceso de transformación de la agricultura hacia mayores niveles de sustentabilidad y que implica mayores niveles de capital por hectárea. “Tenemos un desafío enorme, que es la sustentabilidad, tenemos que producir alimentos respetando el medioambiente, y respetando a las personas. Cada día tenemos menos suelo y menos agua, entonces con mucho menos tenemos que hacer mucho más. Esto se logra incorporando tecnología”, dice Walker. “El gran desafío de Chile es ir a la vanguardia en la sustentabilidad. Hoy tenemos formas de medir la huella de carbono, cómo medir el uso del agua, y hemos visto en la COP 26 la importancia de proteger el planeta. La agricultura también tiene ese desafío, de ser parte de la mitigación del cambio climático y, por qué no, parte de la solución. No nos olvidemos que gran parte de la agricultura proviene de árboles que absorben CO2 y liberan oxígeno. Pero al mismo tiempo, tenemos que disminuir cosas como la fertilización nitrogenada, así como avanzar en la electromovilidad en nuestros campos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados