icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Abril 2021 | Noticias

Frutos de Lonquén se ha especializado en el cultivo de hongos Shiitake y Ostra

Empresa agrícola chilena busca posicionarse con producción de champiñones exóticos

El cultivo de champiñones en Chile comenzó en 1959, pero su producción es acotada y, a pesar de las condiciones climáticas favorables y a la abundancia de materia prima son pocos los lugares alrededor de Santiago donde se cultivan distintos tipos de setas.

Con el tiempo han ido ganando espacio entre los consumidores, en especial el champiñón blanco o París que se comercializa en el retail. Pero existen otros como el Shiitake y Ostra, considerados exóticos que destacan por su versatilidad, su alto nivel de proteína, bajos en calorías.

En 2010, la empresa agrícola Frutos de Lonquén identificó un mercado de hongos comestibles en Chile que fuera único, innovador, sustentable y respondiera a la demanda creciente en el tiempo. Y al año siguiente comenzó a producir, comercializar y distribuir hongos Shiitake y Ostra. Para ello, desarrollaron un proceso productivo de alta tecnología y, en especial sustentable y amigable con el medio ambiente, buscando entregar productos de la mejor calidad. Para elaborar los sustratos en que se siembran las setas, reutilizaron residuos madereros, destacando como una de las pocas productoras industriales en champiñones exóticos en Chile.

El proyecto ha crecido rápidamente, comercializando las setas en hoteles, restaurantes, catering, venta directa por e-commerce y retail (Cencosud y Wallmart). “Hace 5 años produciamos y vendíamos un solo tipo de champiñón, actualmente tenemos un portafolio de 8 tipos distintos de setas y desarrollo de los mismos como lo es el kit de autocultivo”, explicó Gabriel Muñoz, cofundador y gerente general de la empresa.

Para crear conocimiento en la población sobre los beneficios de las setas, la empresa lanzó CULTIVA+, un kit de autocultivo de hongos Ostra. Consiste en una caja que contiene un bloque de sustrato sembrado con semillas del champiñón. “La persona solo debe sumergirlo en el agua y regarlo a diario para que crezca el hongo. Nuestro objetivo fue crear un producto atractivo que esté alineado con las actuales tendencias de huertas urbanas y autosustentables”, indica Gabriel Muñoz.

DESARROLLO NUEVOS PRODUCTOS

La empresa trabaja en el desarrollo de nuevos productos que resalten el valor nutricional de los champiñones, asesorándose con firmas especializadas en la materia y esperan lograr resultados únicos y saludables el primer semestre de este año. A futuro, planean posicionarse como líder en la producción de setas en Chile y el extranjero.