icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Empresas

23 de diciembre de 2021
Centro de Investigación en Viluco

El ‘Open Viluco Day’ permitió conocer de cerca el trabajo de Corteva Agriscience en tres áreas clave

El ‘Open Viluco Day’ permitió conocer de cerca el trabajo de Corteva Agriscience en tres áreas clave

El desarrollo de semillas, la protección de cultivos y la agricultura digital son los tres ejes en los que trabaja la compañía en la zona central. A este centro de investigación se añaden dos más, uno en Arica y otro en Temuco.

El futuro de la agricultura se está construyendo en Viluco, a pocos kilómetros de Santiago, en uno de los tres centros de investigación que Corteva Agriscience tiene en Chile. Concretamente, está ubicado en la comuna de Paine, y es donde la empresa trabaja en tres áreas claves: producción de semillas, protección de cultivos y agricultura digital; cuyos avances mostraron recientemente en la actividad ‘Open Viluco Day’, que reunió a productores y asesores de los cultivos que tienen preponderancia en la zona: uva de mesa, cerezas y duraznos.

Si bien el mayor centro de Corteva en Chile está en Arica, donde gracias a las condiciones climáticas de esa zona pueden producir semillas de maíz durante todo el año, las estaciones de Viluco y Temuco también juegan un rol importante dadas sus características de contraestación. “Una de las características de este centro de innovación es que además de la producción de semillas, nos permite recolectar datos para nuestra plataforma digital y de soluciones agrícolas, aprovechando las condiciones de verano seco en el valle central, que nos permiten una producción de semillas de alta calidad. A ello se suma el bajo riesgo de producción al tener baja incidencia de plagas, enfermedades y desastres naturales en el país”, comentó Tomas Stevenson, director del centro.

Uno de los trabajos que realiza Corteva en el centro es el testeo de los productos que dispone para la protección de cultivos, sobre todo de uva (Moscatel de Alejandría y Thompson Seedless), cerezas (Lapins sobre patrón Colt) y Duraznos (variedad Andross). En hortalizas, por ejemplo, una de las especies que hay sembradas es Kale, que sirve para atraer plagas del cultivo de zapallo, como se aprecia en la foto.

APRENDIZAJE EN I+D

Las tres estaciones de Corteva, entregan a la compañía la posibilidad de desarrollos y aprendizajes en investigación y desarrollo, para la creación de distintas soluciones agrícolas de para sus tres plataformas de negocio (semillas, protección de cultivos y agricultura digital).

En cuanto a la producción de semillas, su foco está en la obtención de líneas y variedades en menor tiempo, gracias a la contraestación y múltiples generaciones al año. Específicamente, en el centro de investigación de Viluco producen semillas de maíz, girasol, sorgo y canola, según explicó Leonardo Iraguen, líder de la plataforma investigación de semillas de la empresa. Una de las novedades que se presentaron en este ‘Open Viluco Day’ fue una máquina sembradora con automatización de sus procesos. Esta herramienta destaca porque además de ejecutar la labor, mantiene la trazabilidad de las semillas con las que trabajan.

En el área de protección de cultivos, la compañía está ensayando con fungicidas, insecticidas y herbicidas, aprovechando las condiciones de un huerto que permite trabajar con diferentes especies y variedades, de acuerdo a Pablo Riveros, líder de la plataforma de protección de cultivos. Así, por ejemplo, se adelantó el pronto lanzamiento de Adavelt® active, un fungicida de amplio espectro que ofrecerá a los agricultores control curativo y protección de enfermedades. Los responsables de la empresa en Chile esperan que este producto sea un importante protagonista de la compañía hacia el futuro.

El futuro de la agricultura también se está escribiendo de la mano de las herramientas digitales. Por ello es que están realizando un intenso trabajo en la recogida de datos para proyectos de agricultura digital y soluciones para la agricultura, trabajando en líneas de investigación como agricultura predictiva, fenotipado, experimentación en ambientes controlados y sistemas de cultivos agrícolas.

“Tenemos el desafío de encontrar nuevas y creativas formas para ayudar a los agricultores a mantenerse en la vanguardia de un negocio que está en constante evolución, mientras resuelven los desafíos que enfrentan en la actualidad”, explica Andrea Salinas, líder de la plataforma digital. En ese sentido, destaca lo realizado con Granular, un software de manejo de campo que ayuda a agricultores a mejorar su rentabilidad y eficiencia, o el trabajo que están realizando con bonos de carbono, como una forma de incentivo y recompensa para aquellos agricultores que promueven la salud del suelo con prácticas regenerativas y positivas para el clima. Cabe señalar que gran parte de lo que están realizando en el área digital tiene mucho que ver además con las condiciones y desafíos que actualmente enfrenta el país, como la estrechez hídrica y el cambio climático.

Asimismo, destaca la colaboración de Corteva Agriscience con universidades y compañías emergentes de tecnología agrícola, como Earthsense, que desarrolló un pequeño robot con 4 ruedas, similar a un auto de juguete, que toma datos de los cultivos mientras avanza de forma autónoma. Además, la compañía está permanentemente buscando soluciones que ayuden a los productores a hacer una mejor gestión de sus huertos, empleando para ello riego de precisión e imágenes satelitales.

En la ocasión, también se dieron cita parte de los integrantes del equipo comercial de Corteva Agroscience Chile cuyo Director comercial, Jorge Grau, mostró el alcance y cobertura de la división en el país, destacando la posición de liderazgo de sus semillas marca Pioneer, así como también la importancia de proveer productos fitosanitarios de tecnología de vanguardia, que además de mostrar una alta eficacia, cumplan con los estándares de sostenibilidad que el planeta merece. Grau también compartió los últimos resultados comerciales de la compañía, proyectando el crecimiento de la mano de innovadores lanzamientos en el área de semillas de maíz y la protección de cultivos.

_____________________________________________________________

Retos genéticos

En el ‘Open Viluco Day’ se contó además con la presentación de Miguel Ángel Sánchez, director ejecutivo de Chile Bío, quien abordó los retos de la biotecnología, edición y mejoramiento genético para una agricultura más sostenible, destacando los beneficios de los alimentos genéticamente modificados en medio de una agricultura que enfrenta cada vez más desafíos, como sequías o cambio climático, por lo que estos cultivos modificados podrían reducir los recursos utilizados en ellos (como el agua o fitosanidad), aumentar su producción ante una población que cada vez demanda más y mejores productos con menos disponibilidad de suelo, así como también alinearse a varios de los 17 objetivos de desarrollo sostenibles que planteó la ONU, como reducir el impacto climático, reducir los índices de pobreza, reducir el hambre o generar una producción y consumo responsable.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados