icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2020 |Noticias

El efecto del Covid-19 en la industria agrícola

La expansión del coronavirus (Covid-19), pandemia que a nivel global ha causado alrededor de 283,000 muertes al 10 de mayo, ha obligado a las agroexportadoras y empresas de la industria alimentaria a adaptarse y seguir más protocolos de seguridad. Sin embargo, aún persiste incertidumbre en el sector, principalmente por cómo responderá el mercado externo.

Las primeras alarmas sonaron en febrero, cuando aún la Organización Mundial de la Salud (OMS) no clasificaba al Covid-19 como pandemia. En el Perú la naviera Maersk alertaba a los exportadores sobre problemas de congestión en los puertos chinas y les ofrecía dos opciones: movilizar sus embarques a otro destino o pagar cerca de US$1,000 adicionales por el sobrecosto de tener contenedores varados y refrigerados.

Para contener el virus el gobierno peruano implementó medidas de aislamiento y exceptuó al sector agrario para que continué operando. Las principales agroexportadoras, como Cerro Prieto y Agrícola Pampa Baja, optaron por sumar más unidades para transporte de personal, trabajar con el mínimo necesario y recurrir a mano de obra ubicada en zonas aledañas, con el objetivo de garantizar los envíos de palta. Adicionalmente se decidió implementar el teletrabajo en caso de las áreas administrativas, comercial y de recursos humanos, tal es el caso de la productora de uva Ecosac.

Por su parte, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) informó que se encontraba en coordinación con sus pares para simplificar los procedimientos de inspección sanitaria/fitosanitaria, emisión o verificación documentaria, el Ministerio de Agricultura (Minagri) lanzó un paquete de S/600 millones para reactivar el agro y atender la problemática de los pequeños productores del país, y el Fondo Agroperú acordó la reprogramación de créditos de pequeños productores del campo.

Sin embargo, persiste la incertidumbre sobre lo que ocurrirá en los principales mercados destino del Perú. “No sabemos qué es lo que va a pasar para la próxima campaña. Es una incógnita desde el punto de vista comercial, logístico. No sabemos qué va a pasar con los mercados destino. Si van a estar normal, o habrán restricciones”, de acuerdo al gerente general de la Asociación Peruana de Exportadores de Mango (APEM), Juan Carlos Rivera.

En aquellos países donde el coronavirus tiene más tiempo las exportaciones de frutas y hortalizas han mostrado caídas preocupantes, lo que anticipa una tendencia negativa para lo que resta del año, de acuerdo a Fresh Fruit. Si bien en el primer trimestre del 2020 las exportaciones peruanas de frutas y hortalizas crecían 9%, en el mismo periodo las de Chile y España caían 18% y 5%, respectivamente.

CHILE, MEDIDAS PARA CONTENER EL IMPACTO

En Chile también se han establecidas algunas medidas para contener el impacto del Covid-19 en el sector agro: el Instituto de Desarrollo Agropecuario prorrogó por tres meses los pagos de los créditos en favor de los usuarios de la agricultura familiar campesina. De acuerdo al presidente de la Asoex, Ronald Bown, se han visto afectados por la crisis productos como las cerezas, seguidas por las ciruelas, nectarines y la uva de mesa, donde hay empresas que han decidido priorizar otros mercados debido a la contingencia.

Al 27 de abril, según un reporte de la Asoex, los puertos de Valparaíso y San Antonio, junto a sus terminales, continúaban funcionando normalmente. De la misma forma, se indicaba que no se habría presentado dificultad en los procesos de inspección y certificación fitosanitaria. “Obviamente que se han tomado todas las precauciones. Quizás de manera un tanto espontánea, como que han aparecido una gran cantidad de manuales, pero -en mi opinión-, desde que estamos exportando fruta que las buenas prácticas, agrícolas y otras, se han mejorado mucho”, dijo a Redagrícola Jorge Valenzuela, presidente de Fedefruta.

EL MUNDO EN ALERTA

La invocación por implementar mayores protocolos de seguridad ha hecho que el Instituto de Seguridad Alimentaria de la Universidad Cornell elaborase un ‘checklist’ bastante integral para las empresas procesadores de alimentos y packing.

Las principales economías han brindado ayuda económica a sectores que han sido afectados por el Covid-19. Por ejemplo, Países Bajos destinó 600 millones de euros para compensar las pérdidas del sector ornamental y partes específicas de la horticultura alimentaria. Allí, el consumo de frutas ricas en vitamina C ha crecido un 550%. En Sudáfrica han traído 1,800 contenedores refrigerados vacíos del Medio Oriente para compensar la escasez de contenedores refrigerados en el país, de cara a la próxima temporada de cítricos.

Además la Unión Europea ha planteado medidas excepcionales para apoyar los mercados agrícolas y alimentarios, como el almacenamiento privado para los sectores lácteo y cárnico, así como flexibilidad en los programas de apoyo a frutas y hortalizas. Aún se requiere la aprobación por parte de los Estados miembros. En EE UU, de acuerdo al barómetro interactivo de COVID-19 de Toluna y Harris, un índice que hace un estudio de panel a más de 30 millones de consumidores, el 70% de los americanos todavía están comprando en tiendas físicas, en vez de hacer sus compras ‘on line’.