icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2021 | Noticias

“Saber ahora para aplicar mañana”

Diagnóstico de mutaciones de Botrytis spp. en solo 48 horas

El seminario inaugural del proyecto “Diagnóstico rápido desde tejido vegetal de mutaciones en Botrytis spp. asociadas a resistencia a hidroxianilidas y carboxamidas mediante qPCR-HRM” dio inicio a las actividades que convertirán esta innovación científica en un servicio a los productores. El Laboratorio de Fitopatología Frutal y Molecular del Departamento de Sanidad Vegetal de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile está llevando a cabo dicha iniciativa con el apoyo del FIA.

Marcela Esterio, directora del proyecto, explicó que las hidroxianilidas y las carboxamidas son dos familias de botriticidas fundamentales en los programas de control de Botrytis spp. Sin embargo, la aparición de mutaciones resistentes a ellas ha dificultado seriamente el manejo de la enfermedad. Hasta ahora el proceso tradicional de detección a nivel molecular tomaba 18 a 21 días, un tiempo demasiado largo para generar una respuesta en la misma temporada, por lo cual la información comenzaba a prestar utilidad solo al año siguiente. Hoy, la técnica qPCR-HRM permite tomar muestras de tejido vegetal, flores o bayas de uva de mesa y conocer apenas en 48 horas si hay genotipos de B. cinerea resistentes.

Con ello se posibilitará saber rápidamente si una cepa de Botrytis ha mutado y no está siendo controlada, lo que posibilitará tomar medidas inmediatas en cuanto al programa de aplicaciones, señaló en la actividad el vicedecano de la Facultad, Carlos Muñoz. “El productor podrá tomar decisiones de con qué producto atacar el problema”, indicó por su parte Ignacio Delfino, jefe de Unidad de Proyectos de FIA.

El fitopatólogo Jaime Auger, director alterno del proyecto, quien además es productor de uva de mesa, estimó que “va a ser un hito dentro del estudio e implementación del correcto manejo de esta enfermedad para su control” e “incrementará la posibilidad de recuperar la sensibilidad de moléculas fungicidas en riesgo por la disminución de su efecto”.

La asesora Carolina Cruz, presidente de Uvanova, también expuso en el evento y subrayó: “Hoy estamos realizando muchas aplicaciones de fungicidas y muchos de los activos están siendo cuestionados a nivel mundial. Hacer un programa en uva de mesa es tremendamente difícil. Este esfuerzo debe hacerse con mucha información válida para que no solo se logre un control efectivo, sino también sea ambientalmente adecuado”.

Marcela Esterio cerró el evento agradeciendo el apoyo de la industria de la uva de mesa y de las empresas de agroquímicos, e invitó a participar de las actividades de difusión que se realizarán durante toda la temporada, incluyendo Fruit Trade, webinars y (dependiendo de la evolución de la pandemia) también días de campo. 

Información relacionada:

– Botritis en uva de mesa: aprendizajes de la temporada anterior, aquí.

– Acerca de los académicos Marcela Esterio, aquí y Jaime Auger, aquí.