icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2021 | Agtech

Basado en el monitoreo previo de un campo

Con la ayuda de un software, se podrán liberar controladores biológicos mediante drones

Con el fin de reducir la presencia de plagas en predios de maíz, hortalizas, cítricos, berries y otros frutales, investigadores diseñaron un software que permitirá liberar controladores biológicos en predios usando drones.

A través de esta tecnología se busca que el dron sepa lo que tiene que hacer antes de despegar. Para ello, se realiza un monitoreo previo que divide el campo en celdas, determinando si la presencia de la plaga es alta, media o baja. Esa información se traspasa al software creado y, en base a ella, se crea el plan de vuelo que realizará el dron. Así lo explica Luis Devotto, entomólogo e investigador del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) Quilamapu quien está a cargo del proyecto. “Entonces lo único que hace el equipo es despegar y seguir las instrucciones de vuelo que se recibió desde el programa. Sin que nadie lo manipule, se sitúa a cierta altura y velocidad para detenerse en ciertos lugares y soltar más o menos controladores biológicos que afectan al huerto o campo”, agrega el profesional.

TIPO DE CONTROLADORES Y ÁMBITOS DE ACCIÓN

El dron transporta unas esferas biodegradables diseñadas para liberar dos tipos de insectos benéficos o controladores biológicos. El primero es una micro avispa (Trichogramma sp.), capaz de destruir huevos de polillas en maíz, espárrago, manzano y vid, entre otros cultivos. El segundo corresponde a larvas del depredador Chrysoperla sp. que se alimenta de pulgones, arañitas, trips y mosquitas blancas en frutilla, arándano, tomate y cítricos.

Esta tecnología está disponible, incluso para productores de la Agricultura Familiar Campesina (AFC). Debido a que el dron puede moverse fácilmente entre predios vecinos o cercanos, permite una reducción en los costos de producción y eficiencia. Así, puede cubrir más superficie en menor tiempo, en un mismo día. Esto permite que el servicio puedan atender solicitudes de muchos predios pequeños.

UNA FORMA DE MECANIZAR LA LIBERACIÓN DE CONTROLADORES BIOLÓGICOS

El software y el uso del dron podría ser una manera de “mecanizar” el manejo de plagas. En general, los controladores biológicos vienen en cajas de cartón separados por cascarilla de trigo o afrecho, y los insectos se esparcen manualmente en el predio. “El esquema más común es que la persona entra en una hilera, avanza una cantidad de pasos y libera en un punto. Luego cuenta la misma cantidad de pasos y vuelve a liberar, hasta cubrir toda la superficie. Se entiende porque entonces hacerlo por vía aérea presente ventajas tan obvias”, comenta Luis Devotto.

MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS

Los enemigos naturales son organismos (insectos u otros microorganismo benéficos) que causan el deterioro o la muerte de insectos u otros organismos vivos considerados plaga para un cultivo. Esta nueva tecnología se ajusta muy bien a la manera en que hoy se orienta el  manejo y control de plagas en los cultivos. Desde hace unos años, el uso de enemigos naturales es una herramienta central que forma parte de un esquema de Manejo Integrado de Plagas (MIP). Se puede utilizar se manera separada o combinado con otros métodos de control natural. El objetivo de los programas de control biológico “es reducir los impactos de las plagas por debajo de los umbrales aceptables”, destaca Luis Devotto.

La aplicación del software está disponible y es gratuita. Es compatible con los dos sistemas operativos iOS y Android. El software está vinculado al Google Earth, por lo que la experiencia para el usuario es muy similar a lo que ve cuando usa ese programa. Para obtener la clave, escribir aquí.

El desarrollo del software fue resultado de un trabajo de tres años, a través de un proyecto apoyado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

Información relacionada:

– Libro FIA: Sistema de Control Biológico de Plagas utilizando Drones (2020) , aquí.

– Centro tecnológico de Control Biológico de INIA Quilamapu, aquí.