icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Ciruelas

15 de junio de 2022
Datos de ChilePrunes

Casi el 80% de la producción de ciruelas en 2022 se destinó al deshidratado

Casi el 80% de la producción de ciruelas en 2022 se destinó al deshidratado

Al cierre de la temporada fueron 71.000 toneladas métricas que quedaron disponibles para seco, mientras que 19.000 se destinaron a fruta fresca.

Equipo Redagrícola

Tal como proyectaba el mercado, Chile tuvo una producción total de ciruelas de 90.000 Toneladas Métricas (TM) al cierre de la cosecha 2022.

Las cifras, superiores a las registradas en el periodo anterior, llegan tras una campaña donde se vivió una disminución de los tocks mundiales por mermas en la producción de Chile, Francia y Argentina; causados por fenómenos climáticos, lo que influyó en un alza de los precios internacionales, según Pedro Acuña, director ejecutivo de ChilePrunes.

En el detalle, de las 90.000 toneladas producidas por el país, 71.000 TM quedaron disponibles para deshidratado (79%), y las restantes 19.000 TM se destinaron a fruta fresca.

Pero, ¿qué explicaría la merma productiva en Chile? Según ChilePrunes todo indica que se debe a las labores de poda, donde se contó con una menor deisponibilidad de mano de obra, además de ser escasa y cara, fenómeno que generó una menor regulación de carga. En cuanto a la floración y cuaja, desde Chile Prunes describen que la primera fue algo abundante y atrasada, mientras que la segunda, que se realiza los meses de septiembre-octubre en Chile, permitió cargas altas a muy altas en la mayoría de las zonas productivas.

En cuanto a la producción nacional 2022, Acuña resalta que para la cosecha y secado, tuvieron buenas condiciones climáticas y técnicas para su desarrollo.

“La cosecha, que en Chile se realiza en febrero contó con volúmenes levemente superiores a los estimados y calibres algo más pequeños a los previstos. A pesar de las altas cargas, la fruta ganó azúcar y la calidad estuvo excelente”, añade Pedro Acuña sobre el cierre de temporada, que mantiene a Chile como principal exportador mundial de ciruela seca y «en muy buenas condiciones para abastecer los mercados internacionales».

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados