icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

bioinsumos

05 de enero de 2023
Desarrollado por Embrapa

Brasil desarrolla bioinsumo que aumenta hasta en 20% el rendimiento de la caña de azúcar

Brasil desarrolla bioinsumo que aumenta hasta en 20% el rendimiento de la caña de azúcar

El producto basado en las cepas de bacterias Bacillus subtilis (CNPMS B2084) y Bacillus megaterium (CNPMS B119) será comercializado por Corteva Agriscience.

Biologicals Latam

La caña de azúcar es un cultivo de máximo interés en Brasil, mayor productor mundial y que, según datos de la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), cuenta con 572,8 millones de toneladas producidas para la actual campaña. Por su importancia para el país, la investigación en torno a su cultivo es clave para estudiar nuevas alternativas y oportunidades de mejora que puedan surgir.

La Corporación Brasileña de Investigación Agrícola (Embrapa por sus siglas en portugués), a partir de su banco de microorganismos, identificó dos bacterias que pueden aumentar la absorción de fósforo de las plantas y que han demostrado ganancias de productividad en el cultivo de caña de azúcar. Gracias a la investigación y desarrollo de ambas cepas, crearon Omsugo ECO, que reduce la necesidad de fertilizantes fosfatados y por tanto genera ganancias económicas y mejor sostenibilidad medioambiental.

El bioinsumo producido en Brasil, es el primer inoculante solubilizador de fósforo desarrollado en el país con recomendaciones agronómicas validadas para el cultivo de caña de azúcar. Su comercialización está a cargo de la multinacional Corteva Agriscience y según los datos de la investigación, lograron una ganancia productiva de 20% en cultivos de caña de azúcar.

Las cepas de bacterias Bacillus subtilis (CNPMS B2084) y Bacillus megaterium (CNPMS B119) fueron seleccionadas a partir de las accesiones de la Colección de Microorganismos Multifuncionales y Fitopatógenos (CMMF) de Embrapa Maíz y Sorgo. La jefa adjunta de transferencia tecnológica de la unidad, Myriam Maia Nobre, explicó que «esta colección tiene un enorme potencial para ofrecer soluciones para aumentar el rendimiento de varios cultivos, centrándose en la sostenibilidad y la descarbonización de la agricultura».

Archivos de la Colección de Microorganismos Multifuncionales y Fitopatógenos (CMMF) de Embrapa Maíz y Sorgo, de donde fueron seleccionadas las bacterias del bioinsumo.

Las bacterias seleccionadas por Embrapa forman esporas altamente resistentes al estrés ambiental, permitiendo una mejor colonización de las raíces de la caña de azúcar. Los estudios sobre su uso han probado que es compatible con las demás prácticas agrícolas realizadas en los campos.

La investigadora a cargo del estudio, Christiane Paiva, señaló que «nuestra investigación se centró en la caña de azúcar, definiendo dosis y recomendaciones de uso del inoculante Omsugo ECO para encontrar la mejor relación coste-beneficio para los agricultores. Obtuvimos informes de ganancias medias de alrededor de 12 toneladas por hectárea en las zonas donde los agricultores probaron el producto, en comparación con las zonas sin aplicación».

RESULTADOS DE LOS ESTUDIOS

Durante la campaña agrícola 2020/2021, Embrapa y la Cooperativa de Cultivadores de Caña de Azúcar del Estado de São Paulo (Coplacana) realizaron estudios en tres áreas de producción brasileña. 

Los científicos evaluaron los tres indicadores más importantes relacionados al rendimiento de una plantación de caña de azúcar: toneladas de caña por hectárea (TCH) que mide la productividad; azúcar total recuperable (TRS), que representa la capacidad del cultivo para ser procesado en alcohol o azúcar; y toneladas de azúcar por hectárea (TSH).

La mayor productividad media observada se dio en la parcela que recibió la dosis más alta del inoculante líquido Omsugo ECO. «La productividad en TCH fue un 20% mayor que en el tratamiento que no utilizó el inoculante ni el fertilizante fosfatado», señaló el investigador Geraldo de Almeida Cançado, que realizó los estudios en los cultivos de caña.

En la imagen de la izquierda se encuentra un cultivo sin tratar, mientras que la imagen de la izquierda muestra un campo bajo tratamiento con el bioinsumo.

Los datos fueron publicados en el Boletín de Investigación y Desarrollo de Embrapa bajo el título “Uso de Inoculante Líquido Solubilizador de Fosfato Formulado a Base de los Aislados de Bacillus megaterium y Bacillus subitilis en la Plantación de Caña de Azúcar”, cuyos autores son de Embrapa Agricultura Digital y de Embrapa Maíz y Sorgo.

OPCIONES SUSTENTABLES

Un largo trabajo de investigación de 18 años sustenta la tecnología desarrollada, que se convierte en el primer solubilizador de fósforo con recomendaciones agronómicas comprobadas para el cultivo. El jefe de marketing de Caña de Azúcar de Corteva Agriscience, Rodrigo Takegawa, dijo que el bioinsumo “se une a las acciones de desarrollo a gran escala de Corteva dirigidas al cultivo de la caña de azúcar. La demanda del mercado por productos orgánicos está creciendo y se espera que continúe haciéndolo en los próximos años».

«El nuevo producto responde a la demanda de los productores de caña de azúcar de soluciones sostenibles innovadoras. La solución se centra en el uso del fósforo retenido en el suelo, mejorando significativamente el uso de fertilizantes fosfatados, contribuyendo a un salto en la productividad y longevidad de la plantación de caña», dijo Takegawa.

Según el ejecutivo de Corteva, el proyecto Omsugo ECO pretende aprovechar mejor no sólo los fertilizantes fosfatados, sino también las reservas del suelo. Sobre la base de los estudios en curso, esperan que el producto reduzca la fertilización fosfatada en un 15%.

 

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados