icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | HDI Seguros x RA360 | Empresas

Biofertilizantes TWIN N y su impacto en el rendimiento de cereales

La producción de trigo en el país se concentra mayoritariamente entre la VIII y IX región, con una superficie sembrada en la temporada 2014/2015 según ODEPA, de 79.240 y 107.869 hectáreas, respectivamente. Dentro de los costos de producción del trigo la fertilización representa cerca del 35% del total(ODEPA, 2015), en donde el nitrógeno está directamente relacionado con el rendimiento y calidad del cultivo. La fuente nitrogenada más utilizada por los agricultores es la urea, principalmente por un tema de precio, con dosis que varían desde 250a 500 kg/ha.

El uso de urea en la zona sur plantea problemas como la acidificación del suelo que, si bien se da de manera natural por el lavado de bases como consecuencia de las precipitaciones, se ve incrementado por el uso de fertilizantes amoniacales y amídicos (Campillo y Sadzawka, 2002). Estos fertilizantes inducen una disminución del pH del suelo por la liberación de protones durante el proceso de nitrificación al que se ven expuestos. La acidificación del suelo puede generar problema de toxicidad en los cultivos, por Al+3 o H+, y también nutricionales al disminuir la disponibilidad de calcio, magnesio y fósforo. Esta condición puede ser incluso más severa ensuelos que presentan naturalmente un pH ácido (p.e. Andisoles). Por otra parte, la elevada pluviometría de estas regiones favorece las pérdidas de nitrógeno del suelo por procesos de lixiviación, disminuyendo la eficiencia de las aplicaciones. En AMecological hemos evidenciado en los últimos 8 años, que la utilización del biofertilizante Twin N, permite realizar una producción más sustentable, aumentar los rendimientos y mantener o reducir los costos de los cultivos. Twin N es una mezcla de bacterias fijadoras de nitrógeno(Azospirillium spp. y otros) presentes en un formato liofilizado de última tecnología (Figura 1.A).

foto_1_22-23_publi_amecological-1

ESTUDIO DE CASOS

En la temporada 2015-2016 se realizaron siete ensayos comerciales con el biofertilizante desde la VII a la IX región del país. Se evaluó una aplicación de Twin N, al inicio de macolla, en remplazo de 100 kg de urea y su efecto sobre el rendimiento. Las aplicaciones se compararon y evaluaron estadísticamente contra controles no tratados. Para determinar el rendimiento, se midieron dos de sus componentes principales: número de espigas/m2 y peso de los granos. Las mediciones se realizaron con 5 repeticiones por tratamiento, en cuadrantes de 1m2 seleccionados al azar (Figura 1.B).

El trigo variedad Orvantis de Retiro tratado con Twin N presentó diferencias significativas para el número de espigas, con un incremento de un 23,6% respecto del tratamiento control (Figura 2). En promedio, el número de espigas por metro cuadrado en el trigo con Twin N fue de 734, mientras que el control promedió 594. El peso de los granos del trigo tratado fue un 14% mayor que el peso calculado para el tratamiento testigo, con diferencias estadísticamente significativas. Este aumento generó una diferencia de 12,7 qq/ha en el rendimiento estimado del trigo con Twin N respecto del control.

Por otro lado, en Yungay el trigo variedad Maxwell, no presentó diferencias significativas para ninguno de las mediciones entre los tratamientos (Figura 3). Pese a lo anterior, el trigo con Twin N promedio 448 espigas por metro cuadrado, siendo un 9% mayor que T0, mientras que el rendimiento estimado fue un 6% mayor, equivalente a un incremento de 5 qq/ha, respecto del tratamiento control.

El trigo Orvantis tratado con Twin N en Yungay presentó un 5% menos de espigas, sin diferencias significativas, respecto del control(Figura 4). Si bien disminuyó el número de espigas, el peso de granos del trigo tratado presentó diferencias significativas en relación al control, con un incremento de un 29%. Este mayor peso de granos se tradujo en que el rendimiento estimado del trigo con Twin N fuese 19,5 qq mayor que el testigo. En el trigo variedad Bueno la aplicación de Twin N no generó diferencias estadísticas para el número de espigas, en donde el trigo tratado tuvo en promedio 615 espigas, mientras que el control 498 (Figura5). Twin N incrementó significativamente en un 32% el peso de los granos, con una media de 920 g en comparación con los 696 g del trigo control. De igual forma, el rendimiento estimado presentó diferencias significativas entre los tratamientos, con un aumento de 22,4 qq/ha para el trigo tratado.

Por su parte, en el caso del trigo Barredorde Victoria, si bien no se encontraron diferencias significativas para ninguno de los parámetros evaluados, el tratado con TwinN presentó un 11,45% más de número de espigas promedio por metro cuadrado respecto del control (Figura 6). A su vez, el promedio del peso de los granos del trigo tratado fue 124 g más pesado que el testigo, lo que se tradujo en que el rendimiento estimado fuese un 21% mayor. Esta variación fue equivalente a 12,8 qq más de trigo por hectárea para el con Twin N.

En Lautaro el trigo Orvantis tratado con TwinN presentó diferencias estadísticamente significativas tanto para el número de espigas como para el rendimiento estimado, respecto del control (Figura 7). En promedio el número de espigas fue de 676 para el trigo tratado, lo que implica un incremento de un 22% respecto del control. De igual manera, el peso promedio de los granos fue mayor en un 30% para el trigo con Twin N en relación al testigo. Esta diferencia en el peso se tradujo en un incremento de 28,8 qq/ha en el rendimiento estimado para el trigo con la aplicación del biofertilizante.

Por último, para la avena, el tratamiento con Twin N aumentó el número de espigas en un 27%, sin diferencias significativas respecto del control (Figura 8). Por su parte, el rendimiento estimado tampoco mostró diferencias significativas entre los tratamientos, con 2,75 qq/ha más para la avena tratada.

graficos1_22-23_publi_amecological-1_dos_en_dos

graficos1_22-23_publi_amecological-1_dos_en_dos1

grafico_2_22-23_publi_amecological-2fnl

grafico_2_22-23_publi_amecological-23DISCUSIÓN

Las bacterias de Twin N fijan el nitrógeno atmosférico(N2) no disponible para las plantas y lo transforman a una forma asimilable(NH4+), esto permitió que la reducción de100 kg de urea no afectara el rendimiento. Además, sintetizan sustancias promotoras del crecimiento de la planta como auxinas(Steenhoudt y Vanderleyden, 2000), lo que explicaría el efecto del biofertilizante sobre el crecimiento radical (Figura 1.C). Por esta razón, la aplicación de Twin N a comienzos de macollaje genera plantas con una mejor condición hídrica y nutricional, que se va a traducir en una corona más grande y en la expresión de un mayor número de macollos. Esto está directamente relacionado con el número de espigas, situación que explicaría las diferencias encontradas entre los tratamientos para todos los casos evaluados, a excepción del trigo Orvantisen Yungay.

Por otra parte, el rendimiento también está determinado por el peso de los granos, el cual depende de factores como la tasa de absorción de nutrientes, el suministro hídrico y el desarrollo foliar de la planta. Los dos primeros se ven directamente beneficiados por la acción de Twin N, ya que el incremento del volumen de raíces finas en el suelo, va a permitir un mejor aprovechamiento del agua y de los nutrientes disponibles durante esta etapa del desarrollo del cultivo. Además, la fijación de nitrógeno por parte de las bacterias se lleva a cabo según los requerimientos de la planta, por lo cual van a ser de gran utilidad en la etapa de llenado de granos. Esto se tradujo en que todasl as aplicaciones de Twin N aumentaron el rendimiento, incluso en el trigo que presentó un menor número de espigas (Orvantis,Yungay).

También se realizó un análisis de gluten, para lo cual se seleccionaron los trigos Maxwell en Yungay y Orvantis en Lautaro, ya que tuvieron la menor y mayor variación de rendimiento en relación al control(Cuadro 1). Para el trigo Maxwell se puede apreciar como Twin N aumentó el gluten en 7,1 puntos porcentuales, en comparación al testigo. Por su parte, el trigo variedad Orvantis con el biofertilizante también obtuvo un mayor gluten, con un incremento de 14,3 puntos porcentuales respecto del trigo control. Los análisis de gluten se realizaron en el laboratorio de Cotrisa.

Finalmente, si comparamos todos los ensayos comerciales realizados (Cuadro 2), se puede apreciar como la aplicación de TwinN, independientemente de las diferencias existentes a nivel agroclimático propias decada localidad y variedad, generó en promedio un incremento del rendimiento de 14qq/ha, lo cual se tradujo en una ganancia promedio para el agricultor de $178.000por hectárea, con similar nivel de costos.

CONCLUSIÓN

Las experiencias de campo, que abarcaron la zona triguera del país, demuestran que la aplicación comercial de Twin N, a inicios de macolla, es una herramienta eficaz, medioambientalmente sustentable y económicamente rentable, para reducir las aplicaciones de fertilizantes nitrogenados(100 kg urea), manteniendo y/o aumentandolos rendimientos.

cuadro1_22-23_publi_amecological-2

cuadro_2_22-23_publi_amecological-2