icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Febrero 2017 | Fitosanidad

Biocontrol con semioquímicos: Ya están disponibles mejores tecnologías de dispensadores

Las nuevas tecnologías de dispensadores pueden ayudar a que el mercado de semioquímicos crezca fuertemente. Estas tecnologías se utilizan actualmente para trampas masivas y para confusión sexual. Extracto de artículo publicado en New Ag International (www.newaginternational.com).


U
na feromona es, en términos generales, un mensaje químico emitido por un individuo hacia el exterior, que gatilla una respuesta sicológica o de comportamiento en otro individuo de la misma especie. La palabra feromona la propuso hace más de 50 años Peter Karlson y Martin Lüsher. Estas sustancias se han encontrado en muchas especies de animales. Pero los áfidos, hormigas, termitas, gusanos y muchos artrópodos e insectos utilizan esta forma de comunicación en cada etapa de sus vidas: feromonas de rastro de alimentos, feromonas de alerta, feromonas sexuales…

En protección de los cultivos, la idea de copiar las feromonas de los insectos emergió hace mucho tiempo, inicialmente con el objetivo de evitar el apareamiento y la ovipostura. Cuando los insectos –especialmente polillas (Lepidópteros)- llegan a la etapa adulta, la hembra atrae a los machos de la misma especie emitiendo feromonas sexuales desde una glándula abdominal.

captura_de_pantalla_2014-07-24_a_las_11.10.55

Durante los últimos 30 años se han identificado y reproducido muchas feromonas. Muchas de ellas se utilizan en huertos e invernaderos, para detener la multiplicación de las plagas. Se estima que el mercado global de las feromonas asciende a un millón de hectáreas, tratadas con unos 20 millones de emisores o trampas al año. Pese a que es muy efectivo, a veces este sistema es demoroso, debido a que requiere tiempo instalar los emisores o trampas en el huerto. Además se puede disminuir la eficiencia debido a que los campos son muy pequeños o no están aislados de campos que no están bajo el mismo tratamiento.

MENOS DISPENSADORES, MEJOR DIFUSIÓN

Hay muchas innovaciones que pueden ayudar a mejorar el resultado de las aplicaciones de semioquímicos, especialmente en cultivos al aire libre. Una de las innovaciones más recientes es el Puffer (licenciado por Suterra), que simplifica la emisión de feromonas. Se necesitan solo 3 dispensadores/ha para suplir todas las necesidades de un huerto de manzanos. Este sistema basado en aerosol aplica feromonas cada 15 minutos gracias a un impulso eléctrico. Un puffer puede emitir feromonas en un área de 2 ha. Y para estar seguros de lograr una buena cobertura, se recomiendan 3 puffers/ha. El sistema tradicional requiere de 300 difusores convencionales.

Se puede programar para trabajar solo de noche, cuando las polillas se comienzan a mover por el huerto (son insectos de hábito nocturno). Los puffers garantizan una correcta dispersión de las feromonas en casi todos los climas y topografías. Varias empresas, como es el caso de De Sangosse han comenzado a llevar esta tecnología a Europa, para dispensar feromonas para polilla de la manzana (Cydia pomonella) y polilla del racimo (Eudemis). Los ensayos han determinado que un operador puede poner estos dispensadores en 8 ha en dos horas. La protección contra polillas puede durar hasta 160 o 200 días en huertos de manzanas. Funciona mejor en huertos grandes (34 ha) que en pequeños, lo mismo que con los dispensadores clásicos. Con certeza esta innovación permitirá que más agricultores adopten el uso de feromonas.

captura_de_pantalla_2014-07-24_a_las_11.11.07

AUTO-CONFUSIÓN

El concepto de auto-confusión patentado por Exosect (Reino Unido) ha sido desarrollado por Makhteshim Agan con un nuevo producto: Exosex. Esta nueva forma de usar feromonas también permitirá simplificar el biocontrol, usando menos trampas por hectárea. La feromona se mezcla con un polvo especial, con un sistema electrostático que ayuda a pegar este polvo al insecto. Los machos son atraídos hacia este dispensador, donde se contaminan con esta mezcla de feromona. Los receptores del insecto se sobrecargan, y de esta forma los machos contaminados no pueden detectar las feromonas de las hembras. Al mismo tiempo, los machos contaminados atraen a más machos. Este efecto se multiplica por toda la población, interrumpiendo el apareamiento. Esta tecnología se aplica en diversas plagas, especialmente en Lepidopteros tales como polilla de la vid y polilla de la manzana.

Durante cinco años se realizaron varios ensayos en la India con este producto para controlar el minador amarillo del arroz, obteniendo mejores resultados que las trampas masivas. Comparado con el control químico en la misma plaga, Exosex ofrece resultados equivalentes a 3 aplicaciones químicas, ofreciendo protección por 120 días. El objetivo es utilizar cada vez menos tabletas por hectárea: 80 unidades/ha para minador del arroz. Y se podría llegar a unas 25/ha para polilla de la manzana (en vez de 200). Además, el tiempo necesario para instalar los emisores es menor. En promedio una hora por hectárea en huertos de manzanos (la mitad de lo normal).

La otra ventaja es que las trampas de feromonas son amigables con el medioambiente, no requieren agua y no dejan residuos en el árbol. El uso continuo va disminuyendo las poblaciones plagas y al mismo tiempo aumenta el número de insectos benéficos, mejorando rendimientos y calidad.

ABEJORROS COMO REPARTIDORES

Los abejorros se utilizan mucho en invernaderos para polinizar. La idea de Biobest es usarlos como repartidores de extractos de biocontrol como productos a base de bacterias y hongos antagonistas para controlar enfermedades e incluso plagas. Actualmente Biobest se encuentra ensayando esta tecnología denominada el “abejorro dispensador”. Los abejorros pueden acarrear una carga de producto en su abdomen, tórax e incluso en su cabeza. Son repartidores perfectos de estas sustancias hacia flores, minimizando el uso de productos y garantizando aplicaciones continuas. Los abejorros no son los únicos insectos que pueden hacer esto, también es factible con abejas mielíferas y con abejas Masón. 

NUEVA GENERACIÓN DE PRODUCTOS

En el futuro las feromonas podrán ser distribuidas ya sea por insectos benéficos como por dispensadores. Los científicos están buscando las moléculas más atractivas para cada plaga y sustancias que generen confusión sexual en forma segura y eficiente. También se estudia en detalle el comportamiento de los insectos para entender los estados clave en los que se deben aplicar las feromonas de confusión sexual.

Las investigaciones también apuntan a generar formulaciones de feromonas de larga vida. Otro campo de investigación son las señales químicas que provienen de los cultivos y de las propias plantas. Hay muchas ideas por explorar en esta industria de trampas específicas.