icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2021 | Empresas

Evaluaciones del CER con Ca-Apply® en la Rosa Sofruco

“Barrera de protección contra hongo Antracnosis con aplicaciones de calcio”

El calcio (Ca) es un nutriente fundamental en la formación de la pared celular, un elemento estructurante del fruto que tiene importantes repercusiones en la calidad de la fruta a la cosecha y también en su vida postcosecha. En esta última etapa del proceso, entre otros antecedentes, se ha reportado que altos niveles de nitrógeno y bajos niveles de Ca a nivel de los frutos del palto, tienen mayores probabilidades de desarrollar enfermedades como la Antracnosis, provocada por el hongo Colletotrichum spp.

De allí la importancia de utilizar una fuente de nutrición cálcica que resulte altamente eficiente. Sin embargo, son pocas las investigaciones que permiten vincular dicha variable a la protección contra el patógeno. Por tal razón, a solicitud de su cliente La Rosa Sofruco, la empresa BIO-Apply®, fabricante del producto Ca-Apply®, solicitó al CER, Centro Estudios Rosario,  llevar a cabo un completo estudio para verificar este aspecto.

ESTUDIO COMPRUEBA UN MAYOR CONTENIDO DE CALCIO TOTAL, CALCIO LIGADO Y MATERIA SECA

Daniel Courbis A. e Ismael Valdés F., socios de BIO-Apply®.

Sabiendo que productos semejantes, en el sentido de contener calcio, entregan resultados muy distintos, cabe preguntarse por la causa. La respuesta se encuentra en la mayor capacidad de adaptarse a los mecanismos usados por la planta para llevar el calcio a los frutos, los cuales compiten por dicho elemento con las hojas y con el crecimiento vegetativo.

El primer ensayo que evaluó CER comparó el contenido de calcio, calcio ligado y calcio soluble en paltas cv. Hass, luego del uso de Ca-Apply® en dos aplicaciones, con dosis cada una de 7,5 L por hectárea, versus un testigo en dos aplicaciones, con dosis cada una de 12,5 L por hectárea (producto comercial usado en el manejo de La Rosa Sofruco). Las aplicaciones se hicieron vía fertirriego, en dos oportunidades, la primera con el fruto de 20 mm y la segunda 20 días después.

El cuartel al que se aplicó Ca-Apply® corresponde a plantas adultas, que tuvieron una producción de 16.309 kg por hectárea. El cuartel donde se usó el testigo comercial corresponde también a plantas adultas, que tuvieron una producción de 12.671 kg por hectárea.

Cuadro 1. Medias y p-valor para las variables calcio total, calcio soluble y calcio ligado. P-valor > 0,05 indica que no existen diferencias significativas entre tratamientos, con 95% de confianza. Letras diferentes en la misma columna indican diferencias significativas.

Se determinaron 6 subsectores por tratamiento, con un total de 12 unidades experimentales. La unidad de observación fue 1 planta (planta central) en cada subsector. El análisis estadístico correspondió a T-student, prueba de comparación LSD Fisher y nivel de signifancia de la prueba 5%.

Posteriormente, en precosecha, se realizó un muestreo al azar y se efectuaron los análisis nutricionales correspondientes.

En la fruta que recibió la aplicación con Ca-Apply®, tanto el calcio total como el calcio ligado muestran un promedio significativamente mayor que el testigo comercial, como se puede observar en el cuadro 1.

Cuadro 2. Porcentaje de materia seca en tratamiento Ca-Apply® versus testigo comercial. P-valor > 0,05 indica que no existen diferencias significativas entre tratamientos, con 95% de confianza. Letras diferentes en la misma columna indican diferencias significativas.

Adicionalmente se evaluó el porcentaje de materia seca, variable fuertemente relacionada con el porcentaje de aceite en la pulpa y, por ende, con la calidad a cosecha. Los resultados indican que la aplicación de Ca-Apply® mejora este parámetro de manera significativa (cuadro 2).

De acuerdo a los resultados que se señalaron, los investigadores concluyeron que la aplicación de Ca-Apply® vía riego en frutos de 20 mm y 20 días después, aumenta significativamente el contenido de calcio total, calcio ligado y materia seca en comparación con el testigo comercial.

LA CLAVE ESTÁ EN LA BIODISPONIBILIDAD, NO EN LA CONCENTRACIÓN

Cuadro 3. Contenido de calcio indicado por la etiqueta en diversos productos.

Puede sorprender, en los resultados descritos, que el producto del cual se aplicaron menos litros por hectárea haya obtenido los mejores resultados. Esto no solamente es así respecto del volumen, sino también del contenido de calcio, como se aprecia en el cuadro 3, donde se indica el porcentaje de este nutriente para diversos productos. La mejor performance de Ca-Apply® se explica por la tecnología que le otorga una biodisponibilidad superior, logrando un ordenamiento espacial del calcio, lo que permite una entrada de la molécula Ca sin gasto energético para la planta. Lo anterior hace que Ca-Apply® se diferencie en el mercado.

Ca-Apply® provee el calcio a un nivel tan eficiente, que es capaz de superar productos con porcentajes de este elemento entre 3 y 6 veces superiores –señala Daniel Courbis, gerente comercial de BIO-Apply®. Otra de las ventajas de la aplicación al suelo evaluada en los ensayos es su bajo costo en comparación a las aplicaciones foliares (costo y tiempo).

Con la obtención de estos resultados, BIO-Apply® aceptó el desafío de La Rosa de Sofruco de realizar una segunda etapa de esta investigación para determinar la efectividad de calcio en el fruto, como barrera frente a la aparición de pudrición en postcosecha, señaló Ismael Valdés gerente general de BIO-Apply®.

UN EXPERIMENTO PARA MEDIR INCIDENCIA Y SEVERIDAD DE Colletotrichum spp.

Imágenes de la evolución de las paltas en cámara húmedas bajo condiciones controladas de laboratorio.

Fue así como el Laboratorio Agrícola de Chile, Lagric, vinculado al CER, ejecutó la evaluación “Incidencia de Colletotrichum sp. en frutos de palto bajo condiciones de laboratorio en modalidad con inoculación y herida”. El objetivo fue determinar la eficiencia de la alta concentración de calcio en el tejido de paltas como barrera del hongo mencionado, causante de la Antracnosis.

Se efectuaron 2 tratamientos con 6 repeticiones cada uno, utilizando 12 frutos por muestra. Los frutos se sometieron a tres condiciones:

Condición carga natural: inoculación con agua destilada estéril.

Condición sin herida: inoculación con una suspensión de conidias de Colletotrichum sp. a una concentración de 1×105 conidias/ml.

Condición con herida: se procedió a realizar una herida en el centro de las mejillas de las paltas con una punta esteril y se aplicó la suspensión de conidias ya indicada.

Antes del montaje se realizó un lavado superficial de los frutos con hipoclorito de sodio con el fin de disminuir la incidencia de patógenos epífitos. Los frutos se dejaron secar en una superficie estéril y posteriormente fueron dispuestos en cámaras húmedas en condiciones de laboratorio a una temperatura promedio de 20ºC.

Para cada una de las condiciones descritas se comparó los resultados del programa con Ca-Apply® (T1) y el programa comercial (T2) usado en La Rosa Sofruco.

La evaluación consistió en determinar el porcentaje de incidencia y el índice de severidad de Colletotrichum sp. Para determinar la incidencia se cuantificó el número de frutos con presencia del hongo en relación al total. Para determinar la severidad se midió el diámetro de avance de la lesión producida por el patógeno y se calculó con relación al tamaño de la fruta.

Las mediciones se llevaron a cabo 15 días después del montaje del ensayo y de acuerdo con el avance de la enfermedad.

Se realizó un análisis de modelos lineales generales y mixtos (MLMix) con el programa estadístico Infostat. En caso de encontrar diferencias, se trabajó con una prueba de comparaciones múltiples de la familia de Fisher con un 95% de confianza.

DIFERENCIA SIGNIFICATIVA EN LA INCIDENCIA CUANDO LA FRUTA NO TIENE HERIDA

Como se aprecia en el cuadro 4 y en la figura 1, no se encontraron diferencias estadísticas entre los tratamientos en la condición de carga natural, sin inoculación, presentando ambos menos de un 15% de incidencia del patógeno. Tampoco hubo una diferencia estadística entre los tratamientos en la modalidad de inoculación con herida, los dos con una alta incidencia del patógeno, sobre el 70%.

Cuadro 4. Medias y error estándar (E.E.) correspondientes a la evaluación de incidencia (%) de Colletotrichum sp. en tres condiciones con dos tratamientos: T1 programa con Ca-Apply®, T2 programa comercial.

Figura 1. Medias y E.E. correspondientes a la evaluación de incidencia (%) de Colletotrichum sp. en tres condiciones y dos tratamientos.

Sí se identificó una diferencia estadística notoria en la modalidad de fruta inoculada, pero sin herida, donde el tratamiendo con el programa BIO-Apply® (T1) presentó una mucho menor incidencia del patógeno causante de Antracnosis: 8,33% versus 54,17% en el programa comercial (T2).

En cuanto a la severidad, es decir el diámetro de avance de las lesiones, en ninguna de las tres condiciones se encontró una diferencia estadística entre los tratamientos (cuadro 5 y figura 2).

Cuadro 5. Medias y error estándar (E.E.) correspondientes a la evaluación de severidad (%) de Colletotrichum sp. en tres condiciones con dos tratamientos: T1 programa con Ca-Apply®, T2 programa comercial.

Foto 2. Imágenes de la evolución de las paltas en cámara húmedas bajo condiciones controladas de laboratorio.

Claramente la presencia de daños es un factor de ingreso del hongo contra el cual la medida más eficaz corresponde a “una manipulación cuidadosa de la fruta al momento de ser cosechada”, según nos indica La Rosa de Sofruco. No obstante, Colletotrichum sp. tiene la capacidad de penetrar en la palta incluso sin heridas. En efecto, una vez que accede a la superficie del hospedante y la conidia se fija en la superficie, el patógeno genera apresorios melanizados a partir de los cuales se produce una púa de infección que penetra al fruto al degradar la cutícula mediante presión de turgencia y la acción de enzimas que operan sobre la pared celular, permaneciendo latente hasta que el fruto madura (Beno y Prusky, 2000). Por ello, el efecto protector adicional de una fuente cálcica, como es Ca-Apply®, merece ser destacado.

–¿Cuál es el rol estratégico que juega Ca-Apply® en el control de la Antracnosis?

–Hoy este problema se combate principalmente en packing mediante lavados con peróxido de hidrógeno y aplicaciones de fungicidas químicas o lavados de fruta –responde Daniel Courbis–. Se trata de muy buenas alternativas, a las cuales se suma Ca-Apply® como una herramienta complementaria más, sin tener que añadirla como un gasto adicional, ya que forma parte del programa nutricional.

–¿Tienen resultados con la fruta a nivel comercial?

–A partir de estas investigaciones, La Rosa Sofruco aplicó Ca-Apply® en un lote significativo. Esas paltas se comercializarán esta temporada, y al estar en embalajes identificados, tendremos trazabilidad absoluta, de modo que podremos revisar los informes de recepción. Agradecemos a La Rosa Sofruco por autorizar la divulgación de los resultados. Ellos consideran que se trata de un aporte país, porque en la medida que la palta chilena no tenga problemas en postcosecha, todos los productores ganan.

Más información: www.bio-apply.cl

daniel.courbis@bio-apply.cl

ismael.valdes@bio-apply.cl

ventas@bio-apply.cl