icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Empresas

19 de mayo de 2022
Corteva Agriscience

Alta eficacia para controlar plagas y enfermedades en cerezos

Alta eficacia para controlar plagas y enfermedades en cerezos

Es necesario tomar decisiones claves que permitan sostener el negocio de la cereza en el tiempo. En este contexto, el éxito en la producción y exportación de cerezas es el resultado, en gran medida, de los manejos que se puedan realizar en campo, considerando el control de las principales plagas y enfermedades, la poda y el raleo para maximizar calibres, así como otros factores que puedan incidir en mejorar color y condición de la fruta para finalmente lograr mayores y mejores retornos.

Por Magalí Torés, Ingeniero Agrónomo, Market Developer Crop Protection, VI Región, Corteva Agriscience.

Constanza Lozano, Ingeniero Agrónomo, Market Developer Crop Protection, VII Región, Corteva Agriscience.

Muchas dudas están rondando respecto a la rentabilidad real del cerezo, especialmente para las variedades y zonas más tardías. Con más de 50.000 hectáreas establecidas, con una próxima temporada en la que seguirán ingresando huertos en producción y con un Año Nuevo Chino que se adelantará una semana versus su versión en 2022, es necesario tomar decisiones claves que permitan sostener el negocio en el tiempo, llegando a un equilibrio positivo respecto a retornos para los productores y exportadores.

Las temporadas se vuelven cada vez más desafiantes a nivel productivo, de la mano del cambio climático y de la necesidad comercial de abrir nuevos mercados de destino para exportar. Adicionalmente, a lo complejo que ha estado el escenario a nivel de logística y embarques, la mano de obra post pandemia ha tenido una importante alza en su valor. Por eso, hay que ser valiente para continuar con el desafío actual de producir y exportar, buscando maximizar la producción (mayores volúmenes) con una mejor distribución de calibres y color, y una condición de fruta que asegure una buena llegada a destino.

El éxito en la producción y exportación de cerezas es el resultado, en gran medida, de los manejos agronómicos que se puedan realizar en campo, considerando el control de las principales plagas y enfermedades que podrían afectar sus huertos, los manejos de poda y raleo para maximizar calibres, así como también de todos los factores que puedan incidir en mejorar color y condición de la fruta para, finalmente, lograr mayores y mejores retornos.

IMPORTANCIA DE LAS ESPINOSINAS

Esta última temporada se evidenció que el cambio climático está impactando los ciclos de plagas y enfermedades, cuyo comportamiento va cambiando. Las aplicaciones ahora requieren de una observación exhaustiva, por lo que es clave realizar un buen monitoreo. Tal es el caso de Drosophila suzukii que, a diferencia de la temporada anterior, comenzó a establecerse de manera temprana en los primeros huertos cosechados de norte a sur. Si bien no es una plaga cuarentenaria, genera un impacto económico a nivel de producción, ya sea por un aumento en los costos en su manejo como en pérdidas de fruta infestada.

Desde el punto de vista del control químico, es importante utilizar productos que controlen a adultos, ya que la clave es eliminar la hembra adulta previo a la ovipostura. Es importante considerar los ciclos de vida de la plaga, sin dejar ventanas y aplicando cada cinco a diez días para prevenir que se establezca, realizando rotación de grupos químicos y evitando el desarrollo de resistencia por parte de la plaga.

Entre los productos con mejor comportamiento para el manejo de adultos de D.suzukii, destaca el grupo de las Espinosinas, de origen natural provenientes de la fermentación de una bacteria ascomycete. Con control simultáneo de dípteros, lepidópteros y trips, los productos de este grupo químico se presentan como estratégicos en los programas de control.

Drosophila suzukii genera un impacto económico por aumento en los costos de manejo y pérdida de fruta infestada.

FUNGICIDAS ANTI RESISTENCIA

Desde el punto de vista de las enfermedades, es importante recalcar que, si bien Botrytis cinerea sigue siendo el principal problema asociado a pudriciones en cerezas, hongos como la Alternaria están cada vez más presentes en distintas zonas geográficas del país, atacando a un mayor número de variedades. Estos patógenos logran establecerse durante el período de floración, debido a primaveras frías y mañanas con mayores índices de humedad ambiental. Si bien cada temporada tiene su particularidad, es importante destacar que, incluso en primaveras secas, patógenos como la Alternaria son capaces de establecerse y generar daños evidenciados en cosecha.

Por lo anterior, proteger tanto la flor como la precosecha es clave para evitar el establecimiento y la propagación posterior de patógenos, donde la rotación de ingredientes activos y modos de acción de los fungicidas también es fundamental.

Corteva Agriscience presenta dentro de su portafolio para cerezos Indar® 2F (i.a Fenbuconazole) y Fontelis® (i.a Penthiopyrad), fungicidas con diferentes modos de acción que ofrecen un programa para el manejo anti resistencia.

Indar® 2F, perteneciente al grupo de los triazoles (IRAC grupo 3), es un fungicida sistémico, con acción preventiva y curativa. Presenta un excelente control para Botrytis cinerea y de Monilinia, siendo una herramienta clave para aplicaciones desde botón rosado. Con una alta lipofilicidad, se absorbe por el follaje, presentando un periodo libre de precipitación (PLP) de dos horas que entrega una amplia protección.

En tanto, Fontelis®, del sub-grupo de las pirazol-carboxamidas (IRAC grupo 7), destaca por su amplio espectro, siendo una herramienta efectiva para el control de Botrytis y Alternaria en períodos de máxima susceptibilidad como floración (sin residuos a cosecha) y precosecha. Con un PLP de una hora, este fungicida preventivo y curativo, con actividad sistémica local, se presenta como una de las mejores herramientas para el control de las principales enfermedades en cerezos.

Esta última temporada se evidenció que el cambio climático está impactando los ciclos de plagas y enfermedades, cuyo comportamiento va cambiando, y las aplicaciones ahora requieren de una observación exhaustiva, especialmente para D. suzukii y B. cinerea.

Contacto:

+56 22 836 7000

Magalí Torés

[email protected]

Constanza Lozano

[email protected]

www.corteva.cl

TM ® son marcas registradas de Corteva Agriscience y sus compañías afiliadas. ©2022 Corteva. Peligro, su uso incorrecto puede provocar daños a la salud y al ambiente. Lea atentamente la etiqueta.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados