icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2021 | Noticias

Consideran recursos por $ 1.594 millones

A través de dos programas enfrentarán la presencia de Lobesia botrana y Drosophila suzukii en la región de Ñuble

Con el fin de erradicar la presencia de Lobesia botrana y controlar Drosophila suzukii en la región de Ñuble se implementarán dos programas que implican recursos por $ 1.594 millones. Los fondos provienen de un convenio suscrito entre el Gobierno Regional y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Ambos esquemas permitirán implementar herramientas para la vigilancia y control de ambas plagas. También consideran capacitar a los productores acerca de los insectos, sus efectos en los cultivos y la manera de prevenir su desarrollo y proliferación. Como parte del programa, está considerado habilitar un centro de multiplicación para producir, liberar y gestionar el uso de controladores biológicos.

El gobernador regional, Óscar Crisóstomo, destacó la importancia de los convenios pues permiten apoyar, en especial a los pequeños productores de Ñuble. También contribuyen a mejorar la actividad frutícola de la zona, que se caracteriza por ser agrícola.

Lobesia botrana.

TRABAJO CONJUNTO

En tanto, el director nacional de SAG, Horacio Bórquez, destacó que el trabajo para erradicar la Lobesia botrana, “junto al System Approach que conseguimos con Estado Unidos después de 7 años, nos ayudan a volver a ser una región bastante más orgánica”, dijo. Agregó que ambos programas son de gran importancia porque beneficiarán a todos quienes se dediquen a la producción frutícola.

En el caso de Drosophila suzukii, conocida como mosca de alas manchadas, destacó que es un problema, en especial para el pequeño productor porque destruye la fruta. Afecta a cerezas, berries y uva de mesa, y es muy difícil de controlar. Por eso, señaló Horacio Bórquez, “el trabajo que tenemos que hacer todos es enseñar al manejo de los frutales y del campo para que no se desarrolle a futuro, la podamos mantener y controlar. Eso se logra trabajando todos juntos”.

Información relacionada:

– Guía para la implementación de monitoreo y de técnicas de manejo y control para D.suzukii en huertos de arándanos, aquí.

– D.suzukii en cerezo: “Esta es una plaga que, mientras se den las condiciones, no da respiro”, aquí.

– Desarrollo de plaguicidas microbianos para el manejo integrado de Lobesia botrana en vides, aquí.