icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Frutales

21 de marzo de 2022
Fruto del programa de mejoramiento genético INIA – Biofrutales

3.3.142, la primera selección de uva de mesa blanca de exportación 100% chilena

3.3.142, la primera selección de uva de mesa blanca de exportación 100% chilena

Productores de Vicuña, Santiago y otras zonas del país comprobaron las cualidades de una selección que podría transformarse en un reemplazo de Thompson Seedless.

Por Miguel Patiño A.

Fotos Ricardo Moreno

Si una simple muestra en un día de campo hace que productores viajen más de 500 kilómetros, es porque hay muchas expectativas.

Eso ocurrió con aquellos que, por ejemplo, recorrieron desde el valle del Aconcagua hasta Vicuña, para encontrarse con el escalamiento de una selección de uva de mesa blanca del Programa de mejoramiento genético de INIA-Biofrutales que aún está en etapa de testeo, pero que ha ido superando con éxito diferentes etapas.

Un sabor dulce con un leve toque de moscatel, sin pepa, con piel limpia, crocante y de un hollejo que resulta fácil de comer, son algunas de las características con las que se encontraron los asistentes al día de campo organizado por INIA, Biofrutales y ANA Chile, el pasado 13 de enero, donde pudieron ver y probar la selección 3.3.142 en la estación experimental de INIA, donde fue plantada en enero de 2020. De igual forma, con el objetivo de que los productores pudiesen conocer esta selección bajo otras condiciones agroclimáticas, el 8 de febrero INIA La Platina recibió a productores de la zona central interesados en conocerla. Allí esta selección está instalada desde 2018.

Selección 3.3.142.

Según expusieron los expertos del INIA, la selección 3.3.142 puede ser cosechada en un periodo similar a Thompson Seedless, entre cinco días antes o cinco días después. Asimismo, ha demostrado ser medianamente vigorosa y bastante productiva, con buena vida de postcosecha y con un volumen estimado (en las hileras demostrativas de evaluación), de 2.000 cajas/ha en su primera producción, y con proyección cercana a 4.000 cajas/ha para un huerto adulto. Ha sido testeada en dos sistemas de conducción: Open Gable y parrón español, con y sin malla protectora, donde se han visto bayas entre 20 y 22 mm.

Esta etapa evaluativa en la que se encuentra esta selección blanca, que ha generado tanto sorpresa como entusiasmo, ocurre en momentos en que uvas tradicionales como Thompson comienzan lentamente su retirada desde los huertos nacionales, debido a los altos costos de manejo tanto en pre y poscosecha. En este sentido, la selección 3.3.142 ha demostrado tener una menor necesidad de mano de obra en relación a los manejos de raleo, poda y arreglo de racimos, que son “más bien básicos, y con una ventana de cosecha bastante amplia”, según señala la Dra. Cecilia Peppi, investigadora de INIA.

Dra. Cecilia Peppi junto al experto en postcosecha, Dr. Bruno Defilippi, exponiendo ante productores invitados en INIA La Platina.

¿REEMPLAZO DE THOMPSON?

Thompson Seedles fue la reina de las variedades blancas en Chile, pero sus altos requerimientos de mano de obra, costos y exigencias de mayores calibres la han hecho retroceder frente al ingreso de nuevas variedades.

“Es superior a Thompson, de todas maneras. Aparentemente se ve fácil de manejar, el racimo se ve muy amigable, yo creo que vale la pena. Hay una característica de Maylen®, que tiene el escobajo muy verde, y aquí también se ve verde. Hay que verlo cómo se comporta en la postcosecha, pero aparentemente sería parecido y eso también es un punto muy favorable”, sostiene Leonardo Marchant, gerente de la exportadora GLS International.

Comenta además que, “como uva blanca, tiene muy bonita conformación, buen color y el  racimo es flexible. Se ve muy interesante, pareciera ser muy productiva. El único ‘pero’ que me preocupa un poco es que no tiene la misma pulpa y crocancia que tienen variedades de otros programas. Hay que ver cómo las van a recibir los mercados”.

En cuanto al calibre, Marchant sostiene que, para que una variedad blanca pueda competir en los mercados, debe tener bayas de 22 mm, “y lo que se ve aquí, con buenos manejos y en huertos comerciales, se puede subir un poquito. En esas características, estaría cumpliendo con todo. Salvo el tema de la crocancia, creo que es una selección que tiene futuro”.

Leonardo Valenzuela, ingeniero agrónomo del departamento agrícola de la productora y exportadora Mi Fruta, no esconde el entusiasmo por el futuro de esta selección. “Me gustó el color, que no es un verde amarillento, sino que juega entre verde y verde crema, que es bastante interesante, con un sabor muy agradable, con un pequeño toque moscatel. Tiene un hollejo firme, pero a pesar de eso no es hollejuda; es fácil de comer”, señala.

¿A qué se parece? De acuerdo a Valenzuela, “en cuanto a pulpa y a forma, es parecida a una Sweet Globe™, pero quizás con un mejor sabor desde mi punto de vista”.

El gerente comercial de A.N.A. Chile, Andrés Valdivieso, comenta que esta es una selección que los tiene muy entusiasmados. “Creemos que tiene muchas ventajas, sobre todo a nivel de productor, por eso el entusiasmo de la gente. Tiene una interesante fecha de cosecha, porque se adelanta al gran volumen de variedades verdes que hoy se están plantando de otros programas. Está en la misma época de Thompson, pero no tiene las dificultades que tiene Thompson. Por lo tanto, creemos que puede ser un reemplazo para esta variedad, y eso la hace atractiva por ser una selección de fácil manejo”.

A diferencia de Thompson, Valdivieso señala que “tiene la facilidad de podarla en pitón, y entregar una gran oferta de racimo, que la hace muy atractiva. También tiene una muy buena respuesta al raleo, por lo tanto el arreglo de racimo posterior también es fácil, y esas dos cosas hace que uno gaste menos dinero finalmente en el manejo”. Frente al calibre, Valdivieso destaca que no hay que olvidar que lo que se ha visto han sido solo cuarteles de ensayo, pero que cuando “selecciones como esta pasan a nivel comercial, expresan su potencial sobre todo en calibres, por lo tanto nosotros esperamos que esta selección que hoy se muestra en torno a 20 mm, pueda llegar fácilmente a 22 mm cuando esté en manos de productores”.

Presentación de la selección 3.3.142 de la estación experimental de Vicuña.

UNA UVA PARA RECORDAR LOS SABORES DE INFANCIA

Quienes vieron en terreno esta selección pudieron viajar en el tiempo, y recordar cuando comían uva de mesa de pequeños, en los parrones de sus casas. La Dra. Paola Barba, directora del Programa de Mejoramiento Genético de Uva de Mesa del INIA cuenta que este resultado es fruto de un largo proceso que partió en la década de los 80′, mientras que la selección 3.3.142 se generó el 2006, a partir de una selección anterior que no llegó a mercado. “A diferencia de Maylen®, que es hija de las variedades tradicionales Flame y Black, la selección 3.3.142 es una segunda generación de avance, por eso la llamamos ‘nieta’ de variedades tradicionales”.

Sobre las características que destacan de la selección 3.3.142, la genetista argumenta que “todo lo que observamos tiene una componente genética y una componente ambiental, la proporción es variable», pero muchos de esos rasgos, “pueden ser modulados por el manejo de los productores como, por ejemplo, el calibre y la firmeza”, y añade: “Lo importante es tener una buena base genética para que el productor parta de un piso más arriba, por ejemplo acá con manejos que no son tan intensivos logramos obtener fácil 20 o 21 mm, pero perfectamente un productor puede tener calibres más altos. Lo que se ve acá es una muestra de lo que se hizo, pero de ninguna forma está escrito en piedra”, explica la Dra. Barba.

La importancia de haber obtenido este desarrollo, justo en momentos en que tanto la superficie como la producción de Thompson comienza a retroceder, es que la selección 3.3.142 es la primera uva de mesa blanca 100% chilena con características de exportación.  “Anteriormente INIA registró una variedad de nombre Ilusión, que es muy sabrosa y temprana, pero no mantiene calidad ni condición después de 30 días en guarda, entonces no tiene ninguna salida de exportación. En un PMG es necesario definir objetivos para obtener productos competitivos, y hace más de 10 años el programa se orientó a la exportación, y este es el primer resultado de uva blanca con potencial comercial”.

INIA-G3 ya es una realidad comercial

INIA-G3 (de color rojo, sin semillas y sabor moscatel), fue recientemente lanzada de forma comercial luego de realizar el escalamiento en INIA, ya está siendo ofrecida por ANA Chile a los productores, y muy probablemente comenzará a ser plantada este año, de acuerdo a Andrés Valdivieso, su gerente comercial. El ‘royalty’ es de US$1,25/planta y de US$0,65/caja exportada con un techo máximo de US$2 mil por ha. “La idea es abrir una superficie de solo 180 hectáreas, que se plantarían entre este año y el próximo, para ver el nivel de interés que genera entre las empresas que son parte del programa”, comenta Valdivieso.

“Es de manejo fácil y con estas características, yo creo que tiene un potencial grande”.

Dra. Cecilia Peppi.

UNA SELECCIÓN PARA TODAS LAS ZONAS PRODUCTORAS DEL PAÍS

Para la Dra. Cecilia Peppi, la selección no tiene grandes defectos. “Me gustaría que el raquis fuera más aguantador, pero no le veo grandes problemas”, comenta sobre una uva no debería tener problemas para poder darse en todas las zonas productoras de uva de mesa del país.

Esta selección, como todas las selecciones del programa de mejoramiento genético, terminan con un análisis de postcosecha donde se exigen 45 días de guarda en frío, como mínimo, pensando en su resistencia a las condiciones de exportación. De acuerdo a la Dra. Peppi, se probó con 60 días, donde se comportó “bastante bien, con cierto grado de deshidratación del raquis durante la guarda en frío, tal como ocurre con cualquier uva”.

Respecto a los manejos de esta selección, la experta detalla que, para ser una uva blanca, “es de manejo fácil y con estas características, yo creo que tiene un potencial grande. Sobre todo, porque no tiene mucha competencia, considerando las dificultades de las pocas uvas blancas disponibles. En cambio, esta tiene un manejo muy simple. La poda es simple, no necesita una poda en cargador, y aunque necesita un raleo químico suave, la intervención posterior con tijeras es bastante básica. Un arreglo simple y descole suena super razonable”. Destaca además que es una selección que permite una ventana de cosecha bastante amplia en comparación a otras uvas de mesa, por lo que le asigna “una plasticidad interesante”.

La Dra. Peppi subraya además que, es clave una variedad blanca, que sea buena y tenga estándares de exportación, es algo “tremendamente difícil, porque las exigencias son mucho mayores. A pesar de todo, Thompson siguió siendo “reina” un montón de tiempo, y probablemente después de la lluvia de enero del año pasado terminó de morir, pero costó mucho encontrar alternativas, contrario a lo que ocurrió con uvas rojas”, finaliza.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés