icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2017 | Uva de mesa

Dragomir Ljubetic, asesor

Un vistazo a las nuevas variedades de uva de mesa más prometedoras en Chile

Pocos tienen la posibilidad de hablar con conocimiento de causa y experiencia en terreno de las variedades de los diversos programas de mejoramiento. Uno de ellos es Dragomir Ljubetic, quien acumula ensayos de investigación y asesorías o contacto directo en la producción a nivel comercial. Su visión de los cultivares patentados con mayores proyecciones (hasta el momento, porque todavía hay mucho que aprender) en las siguientes páginas.

El ingeniero agrónomo Dragomir Ljubetic, consultor socio de la empresa V&F y miembro de UVANOVA, la Comisión de Investigación para el Desarrollo de la Uva de Mesa, sin duda se ubica en los primeros lugares del ranking entre los chilenos que más variedades de vid nuevas o patentadas han evaluado, tanto en parcelas de ensayo como a nivel productivo comercial. En la última Conferencia de Redagrícola entregó su experiencia, planteando que, más que hablar de “todo lo que sabemos de las nuevas variedades de uva de mesa”, es mejor decir “todo lo que debemos seguir aprendiendo de ellas, porque todavía sabemos poco”.

Cuadro 1. Evolución de cuatro nuevas variedades destacadas en EE.UU. en las tres últimas campañas (cajas de 10 kg).

Para contextualizar, Ljubetic revisó lo ocurrido hasta el momento en Chile, Estados Unidos y Perú. En EE.UU. la producción de uva de mesa pasó de 92 millones de cajas en 2009/10 a 110 millones en 2016/17. De una participación inicial en ese periodo cercana al 76%, las variedades tradicionales Thompson, Flame, Red Globe, Crimson, Sugraone y Autumn Royal disminuyeron a poco menos del 37%. Nuevas variedades como Scarlett Royal, una “Crimson killer”, y otras muestran una tendencia notoriamente inversa (cuadro 1). El recambio varietal en Norteamérica ha sido muy potente, y destaca su impacto en el volumen total vía mayor productividad, pues los estadounidenses “no han plantado ni un acre adicional, sino que han disminuido la superficie. Asumimos que esa característica debería repetirse en los otros países” subrayó el especialista.

En Perú, la figura 1 grafica la disminución de uva roja con semilla (Red Globe). Empiezan a ganar terreno otras rojas sin semillas, como Crimson, o blancas, principalmente Superior, indica Ljubetic. Y el volumen de las nuevas variedades se duplica.

Figura 1. Evolución de las exportaciones de Perú últimas 2 temporadas

Cuadro 2. Exportaciones peruanas de nuevas variedades, campañas 2015/16 y 2016/17.

En la campaña 2016/17 las variedades patentadas ya representaron un 8,5% de las exportaciones de uva de mesa, con 3,39 millones de cajas sobre un total de 39,80 millones (fuente: C. Urban Exportadora Santa María), ver cuadro 2. Aunque lejos todavía del cambio verificado en EE.UU., ese porcentaje indica una tasa de cambio de variedades levemente más rápida que la de Chile, con la ventaja de que, mientras en nuestro país se necesitan 3 años para plena producción, en Perú se alcanza en 18 meses. Por consiguiente, en el corto plazo la oferta de variedades nuevas de Perú debería avanzar más que la chilena.

Otro competidor, como India en Europa (principalmente Rusia), tiene su peak en febrero. Una “piedra en el zapato” que exige tener variedades muy competitivas. Por otra parte, continúa Ljubetic, aumentan las guardas estadounidenses; Sudáfrica, con 34 millones de cajas, que golpea en Europa en diciembre y enero; Australia para la parte tardía, con 13 millones de cajas y creciendo con variedades nuevas; el marketing order que si sufre algún cambio va a ser a más temprano; las zonas tempranas de México. Pero el mayor problema de competitividad de nuestra uva de mesa está dada por la fumigación con bromuro de metilo. “Estamos matando las variedades”. Todas, sin excepción, remarca, sufren un gran deterioro del escobajo. “Debemos contar con un sistema como el system approach o la irradiación, porque la temperatura de pulpa en el puerto de destino para la fumigación es en promedio de 9°C. No se le puede pedir a una variedad que viaje bien y que llegue con el escobajo sano después de ese trato”.

Cuadro 3. Exportaciones de nuevas variedades en Chile temporada 2016/2017 (cajas).

En Chile en la campaña 2015/16 solo el 4% de las exportaciones correspondieron a cultivares patentados. Ese porcentaje se duplicó en 2016/17 debido a que el total de cajas de ellos subió de 3,4 millones a 6,8 millones. Sin embargo, todavía representan menos de un décimo del total de los envíos al exterior. Ljubetic calificó el recambio varietal como “extremadamente lento”. Las variedades más exportadas pueden apreciarse en el cuadro 3, con predominio de las rojas.

Haciendo una proyección a partir de las plantas comercializadas por los viveros a nivel nacional (información de la Asociación de Viveros de Chile, AGV), suponiendo 1.000 plantas/ha, al 2015 las nuevas variedades sumaban 4.814 ha. Con posterioridad, algunas han aumentado su superficie de manera importante, como Timco y Arra 15 (pasando de 1.140 y 684 ha a alrededor de 1.500 y 1.000 ha, respectivamente). Otras, como Sable, Krissy o INIAgrape-one ya están agotando el cupo disponible para el país. O, como Magenta, tuvieron un “debut y despedida” por un tema de mala condición, indica el consultor. Entre las ocho más plantadas solo aparecía una blanca.

Hoy existe un desplazamiento del momento productivo respecto de lo tradicional, analiza el especialista. “Así, en Uvanova estimamos que Copiapó, por la competencia peruana y las guardas americanas, va a concentrarse desde mediados de diciembre a fines de enero. Eso presiona a la 4ª Región para ir desde mediados de enero a mediados de febrero, a la 5ª Región a ubicarse en febrero y la 6ª y RM partiendo el 15 de febrero a fines de abril para terminar los primeros días de mayo, lo cual empuja a hacer un cultivo bajo plástico en una gran cantidad de variedades. Cultivares muy competitivos de alto rendimiento están saliendo al paso de otros tradicionales que no lo son tanto, en la misma fecha, por ejemplo, una Timco de Copiapó con una Flame de la zona centro-sur”.

Para continuar leyendo este artículo y conocer el detalle de las variedades en Chile, ingrese al siguiente link:
Un vistazo a las nuevas variedades de uva de mesa más prometedoras en Chile